Necrológicas
  • María Luisa Domich Artigas
  • Mario Alberto Maringue Moya
  • Ema Barría
  • Irma Eliana Navarro Serón
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

Sernapesca: “Todo hace presumir que el didymo se desplazó desde Argentina hacia Chile”

Autoridades de diferentes entidades asociadas al control del alga se reunieron ayer en torno a una
“lluvia de ideas” que serán plasmadas en el futuro plan regional para enfrentar la plaga.
Además, se informó el establecimiento de una mesa de trabajo permanente, cuya primera sesión será el mes de agosto.

Por La Prensa Austral jueves 3 de julio del 2014

Compartir esta noticia
26
Visitas


Tras los resultados expuestos por el Centro de Estudios del Cuaternario (Cequa), durante la semana pasada, en torno al avance del didymo en los afluentes de Tierra del Fuego -ríos Grande y Blanco-, quedaron algunas interrogantes que ni los científicos ni las propias autoridades han logrado resolver a ciencia cierta.
Una de ellas, es la aparición del alga en la región, cuya forma de traslado a la zona tiene varias hipótesis, pero ninguna conclusión, dado que, según los expertos, hoy día existen muchos “vectores” o formas a través de las cuales pudo aparecer en Magallanes.
No obstante, según el director regional del Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), Manuel Díaz Herrera, los análisis indicarían que el alga provino desde territorio trasandino, ya que, a priori, las evaluaciones indican que toda la cuenca del río Grande en el lado argentino se encontraría contaminada.
“Esa es una de las cosas que está en estudio por parte del Cequa y en el norte también hay otros investigadores viendo eso, pero todo hace presumir que el didymo se desplazó desde Argentina hacia Chile por el curso de agua. De ahí que la campaña y el plan local es poner barreras para que se hagan las limpiezas adecuadas y que haya una conciencia de la gente”.
Taller de control
Esta misma incertidumbre y el temor a que la microalga se desplace al continente, hizo necesaria la realización de un taller de control del didymo, desarrollado el día de ayer con los distintos actores implicados en la materia, en la que, a través de una “lluvia de ideas” se elaboró un listado de propuestas que servirán para elaborar un plan regional de contención del alga.
Según Díaz: “En el mes de agosto vamos a hacer y fijar una mesa permanente de trabajo con participación de actores públicos y privados donde se dará a conocer el plan y lo vamos a pulir para que salga un programa socializado y en concordancia con las opiniones de todos los involucrados”.
La subdirectora de Acuicultura del Sernapesca, Alicia Gallardo, refirmó la importancia de la conformación de este plan con miras a la próxima temporada alta. “Lo que se está haciendo hoy día es aunar todas las voluntades, es decir, que la Región de Magallanes, en forma integral, con todos sus actores, estamos trabajando en un plan de acción regional para poder fortalecer el control del didymo en la próxima temporada 2014 -2015 y proteger la región ante el aumento de turistas que recorren los cursos de agua”.
Consecuencias
Al respecto, la autoridad abordó las consecuencias de no generar nuevas disposiciones desde la región para coartar el avance de este organismo. “En Magallanes es especialmente preocupante, porque si no efectuamos las medidas de control para que no se expanda esta alga, podríamos tener muy serios problemas, considerando la actividad turística, las reservas forestales, el Parque Nacional Torres del Paine y el impacto que tendría si llega a estas zonas, sería tremendamente costoso”, expuso.
“El turismo sería el primer afectado, luego el comercio y el resto de la cadena”, añadió Díaz, quien informó que, dado que los recursos actuales emanados de la autoridad, podrían ser insuficientes, el organismo está en proceso de gestionar el incremento de los dineros destinados a la zona, dado que por ahora, se estarían manteniendo los mismos montos del año pasado.
Para que esto no ocurra, Máximo Frangópulos, investigador del Cequa y encargado del proyecto de control del didymo, señaló que, por lo pronto, la principal medida radica en la entrega de información y aplicación de bioseguridad.
“Para mí, como investigador, lo más importante es la difusión y educación sobre esto. Si no se tiene una conciencia sobre el impacto, es muy difícil comprender el daño que podría causar, por eso, la difusión es súper importante, especialmente motivar a los niños”, esgrimió el experto, quien señaló, por lo pronto, la importancia de avanzar en el rango de cobertura, aumentar el número de puntos de desinfección y de barreras biosanitarias, en espera de las soluciones concretas que exponga el plan.
En consecuencia, el cónsul chileno en Río Gallegos, Jorge Salinas, valoró la invitación de Sernapesca a este taller: “Si bien no soy especialista en la materia, sí lo he conocido a través de la preparación de una reunión binacional que vamos a realizar. Incluso en Argentina, entiendo que hay un especialista que es de la provincia de Chubut y eso nos da luces de que más al sur existiría la presencia del didymo. Hay mucho interés de las autoridades trasandinas de avanzar en esto y hacer esta reunión, coordinarnos para controlar este problema que hoy es de todos”.