Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Recuerdan Consejo de Guerra que condenó a ex preso político

El ex administrador portuario de Punta Arenas durante el gobierno
de la Unidad Popular, fue condenado a 20 años de prisión.

Por La Prensa Austral lunes 7 de enero del 2013

Compartir esta noticia
230
Visitas


El ex administrador portuario de Punta Arenas durante el gobierno de la Unidad Popular y militante comunista, Jaime Arizaga Cristóbal, fallecido en Canadá el pasado 27 de diciembre, fue condenado a 20 años de prisión, tras el golpe militar de septiembre de 1973, recuerdan quienes lo conocieron.

Los antecedentes contenidos en informes sobre derechos humanos, dicen que fue cabeza del Consejo de Guerra Rol 23-73 celebrado en Punta Arenas los días 18 y 19 de marzo de 1974 contra 27 militantes del Partido Comunista. Se efectuó en el Regimiento Pudeto , en una dependencia que fue anteriormente una capilla católica.

Señalan también que Jaime Arizaga junto a otros compañeros recibió una condena de 20 años de prisión. Los juristas de la Vicaría de la Solidaridad comentaron este Consejo de Guerra en el tomo II del libro “Jurisprudencia” y destacan sus arbitrariedades y extravagancias, en total cinco. De éstas, la más importante que el comandante en jefe de la Quinta. División de Ejército, general César Raúl Benavides, sin fundamento alguno elevó casi todas las penas.

Al concluir este trabajo de investigación jurídica, la Vicaría tuvo el convencimiento “que el examen objetivo e imparcial de las sentencias pronunciadas por Consejos de Guerra (…) debe producir en los lectores, dotados o no de conocimientos jurídicos, la convicción de que estos tribunales pervirtieron su deber esencial de decidir los asuntos sometidos a su conocimiento con estricta sujeción al Derecho, la recta razón y la equidad, y, lejos de constituir instrumentos para la protección efectiva de los derechos de las personas y para la realización de la justicia, lo fueron para la consecución de objetivos punitivos inspirados en designios político-militares”.

Quienes conocieron su historia, recuerdan que el ex administrador portuario antes de su detención en el campo de concentración de Río Chico en isla Dawson, estuvo en el campo de concentración del estadio Fiscal de Punta Arenas (en construcción).

Dicen que allí, un domingo de enero de 1974 fue brutalmente torturado por varios oficiales ebrios de la Fuerza Aérea, encabezados por los tenientes Peralta y Allende. Señalan que después de horas de ensañamiento, arrojaron su cuerpo ensangrentado en el calabozo denominado “Whisky”, y permaneció postrado en ese lugar durante varios días, sin atención médica. Comentan que fue un suboficial el que impidió su asesinato.

El 18 de marzo de 1974 se inicio el Consejo de Guerra, el cual desarrolló, expresan los testigos, en un ambiente de gran tensión; sin un mínimo de garantías para la decena de abogados defensores, el que estuvo encabezado por Alfio Vezzani y Héctor Calvo Garrido, este último, a la sazón, secretario del Colegio de Abogados de Magallanes.

Contextualizan la situación de esta manera: “Un hecho dramático sucedió cuando el abogado Antonio Mihovilovic a escasos minutos de iniciar su defensa, fue violentamente interrumpido por el presidente del Consejo de Guerra, capitán de navío Sergio Cid. Este le espetó: abogado Mihovilovic usted está incurriendo en desacato contra este Honorable Consejo de Guerra y le conmino a tener un comportamiento respetuoso, de lo contrario ordenaré su arresto. El abogado Mihovilovic le respondió: señor presidente, he terminado mi defensa. ¿Qué otra cosa podía decir y hacer el jurista?

Los jueces del Consejo de Guerra fueron el capitán de navío Sergio Cid; los capitanes de corbeta Carlos Parra y Arturo de la Barrera; el capitán de fragata (j) Walter Radic Prado (militante del PDC); el teniente coronel de Ejército, Roberto Guillard; el mayor de Ejército Jorge Aránguiz; el comandante escuadrilla Fach, Nathan Nazuc; y el teniente coronel de Carabineros, Marcelo Salas.