Necrológicas
  • Edith Villarroel Cárdenas
  • Nieves Martínez Mihovilovic
  • Aurora Cárcamo Urbina

Senadora Carolina Goic: “Desmiento todo tipo de intervención en la elección del presidente del Consejo Regional”

– La parlamentaria negó que haya buscado que Nicolás Gálvez fuera electo en tal cargo y también enfrentó las críticas surgidas en contra de su partido en los ámbitos de las reformas Tributaria y Educacional.

Por La Prensa Austral domingo 20 de julio del 2014

Compartir esta noticia
19
Visitas


La senadora Carolina Goic negó toda intervención en el proceso para que los consejeros regionales eligieran al presidente de dicho cuerpo colegiado y planteó que no fue una derrota de la Democracia Cristiana el que haya asumido un socialista en la testera del Core, pese a que tuvo, en su momento, a dos de sus militantes disputándose tal cargo.
Igualmente, desmintió que la DC se esté transformando en un obstáculo para que este gobierno apruebe los proyectos de ley que plantean reformas profundas como la Tributaria y la Educacional.

La senadora no oculta su felicidad porque se promulgaron dos proyectos impulsados por ella que están dentro de una agenda de conciliación de vida familiar con el ámbito laboral que presentó hace tiempo, línea que ha tratado de impulsar durante todo su trabajo legislativo.

Se trata de “la ley papito” -“nombre que me encanta”, indicó- que busca que los padres también puedan usar el permiso de alimentación. Hoy la madre trabajadora puede utilizar una hora laboral para cumplir con tal tarea y, gracias a la ley aprobada, ese permiso podrá ser válido para ambos, tras ponerse de acuerdo. “Esto va a permitir, sin duda, avanzar en compartir responsabilidades de crianza y no sólo asignar esto a la mujer”, precisó.
La otra iniciativa establece el permiso de cinco días para todos los trabajadores en caso de contraer matrimonio. Este podrá ser usado antes o después de contraído el lazo legal.

“Este es un permiso que sólo tenían algunos trabajadores de empresas privadas, alcanzado vía negociación de sus sindicatos. Ahora, esto será un derecho para todos los trabajadores”, apuntó.

Para Goic, esta ley es particularmente querida porque surgió del testimonio de un magallánico que un día se acercó a su sede parlamentaria y le hizo ver las dificultades que había tenido para obtener unos días para sus trámites y tomarse un tiempo de descanso en el marco de tan importante decisión en pro de formar una familia.

Reforma Tributaria

– Luego de un primer aplauso, surgió un cuestionamiento profundo al acuerdo alcanzado en el Senado sobre la Reforma Tributaria, entre ellos que ustedes le quitaron el piso a lo obrado por la Cámara de Diputados.

– “No, al contrario. El acuerdo que logramos es un hito relevante para el país y que, a diferencia de lo que han cuestionado algunos respecto de volver atrás y retomar la política de los consensos y transando más allá de lo necesario, es un acuerdo que se hace en la cancha de la Nueva Mayoría y hoy día es la derecha la que tiene que concurrir a este acuerdo, que son los que cuestionaron la Reforma Tributaria en forma fuerte. Hoy día todos comparten y han votado que sí respecto de la necesidad de recaudar los ocho mil 200 millones de dólares para educación, para políticas sociales.
Pero, también respecto de un punto tanto o más relevante, cual es avanzar hacia una estructura que sea más justa y que permita enfrentar las desigualdades del país y que los que tienen más aporten más y que se cierren los espacios para evasión y elusión que hoy día existen”.

– Pero, la Cámara de Diputados quedó como un ente que fue un mero buzón del proyecto del Ejecutivo.
– “Lo que hizo la Cámara de Diputados fue decir: ‘Aquí la reforma va en serio. Vamos a hacer la Reforma Tributaria aunque a algunos no les guste’. Eso dio pie para lo que pudimos hacer en el Senado, en términos de hacer mejoras, pero, sobre todo, terminar en este acuerdo que –insisto- significa que quienes eran contrarios a una reforma han dicho que sí y comparten un objetivo que tiene que ver con una mirada más de largo plazo”.

– Pero, precisamente, porque contaban con mayoría se cuestiona que se haya abierto espacio para el diálogo cuando no aparecía necesario.
– “Me gusta mucho más un gobierno que es dialogante que un gobierno que impone mayorías por un voto. Siempre he dicho que esas mayorías están para utilizarlas. Esa fue precisamente la señal que dimos en la Cámara, o sea, dijimos: ‘Esto va’ y ello obligó a muchos sectores a tener que sumarse, pero, además, a construir sustentabilidad en el tiempo en la implementación de las reformas”.

– ¿Comparte lo dicho por el senador Andrés Zaldívar respecto de que hay temas que no se pueden negociar de cara a la ciudadanía y su alusión de la cocina?
– “Es, más bien, rechazar las expresiones del ‘papá de la guagua’ y la soberbia que apareció aquí y que no guarda relación con una propuesta que se hizo, incluso, en campaña. Quiero destacar lo hecho por el Ministerio de Hacienda…”.

– Pero, ¿usted comparte los dichos de Zaldívar sobre que hay ciertas cosas que se tienen que hacer de espaldas a la ciudadanía?
– “Yo creo que se ha dado una interpretación errada a los planteamientos que se hicieron. Mira, no más, la foto en la comisión de Hacienda del Senado donde se cerró el acuerdo en el Congreso, con respeto a la institucionalidad y donde se hacen los acuerdos. Creo que siempre, siempre se pueden mejorar las formas. Quizás en esto también haya aprendizaje, en cuanto a haber incluido sectores que están en la Cámara y que no están representados en el Senado. Por supuesto que allí hay cosas que se pueden mejorar…”.

– ¿No fue una mala señal de parte del Senado el sacar el Congreso del escenario de negociación y trasladarlo a una casa particular de un representante de los detractores de la Reforma Tributaria?
– “Desconozco cuánto se hizo allí de lo que se acordó, así como gran parte de todo lo que se ha dicho al respecto. Lo que sí puedo decir es del trabajo que hicimos nosotros como Democracia Cristiana. Nuestro representante estuvo todos los días lunes con el ministro (de Hacienda), tuvimos nosotros la posibilidad de juntarnos y hacer mucho diálogo. Creo que lo importante es eso y cómo se usan los canales institucionales. Además, hoy día se creó una comisión más amplia para los trabajos técnicos y para hacer las indicaciones”.
Reforma Educacional
– Se observa a la Democracia Cristiana muy contraria a aspectos de la Reforma Educacional. ¿El acuerdo del Senado sobre la Reforma Tributaria significa que también la enmienda educacional va a ser consensuada?
– “La Democracia Cristiana ha sido parte del programa de la Nueva Mayoría y la Reforma Tributaria, como las otras planteadas en el programa de gobierno, tienen todo el respaldo de la DC. Otra cosa es que uno pueda discutir los mecanismos, pero, respecto de los objetivos, no hay dos palabras.
“Sin embargo, la Reforma Educacional es distinta a la Tributaria. La primera es bastante más compleja, implica varios proyectos y todavía no están todos en el Congreso. Quizás ahí hubiera sido bueno conocer, primero, el esquema completo y avanzar por el proyecto de fortalecimiento de educación pública. Pero, en los objetivos de fondo no hay diferencia. En esto, tenemos disposición a dialogar y discutir con todos los sectores involucrados.
“Este es un tema, además, donde tenemos que partir despejando mitos que se han instalado, como que la reforma va a significar el cierre de los colegios subvencionados. La reforma no busca cerrar ningún colegio, sino terminar con un sistema muy segmentado y que es injusto”.

– Sin embargo, se ha acusado a la DC de ser el partido que está impidiendo que la Nueva Mayoría tenga, precisamente, mayoría para llevar adelante estas reformas.
– “Eso no es así. Es totalmente falso y mira nuestras votaciones. Siento que allí hay un juego mediático que exacerba diferencias que son menores…”.

– El ministro de Educación salió a responder esa percepción que se está generando respecto de la DC al decir que en la Reforma Educacional no va a existir ningún “arreglín”.
– “Ahí, insisto: son reformas distintas; la Reforma Educacional es mucho más compleja y, no sé, en el tema tributario hay aspectos menos ideológicos. En eso, la Reforma Educacional es distinta. Pero, no creo que se imponga, sino que tenemos que llevar a un acuerdo y, ojalá, se haga concurriendo la mayor cantidad de voluntades políticas. El requisito no es que sea con un acuerdo y, ojalá, que sea con la participación de todos los sectores, pero vamos a cumplir lo pedido por la ciudadanía”.
Presidente del Core
– En lo regional, sus detractores la han acusado de haber pasado la aplanadora en la designación de los cargos del gabinete regional.
– “Mira, los nombramientos son facultad del intendente y los ministros. Sí, me alegro que haya renovación y que sean técnicamente competentes y me alegro de que se hayan abierto esos espacios. Antes de que asumiera la Presidenta de la República, algo en lo que ella insistía era en escuchar las señales de la opinión pública respecto de que quienes estuvieran en cargos de responsabilidad, efectivamente, respondieran a lo que la ciudadanía está esperando, en cuanto a que hagan su trabajo, con las competencias para ello, además de la adhesión a un proyecto político. En eso, veo a un equipo que ha asumido muchos desafíos y que ya ha tenido logros importantes, como el Plan de Desarrollo de Magallanes, que, como zona extrema, es un hito en cuanto a inversión y también en cuanto a mirada de desarrollo. Más que estar en la discusión pequeña respecto de los cargos, lo que nos corresponde a los actores políticos y también a los partidos políticos es ver cómo respaldamos la ejecución de estos proyectos y de las grandes reformas que se ha trazado el gobierno de Michelle Bachelet”.

– Se le acusó de intervenir en la elección del presidente del Consejo Regional. ¿Estuvo detrás de una candidatura particular?
“Yo respeto absolutamente la autonomía del Consejo Regional. Creo que la decisión de quién encabezaba el cuerpo colegiado era de sus miembros y fui muy respetuosa de ese proceso. Pero, no puedo dejar de decir que me sorprende la creatividad de algunos para armar historias. En eso, tengo la claridad que no llamé a nadie, no me tomé una foto con nadie y así lo dije públicamente”.

– Pero, se decía que usted estaba detrás de la candidatura de Nicolás Gálvez.
– “Desmiento todo tipo de intervención. Absoluto respeto a la figura de Nicolás; creo que es una persona que tenía mucho que aportar, como varios de los otros consejeros. Pero, finalmente, la decisión la tomaron ellos…”.

– Usted dijo que no se tomó ninguna foto. Sin embargo, la presidenta y el diputado de su partido sí lo hicieron para apoyar a Miguel Sierpe. ¿Alude a ellos?
– “Yo ahí tengo mucha claridad y, cada vez que he dado un respaldo, lo le hecho públicamente y mi forma de hacer las cosas no tengo por qué cambiarla hoy día. Creo que cada uno tiene que responder por las actuaciones que ha tenido. Pero, insisto, desde la experiencia de la Cámara de Diputados y del Senado cuando se discute la conformación de la mesa: es una discusión interna de una corporación que tiene su propia lógica. Hoy día, habiendo sido elegido Ramón Lobos, más bien, desearle a él mucho éxito en su gestión, pues hay mucho trabajo que hacer y que está pendiente. No sólo hay desafíos importantes, sino inmensas oportunidades”.

– Este proceso eleccionario comenzó con dos candidatos de la DC a la presidencia y terminó con un PS en la cabeza. ¿La gran perdedora de esto fue la DC?
– “Yo ahí no veo una derrota. Creo que, finalmente, se eligió una persona de la Nueva Mayoría. No me voy a pronunciar cómo se dieron las discusiones, las negociaciones”.