Necrológicas
  • José Arturo Sotomayor García

Salud pide la renuncia a director del Hospital Clínico

En su reemplazo asumiría el urólogo Mario Mayanz. Al médico Bernardo Chávez se le formuló la petición en forma escrita y verbal. No obstante, éste se habría negado a dimitir

Por La Prensa Austral martes 30 de agosto del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
177
Visitas


Ayer, después de 50 días al mando de la dirección del Hospital Clínico Doctor Lautaro Navarro, autoridades del Servicio de Salud Magallanes le pidieron la renuncia al médico Bernardo Chávez debido a diversos conflictos surgidos por el enrarecido clima laboral imperante desde su llegada al frente del recinto hospitalario.

La petición fue efectuada por el director del Servicio de Salud Magallanes, doctor Jorge Flies. Según fuentes de Salud la petición de renuncia se efectuó de forma escrita y oral. No obstante, Bernardo Chávez se habría negado a dejar el cargo, argumentando que cumplirá con la tarea que le fue encomendada al momento de asumir sus funciones. Además, trascendió que Chávez planteó que se le presente de manera documentada las razones por las cuales se le solicita su alejamiento del cargo.

Cabe señalar que tan solo la semana pasada la consultora “In actum”, presentó al director del Hospital Clínico los resultados del cuestionario sobre clima laboral, donde se establece que cuatro de diez funcionarios no se encontraban a gusto con el ambiente que reina en su entorno laboral.

La otra cara del problema

Según una fuente hospitalaria que pidió mantener en reserva su identidad, gran parte del descontento de los trabajadores del recinto médico obedece a que Bernardo Chávez es altamente riguroso y exigente en el desempeño del trabajo profesional y que busca estar al tanto de todo el quehacer médico cotidiano, marcando una fuerte presencia durante los siete días de la semana. Esa impronta es la que habría generado roces y producido el deterioro y distanciamiento entre el personal del hospital y su director.

La misma fuente añade que, incluso, ha habido ocasiones en que el director llegaba muy temprano al hospital y constataba in situ, que algunos funcionarios marcaban las tarjetas de ingreso de otros colegas, que a su vez llegaban más tarde de la hora de inicio de la jornada laboral.

Durante la mañana de ayer el doctor Jorge Flies acompañado de la seremi de Salud María Isabel Iduya, acudió al despacho del intendente Storaker para darle cuenta de la decisión.