Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Sindicato de Enap acusa excesivos privilegios a privados en uso de equipos de perforación

Adquisición de nueva tecnología podría pagarse en menos de 20 meses de lo que corresponde al arriendo de máquinas privadas. Según el presidente del Sindicato, Alejandro Avendaño, al menos, diez pozos estarían sin fracturar por falta de contratos exclusivos con empresa especializada.

Por La Prensa Austral miércoles 13 de agosto del 2014

Compartir esta noticia
56
Visitas


Con información estadística y cotizaciones en mano, el Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) Magallanes rebatió las declaraciones del gerente de E&P de la estatal, Francisco Díaz Anaís, respecto a la denunciada paralización de equipos propios en las faenas de perforación del Bloque Arenal, ubicado en Tierra del Fuego.

En defensa de esta detención, el ejecutivo de la empresa, se justificó en el término de la campaña de perforaciones programada para este año, junto con declamar una “falta de información”de parte de los dirigentes sindicales.
Ante este pronunciamiento, el presidente de la Federación de Trabajadores del Petróleo de Chile (Fenatrapech), Jorge Fierro, salió en defensa del Sindicato, declarando que: “No estamos disponibles para que un ejecutivo de mando medio empiece a relativizar a los sindicatos locales… Por tanto, si un gerente local no quiere dialogar, llegaremos a las instancias que corresponde”.

Arriendo versus compra

Si el gerente reafirmó que la compra de equipos es hoy muy difícil de hacer por el ajustado presupuesto de la empresa, el sindicato quiso demostrar -con números- que la apuesta no es tan compleja.

Así, según los informes del gremio, hoy día la mantención del equipo perteneciente a la empresa Petrex -cuyo contrato fue renovado recientemente- sería un 55% más barato que una de las máquinas de la petrolera estatal, señalando que mientras la primera tiene un costo de US$49.700 diarios, los segundos alcanzarían un gasto de US$22.343 al día, asegurando que la compra de dispositivos nuevos equivale actualmente a poco menos de dos años de arriendo de tecnología privada.

En palabras del presidente del sindicato de Trabajadores de Enap Magallanes, Alejandro Avendaño: “Hoy día cuando el gerente dice que el equipo Petrex tiene una tecnología que nosotros no la tenemos, yo le quiero decir al gerente que hoy está demostrado -aunque él dice que no- que es más barato comprar que arrendar”.

“Sólo basta comentar que con el arriendo del Petrex, en un año y un par de meses, compramos un equipo superior a ése, un equipo alemán que hoy día cuesta US$22 millones. Entonces, aquí hay información que nosotros tenemos y que él cree que no sabemos, pero de la que tendrá que dar cuenta al directorio”, agregó el dirigente.

La detención de los equipos 6 y 7 de propiedad estatal en Tierra del Fuego es otra de las preocupaciones del sindicato, según el cual, no estarían dadas las condiciones para que la empresa deje de perforar. “No se entiende cómo él puede decir que ya cumplió con la cantidad de pozos si durante todo este invierno y antes del invierno, estuvimos comprando gas a terceros a valores mucho más altos de lo que a nosotros nos pagan. Nosotros habríamos esperado que se hubiese hecho mucho más pozos para asegurar el gas en la región, pero con gas propio”.
Fracturas
El desarrollo de las fracturas -utilizadas en la producción de gas no convencional- es un problema aparte, denuncia el sindicato, asegurando que por estos días, al menos diez pozos estarían detenidos (sin fracturar) por falta de contratos exclusivos o preferenciales con la firma encargada de estos trabajos en Magallanes.

Según Avendaño, “lo lógico es tener el pozo listo y fracturarlo de inmediato, con lo que hubiésemos tenido el gas que nos está faltando, pero como no tenemos un contrato importante y dependemos de un tercero que nos dé el espacio cuando ellos no estén trabajando, para que recién podamos fracturar. No sacamos nada con hacer tantos pozos si no los podemos poner en producción por falta de fracturas”, expuso.

La razón de ello estaría en que la única compañía dedicada a estos trabajos de fracturación hidráulica en la zona sostiene un contrato de tipo “preferente” con otras de las empresas privadas presentes en la región, problema atribuido por el sindicato a una mala gestión y planificación de la petrolera estatal.

Los dirigentes sindicales informaron que durante la semana darán a conocer esta situación en la Cámara de Diputados y, a su vez, exigirán una solución al ministro de Energía y al gerente general de la empresa.