Necrológicas

Roberto McLeod: “Los Ceop’s son la forma de hacer hoy negocios en el mundo petrolero y no significarán pérdida de empleos”

Como gerente local, ¿está en condiciones de asegurar que aquí no hubo nada turbio y que no existen intenciones ulteriores de privatizar la empresa?
[…]

Por La Prensa Austral sábado 17 de septiembre del 2011

Compartir esta noticia
36
Visitas


Como gerente local, ¿está en condiciones de asegurar que aquí no hubo nada turbio y que no existen intenciones ulteriores de privatizar la empresa?

– “¡Por supuesto! Yo, como gerente local, vengo del extranjero en que ésta es la forma de hacer negocios en el mundo petrolero. Aquí nosotros no ponemos ni un peso y las empresas que son socias nuestras se hacen cargo de toda la inversión. ¡Cosa que es excelente!”.

– Pero, así sólo se quedará con el 50% de la eventual producción y, para algunos, hubiera sido mejor que Enap se quedara con el 100%.

– “Obvio, pero tal como lo han dicho algunos ministros: “¡Ojalá que la Enap tuviera toda la plata para hacer todo, pero ello no es factible, no la tenemos. Lo que sí vamos a mantener nuestros niveles de inversión superiores al año pasado para seguir con nuestras propias exploraciones para seguir con los bloques que son nuestros, en los cuales hemos tenido algunos éxitos durante este año”.

Así defiende el gerente de Enap-Magallanes, Roberto McLeod la decisión de la estatal de seguir adelante con los contratos especiales de operación petrolera (Ceop’s) y celebrar nuevos acuerdos en cinco nuevos bloques en Tierra del Fuego.

Los Ceop’s propuestos al ministerio de Energía se celebrarán con las petroleras GeoPark, YPF y Wintershall y significarán que, en los próximos tres años, invertirán en prospección unos US$145 millones.

Pero, el anuncio de la decisión de la estatal generó un gran rechazo entre parlamentarios de la zona, representantes ciudadanos y de la propia Federación Nacional de Trabajadores del Petróleo. Esta última acusó al gobierno de Piñera de operar de espaldas a la ciudadanía y de buscar la privatización de Enap.

McLeod explicó que sólo en uno de los casos se ofertó un nivel de participación que deja a Enap con el 40%, siendo los otros 50%-50%.

La inversión comprometida permitirá perforar 29 pozos en los cinco bloques de Tierra del Fuego y realizar sísmica tridimensional (3-D9) en 2.170 kilómetros cuadrados.

“El modelo de negocios que está usando Enap es el que se usa en el mundo petrolero, en que las empresas, cuando tienen que explorar y como quieren diversificar el riesgo exploratorio, se asocia con terceros. Es lo que hace Enap con su filial internacional Sipetrol, que es 100% estatal en Argentina, Ecuador y Egipto. Sólo como ejemplo, en Egipto somos socios con tailandeses, escoceses, con kuwaitíes, y nosotros aportamos parte del dinero para la exploración y los socios el resto”, planteó.

“Aquí en Magallanes -siguió su explicación-, nosotros, siendo socios, aportamos cero en la etapa de exploración… Por lo tanto, la propiedad de la empresa no tiene nada que ver con este modelo de negocios, pues seguimos siendo 100% estatales. ¡Más aún, los Ceop’s existen en Chile desde el año 1977 y el bloque Lago Mercedes -que es uno de los licitados ahora- se inició con empresas como Texaco y seguimos siendo estatal y desde el ‘77 al ‘99 hubo como 18 Ceop’s a través de todo Chile!”.
Así, McLeod busca echar por tierra las aprensiones sobre la eventual privatización de Enap y agrega que en 2007 se firmaron otros nueve Ceop’s, pero que la empresa sigue siendo estatal.
“Entonces, esto no cambia la historia”, remarcó.

– ¿Usted quiere afirmar que el generar nuevos Ceop’s no compromete para la nada la calidad de empresa estatal?
– “¿La propiedad de la empresa? ¡Para nada!”.

– ¿Y por qué, entonces, los trabajadores que deben conocer de ustedes la realidad y los planes de la empresa y los parlamentarios que también tienen acceso a los reportes de la gerencia, insisten en expresar sus temores sobre una privatización?

– “Mire, nosotros no podemos hacer todo solos porque no tenemos el dinero suficiente. Segundo, tenemos un déficit de hidrocarburos y tenemos que ubicar rápido nuevas reservas tanto de gas y petróleo. Si lo hacemos solos, estamos atacando un solo frente. Hoy estamos atacando más de quince frentes: los nueve Ceop’s anteriores, más los de Enap, más los cinco nuevos. Lo que pasa es que nuestro aporte a los Ceop’s es nuestro conocimiento y toda la información que tenemos desde antes. En cambio nuestros socios ponen el capital que necesitamos. Con esto, estamos apurando encontrar mayores reservas”.

– Pero, no me contestó. ¿Por qué, entonces, ellos critican esto?

– “Creo que no se entiende el modelo de negocio”.

– Se sospecha del modelo, pensando que detrás de él se esconde la privatización inminente.

– “Claro, pero no ese el objetivo porque ésta es la forma de hacer negocios en el mundo de los hidrocarburos y lo hemos hecho nosotros por muchos años desde 1990 con Sipetrol y seguimos siendo 100% estatales”.

– La federación acusa que el proceso se hizo a espaldas.

– “No, si lo anunciamos públicamente en diciembre de 2010”.

– Sí, pero ellos cuestionan que no ha existido información sobre las empresas invitadas, las ofertas recibidas y los montos ofrecidos.

– “Cuando uno invita a estos procesos, se está sujeto a acuerdos de confidencialidad, uno nos los puede hacer público porque las empresas que van a participar pueden saber quiénes van a ser o no sus competidores y, mientras no se cierra el proceso, ahí recién vamos a ir con las seleccionados al ministerio de Energía para presentar los acuerdos y tenemos que esperar que el ministerio acepte estos Ceop’s. Lo que hemos mostrado nosotros son las inversiones y el número de pozos que se comprometen a perforar. Esto fue un proceso por invitación a 30 empresas muy prestigiosas y así, en vez de haber licitado, nos aseguramos que todas son buenas”.