Necrológicas
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Isabel Barrientos Barría

Se querellaron contra autores del robo de 87 borregos en estancia Cañadón Grande

El ganadero José Marín tiene sospechas fundadas de quienes estarían cometiendo el abigeato.

Por La Prensa Austral jueves 13 de diciembre del 2012

Compartir esta noticia
81
Visitas


Desconocidos consumaron el robo de 87 borregos desde la estancia ganadera Cañadón Grande, ubicada en el kilómetro 20 de la ruta a Posesión, cortando los alambrados instalados por los propietarios. El robo reiterado de este tipo de animales ha arrojado pérdidas millonarias para su propietario, por lo que ayer se interpuso una querella criminal en contra de quienes resulten responsables del abigeato.

El ganadero José Marín Antonín, acompañado del abogado Marco Alvarado Aguilar, formalizó la presentación de la acción judicial ante el Juzgado de Garantía de Punta Arenas, a fin de que se inicien las diligencias necesarias para dar con el paradero de los autores de los delitos de abigeato que está afectando su predio, situado a 198 kilómetros al norte de la capital regional.

Al respecto, el denunciante señaló a nuestro medio que desconocidos habrían cortado con herramientas el alambrado de cierre del predio, y que además habían destruido parte de una segunda valla instalada precisamente para disminuir la sustracción de ganado del que han sido víctimas en los últimos años.

“Nosotros llevamos controles casi semanales, y de esta manera nos percatamos, hace más o menos 12 días, de la sustracción de los 87 borregos, los cuales tienen un avalúo cercano a los 9 millones de pesos por lo que dimos aviso a los carabineros del sector”, denunció. Luego agregó que los que ejecutaron el robo, se tomaron la molestia, para ocultar el hecho, de reparar la cerca y así no dejar evidencias por dónde fueron sacados los borregos. No obstante, revisando los cierres, encontraron las evidencias que presentaron a las autoridades judiciales.

Apuntó que durante mucho tiempo han sido víctimas de este tipo de ilícitos, indicando que si bien es complejo prevenir, sí se hacen los esfuerzos necesarios para disuadirlo, ya que actualmente poseen cerca de 3.200 cabezas de ovinos en los predios, por lo que es preocupante que sigan ocurriendo los robos. No obstante, confía en que con la modificación a la ley que regula el abigeato y transporte de animales pueda ponérsele atajo al flagelo que los atormenta.

“Tenemos una nueva normativa, y nosotros esperamos que de alguna medida pueda favorecer la investigación, pero sí creemos que existe una descoordinación en su aplicación, en el sentido de quién controla a quién, ya que independiente de que la legislación sea más dura, no se establece o no se sabe qué institución debe realizar qué labor fiscalizadora”, comentó.

Marín puntualizó que de acuerdo a las primeras pesquisas, los autores actuarían durante la noche, y aseguró tener sospechas fundadas de quienes estarían ejecutando los robos, aunque declinó entregar mayores antecedentes, argumentando que dicha información se le entregará a quien se haga cargo de la investigación.

Por su parte, el abogado Marco Alvarado, señaló que la acción judicial tiene como objetivo aplicar la nueva ley de abigeato, sacarle el máximo provecho a la nueva disposición, y lo que más representa el interés jurídico de la acción es que se investigue el hecho, que se determinen los autores y que se persigan las responsabilidades penales y civiles que correspondan.