Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Se licenciaron simbólicamente de 4º medio cinco jóvenes con capacidades distintas

Durante la misa que se efectuó ayer, a las 11 horas, en la Parroquia San Miguel Arcángel, en el sector sur de Punta Arenas, cinco estudiantes con capacidades distintas, del Liceo Polivalente María Behety de Menéndez, se licenciaron de enseñanza media simbólicamente, ante Dios.
[…]

Por La Prensa Austral lunes 12 de diciembre del 2011

Compartir esta noticia
33
Visitas


Durante la misa que se efectuó ayer, a las 11 horas, en la Parroquia San Miguel Arcángel, en el sector sur de Punta Arenas, cinco estudiantes con capacidades distintas, del Liceo Polivalente María Behety de Menéndez, se licenciaron de enseñanza media simbólicamente, ante Dios.

Así lo destacó durante su homilía el párroco y vicario de la Diócesis de Punta Arenas, Fredy Subiabre Matiacha.
Se trata de las estudiantes con Síndrome de Down, Brenda García y Carolina Toro; Denise Ampuero y Jessica Soto, sordomudas; y Camilo Jadué, quien padece un retraso sicomotor.

El recientemente refaccionado templo albergó a los emocionados familiares y parte de los integrantes de la comunidad escolar, uno de cuyos profesores, Cristián Vásquez Cicarelli, encargado del proyecto de integración del liceo, entregó un mensaje de reconocimiento y cariño hacia estos esforzados jóvenes, ejemplo de tenacidad y perseverancia, como lo indicó el alcalde Vladimiro Mimica Cárcamo, invitado a la ceremonia.

En medio de la misa, los cinco egresados de enseñanza media se pararon en el altar, frente a los feligreses, para recibir un cirio encendido, en representación de la luz de Dios que guiará sus caminos.

Al finalizar la misa, el alcalde Mimica invitó a los jóvenes a la ceremonia del 163º aniversario de Punta Arenas, que se efectuará el próximo domingo, a las 19 horas, en el gimnasio Cordenap.

Alegría versus tristeza

Erika Soto Passek, madre de Brenda García Soto, de 20 años, no pudo evitar emocionarse hasta las lágrimas al expresar lo que significó para ella esta ceremonia de egreso simbólica.

“Estoy emocionada, emocionada… porque yo esperaba que esto fuera en el Liceo María Behety, como todas las licenciaturas, el que, obviamente, está hoy día en una situación que da pena pensar que pudiésemos hacer algo ahí. Nuestra idea es que se haga la licenciatura en otro lugar. Pero no lo sabemos, recién el martes tenemos una reunión y ahí van a confirmar si se hace”, comentó.

Brenda inició su educación en un jardín de la Fundación Integra y luego fue integrada a los colegios municipales desde 1º básico.

Junto a Carolina Toro, son las segundas jóvenes con Síndrome de Down egresadas de enseñanza media en la educación formal, a nivel nacional, y las primeras en la región.

“Ella soñaba con esto”, agregó Erika Soto.

Sobre la tristeza que significa para las familias de estos cinco estudiantes no licenciarse de 4º de enseñanza media, la madre de Brenda señaló que ante la “toma” que afecta al liceo, no se ha considerado en ningún momento a los estudiantes integrados que sufren alguna discapacidad física o intelectual.

“Si bien comparten algunas situaciones de los demás alumnos, viven una situación diferente. No van a entender nunca por qué no se van a poder licenciar”, manifestó con impotencia.

Una opinión similar es la que tiene Soraya, madre de Camilo Jadué Jadue, de 18 años, quien no ocultó su decepción por la no realización, hasta ahora, de la licenciatura de los 4º medios.

“No era lo que esperaba, porque fueron muchos meses sin clases”, dijo.
Asimismo, afirmó sentir alegría por un lado, porque su hijo concluye una etapa, pero, a la vez, angustia, debido a lo incierto del futuro que le espera.