Necrológicas
  • María Luisa Domich Artigas
  • Mario Alberto Maringue Moya
  • Ema Barría
  • Irma Eliana Navarro Serón
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

Repunte en el comercio por el Día de la Madre

Las tradicionales tarjetas, los pañuelos y las botas son los regalos más comprados por los magallánicos.

Por La Prensa Austral domingo 8 de mayo del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
17
Visitas


Una semana de gloria vivió el comercio los días previos al Día de la Madre ya que los magallánicos aumentaron las ventas en busca del regalo ideal.

Como en todas las fechas que conmemoran un día especial, ligado a los afectos, las tiendas comerciales sacaron cuentas alegres.

Tal como afirman los vendedores del centro de la ciudad, hay quienes prefieren ir a comprar al mall debido a la variedad y las ofertas que permiten obtener un producto “bueno, bonito y barato”; pero también hay locales tradicionales que no pierden su clientela y que aumentaron sus ganancias notablemente respecto de un día normal. “Es como una pequeña navidad”, afirmó la encargada de tienda Village, Vilma Pinto, quien dijo que en relación al año pasado las ventas crecieron en un 15%.

Lo más vendido
Justamente, Village es una de las tiendas que más demanda tiene en este día. Las tradicionales tarjetas, los peluches y arreglos florales siguen siendo un clásico para sorprender a las mamás. “Demostrar el cariño a través de un mensaje en una tarjeta, no se pierde”, aseguró Pinto.

Pero estas tarjetas siempre van acompañadas de otro obsequio que puede ser una prenda de vestir, un perfume o una joya, entre otras cosas. La jefa de tienda del Patio Betsahur, Ana María Sepúlveda, contó que lo más vendido fueron los pañuelos y las botas, dos accesorios sumamente útiles para una mujer, especialmente, en invierno.
El balance que realiza también es positivo. “Las ventas han estado similares al año pasado con un repunte el día jueves que hicimos un evento donde se vendieron varios artículos”, expresó.

En tanto, para las mujeres más complicadas o difíciles de dar en el gusto, este año las “gift card” fueron la alternativa. Existen tanto para comprar artículos como para ocupar en sesiones de masajes o algún servicio de estética. Una buena forma de regalonearlas.