Necrológicas
  • José Arturo Sotomayor García

Regalo de Navidad no le funcionó

Un frustrado regalo de Navidad recibió un menor porvenireño de 12 años, luego que el Ipad 2 Tablet que adquirió su padre en un local de Zona Franca, no funcionó, y hoy el recinto comercial no se haría responsable, según denunció Patricio Sánchez Guerrero, un camionero domiciliado en Porvenir que viajó expresamente a Punta Arenas para realizar las gestiones del caso.
[…]

Por La Prensa Austral miércoles 2 de enero del 2013

Compartir esta noticia
35
Visitas


Un frustrado regalo de Navidad recibió un menor porvenireño de 12 años, luego que el Ipad 2 Tablet que adquirió su padre en un local de Zona Franca, no funcionó, y hoy el recinto comercial no se haría responsable, según denunció Patricio Sánchez Guerrero, un camionero domiciliado en Porvenir que viajó expresamente a Punta Arenas para realizar las gestiones del caso.

Explicó que la compra la hizo el 15 de diciembre pasado en el local New Ark del segundo piso del módulo central, pagando un valor de 239.900 pesos por el equipo. Indicó que el Ipad no fue probado al ser adquirido y posteriormente simplemente no encendió.

El jueves 27 cruzó en el ferry Crux Australis desde Porvenir y el viernes 28 se presentó en el local comercial para hacer el reclamo pertinente, sin que haya tenido la acogida que esperaba, luego que el comerciante encargado desestimara hacerse responsable de la falla experimentada por el equipo. “La respuesta derivó en un incidente que hizo necesaria la presencia de Carabineros”, subrayó, al explicar que incluso intervino un funcionario de la administración de Zona Franca como mediador sin arribarse a ninguna solución.

Según la versión de Patricio Sánchez, la empresa se escuda que el comprador no cuenta con el respaldo de la boleta del producto, aunque éste se defiende señalando que el vendedor le extendió la boleta de venta Nº2085565 cuya fecha no coincide con el día que realizó la compra, además que en ella figura la adquisición de un Ipad 3 de 16 GB, por un valor de $349.900, el que no corresponde al artículo en mención.

El cliente sólo exige la devolución de su dinero, ya que para ello, dijo, más que se le exija la boleta del producto, basta que la empresa revise en su sistema informático el registro de ventas del día 15 de diciembre de 2012 y allí va a figurar el equipo adquirido. “Yo en ningún caso estoy actuando de mala fe”, remarcó.

Esta semana el caso será puesto en conocimiento del Servicio Nacional del Consumidor.