Necrológicas

Stjepan Pavicic,: “Patagonian Expedition Race es un sueño para los atletas del mundo y la principal herramienta de promoción global que tenemos como región y como país”

– El joven geólogo que dejó todo para dar vida a la última carrera más salvaje del mundo está cansando de tocar puertas y que las autoridades no vislumbren la importancia que tiene este evento para posicionar a la región como destino geográfico y turístico.

Por La Prensa Austral domingo 10 de febrero del 2013
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
55
Visitas


Elia Simeone R.
esimeone@laprensaustral.cl

A escasas horas de que largue la onceava versión de Patagonian Expedition Race, su creador, el magallánico Stjepan Pavicic se muestra orgulloso de lo logrado, pero no esconde su desilusión.
“Patagonian Expedition Race es un sueño para los atle-tas del mundo”, resalta como primer elemento y agrega: “Es la principal herramienta de promoción global que tenemos como región y como país”.
Pero, ha sido tan inconmensurable el esfuerzo y han tenido tan escaso apoyo a nivel gubernamental que manifiesta que esta versión de la carrera más salvaje del mundo puede ser la última.
“Soy bien magallánico, regionalista y todo eso. Pero, hemos estado diez años intentando y es tiempo suficiente y, si aquí ha habido puras barreras, no queda más que levantar la cabeza y comenzar a ver otros destinos, otras fronteras”, comenta no con poca tristeza.

-¿Qué es hoy Patagonian Expedition Race?
-“Patagonian Expedition Race tiene varios significados. Desde el punto de vista de los atletas del mundo, es un sueño y es considerada la carrera más salvaje del mundo en estos momentos. Pero ese es un aspecto, como externo, que hemos querido lograr.
“Respecto de qué es el evento para la región, es la principal herramienta de comunicación global que tenemos hoy día y, no sólo para la región, sino también para el país, porque no hay otro evento que sume tantas horas de televisión en el mundo. Hay veces que se comparan horas con horas, pero, cuando uno discrimina respecto de la calidad, lo que se está mostrando no es algo encerrado, en un gimnasio, en un estadio, sino que estamos mostrando el patrimonio natural de la región en el día a día de la carrera y en un evento que es totalmente amistoso con el medioambiente y que va de acuerdo con las tendencias actuales de lo que se preocupa hoy día la gente en el mundo”.

-¿Cómo nació la carrera?
-“Es una historia de vida. Se mezclan varias cosas. Primero que todo, que yo nací acá en la Patagonia. Segundo, que siempre tuve la afinidad por explorar y descubrir la región. Estudié geología que me llevó más para ese lado. Hice deporte de montaña durante toda mi estadía en la universidad muy fuertemente y, después, en algún momento se me pasa por la mente participar en carreras como ésta y, al mismo tiempo, pienso por qué no podríamos desarrollar algo así en Magallanes”.

-Entonces, ¿de esta amalgama nació Patagonian Expedition Race?
-“Sí, en un momento empiezo a cruzar las cosas: la pasión mía que era ese tipo de deportes en contacto con la naturaleza y me di cuenta, además, que el evento puede ser un tremendo aporte a la región por el tema de posicionamiento. Por mi trabajo, tenía contacto con mucha gente extranjera y con chilenos y me daba cuenta de que no sabían lo que había acá. Entonces, dije que, mezclando estas dos cosas, podíamos ir armando una tremenda herramienta de comunicación. Ahí nace la idea del proyecto.
“En 2002, dejé mi trabajo de geólogo, en noviembre de ese año, porque este proyecto ocupaba totalmente mi mente y no podía seguir concentrado en mi trabajo habitual”.

-¿Eres de los que creen que el pilar del desarrollo de Magallanes pasa por su promoción como destino turístico?
-“Tengo la visión de que el desarrollo sustentable de la región no pasa obviamente con la explotación de los recursos naturales. Pero, el desarrollo sustentable no va por esa línea. Hay que desarrollar otras líneas y una muy fuerte es desarrollar el potencial que tenemos en el turismo”.

-Una de las quejas constantes tuyas ha sido la escasa comprensión de las autoridades respecto del aporte deportivo y de promoción regional que tiene Patagonian Expedition Race. ¿A qué atribuyes eso?
-“Es súper complejo. Uno se va dando cuenta de que los aspectos técnicos no se analizan en ninguna mesa, sino que las decisiones se van tomando por otros factores, factores como “los amigos de los amigos”, cuestiones políticas. Pero, las mesas técnicas no existen. ¿Dónde hay una mesa técnica en Chile en que se defina, se discuta por qué ponemos Dakar o por qué no ponemos otro evento? No existe. He tratado de buscarla, de formarla, pero te hace a un lado permanentemente. Entonces, si existiera esa mesa técnica, Patagonian Expedition Race ganaría”.

-¿Por qué recibieron durante algunos años algún aporte del Estado y ahora no?
-“Recibimos algún financiamiento cuando estaba Imagen de Chile en ProChile y en la Fundación Imagen de Chile. Fue porque ahí habían algunas cabezas que visualizaban lo que estaba aportando el evento al país. Pero, cuesta.
“Hoy en día hemos cambiado las presentaciones que estamos haciendo y las enfocamos en un 90% a enseñar a entender lo que significa Patagonian Expedition Race y analizar el real potencial de la región, el real posicionamiento y descubrir el real mal posicionamiento que tiene la región en el mundo”.

-Algunos de los argumentos esgrimidos en contra de apoyar la carrera es que se trata de un proyecto privado, con financiamiento internacional.
-“Muchas veces se trata de poner en negativo que esto es una iniciativa privada, pero eso no tiene nada de negativo. Si fuera esa una barrera, estaríamos frente a una tremenda discriminación porque Dakar también es una iniciativa privada de una empresa francesa que trae al país un evento con un nombre africano. Está normado en la ley cómo se pueden hacer traspasos a privados y se hacen todos los días, a través de licitaciones, de asignaciones directas y sólo hay que ceñirse a eso. Pero, en vez de ver las barreras, hay que mirar las oportunidades que ofrece el evento y, luego, veamos cuáles son las formas”.

– Pero, en estas cosas siempre hay suspicacias y no falta el consejero regional que cuestiona la asignación de recursos existiendo tantas necesidades sociales en la zona.
-“Si analizáramos el tema desde las necesidades sociales, resulta que Patagonian Expedition Race es un aporte al desarrollo de la comunidad, más para los pequeños, que para los grandes empresarios. ¿Por qué? Porque cuando tú haces campañas fuertes a público final, lo que genera es que la gente haga sus búsquedas de nuestra Patagonia y empiece a viajar a nuestra Patagonia y llegue gente que va a tomar el hostal o los servicios que no tienen las capacidades de promocionar sus se zrvicios afuera como lo hacen las grandes empresas. Entonces, esto genera beneficios para los grandes, también, pero especialmente para los pequeños que no tiene en la opción de promocionar ellos mismos”.

-¿Cuál es, entonces, la particularidad de esta promoción de la Patagonia?
-“En una promoción real genérica del destino. No como las otras que son realmente acciones comerciales y que se llaman de promoción, pero son acciones comerciales”.

-Desde el punto de vista deportivo, también podría existir un reparo respecto de que esta carrera es elitista y muy reducida en términos del número de participantes.
-Ese es un punto súper interesante. De partida, el título que le dan en los distintos medios internacionales se enfoca así: “The last wild race”, “la última carrera salvaje”. Esto, en el sentido de que han desa-parecido este tipo de carreras en el mundo, quedan algunas, pero ya no tienen lo salvaje que tenían antes.
“En términos de la cantidad de personas, bueno, ahí está el punto. Esto, más allá de ser una actividad llamada a ser masiva, que se genere un gasto tremendo en la región en algún momento, es una actividad promocional que busca llamar la atención sobre el destino. Por ello, más allá de cuántos vienen, la pregunta correcta es: “¿Quiénes y de dónde vienen?”. Si tú tienes un equipo de Estados Unidos, podemos entrar en la prensa de Estados Unidos; si tienes un equipo de Inglaterra, basta para ponerlos en la lucha con los franceses y los japoneses y tú tienes las historias suficientes. Tú no necesitas cantidades. De hecho, las cantidades te molestan cuando tú armas un documental. Si tienes veinte equipos, vas a tener el problema de que vas a tener que dejar fuera a diez equipos, porque en cuarenta y cuatro minutos de un documental, cómo vas a poner a veinte equipos. Por ejemplo, en el próximo video nos vamos a enfocar en tres. Tenemos once equipos, pero nos abocaremos a seguir a los estadounideses, los ingleses y los japoneses. Los otros son el complemento, pues la historia se va a centrar en lo que ha estado sucediendo todos estos años entre el equipo británico, el japonés, el norteamericano luchando por este primer lugar
“Entonces, cuando tú lo ves como actividad deportiva, bueno, podrás decir: “¡Oh, qué pocos deportistas!”. Pero, cuando tú lo ves desde el punto de vista de marketing, de herramienta de comunicación, no necesitas más que eso. De hecho, te puedes concentrar más y destinar mejor los pocos recursos que tienes”.

-¿También es importante que esta carrera se promueva entre deportistas de élite, que se trata de gente especial porque son pocos los que tienen las capacidades físicas y psicológicas para enfrentar una carrera tan extrema?
-“Si uno analiza las características, los perfiles de los competidores es interesante. El promedio de edad es 35 años, pero también tenemos desde los 20 hasta las 53 años. Es decir, un rango tremendo de edades. Puede correr un padre con su hijo -y se ha dado-; mezclamos hombres con mujeres; y todo es muy interesante.
“Hay gente que, en términos deportivos, son los primeros en el mundo. Hay también equipos armados en forma más artesanal, pero siempre siendo deportistas de primer nivel. Ahora, profesionalmente, tienes guías de montaña, guías de kayak, arquitectos, muchos médicos, ingenieros, científicos, piloto de una aerolínea comercial.
“Lo interesante es que, cuando la gente ve esto, ve el documental en el mundo, el 99% de las personas no está pensando en participar en el evento, sino en llegar a la Patagonia. Lo hemos comprobado y demostrado con las estadísticas de búsqueda de Patagonia vinculadas al momento en que hemos presentado nuestro video, pues en los peak de las búsquedas, duplicamos la base; y cuando analizamos las búsquedas, el 99% de las otras búsquedas son por la ropa marca Patagonia. Entonces, te das cuenta rápidamente que de diez búsquedas relacionadas con la palabra Patagonia, nueve son “Patagonia outlet”, “Patagonia chaqueta”, “Patagonia pantalón”, North Face como marca asociada, en el caso de Japón. Ahora, si tú te vas a una búsqueda global, la mayor parte de la gente a través de la palabra Patagonia está buscando el Banco Patagonia de Argentina”.

-¿Quiere decir que estamos equivocados, que la Patagonia no es tan conocida como creemos?
-“En general, en el mundo la palabra Patagonia está asociada con la ropa y no hay una asociación directa con un lugar geográfico y eso lo podemos demostrar fácilmente. Mucho aquí tiene la ilusión de que ello no es así, que la Patagonia es súper conocida en el mundo, pero eso no es así”.

-En este contexto, ¿la difusión de esta carrera, sus documentales pueden significar la oportunidad de dar un vuelto a tal realidad y a que se asocie el término Patagonia con el destino geográfico?
-“Sí, con el destino. Esto es lo que está logrando. Por ejemplo, cuando te decía que estamos duplicando la base, pero la realidad es que la base era búsqueda de ropa y, entonces, el 99% de la búsqueda del destino lo generó Patagonian Expedition Race”.

-Con todos estos antecedentes, ¿qué esperas del Estado, del gobierno?
-“Esperaría que hubiese la visión de que esto realmente sirve, que se generara una mesa de discusión con personas que se manejen técnicamente y ver que esto realmente sirve, que abran la mente a escuchar los resultados y el impacto que ha creado. En base a esto, invertir en el evento”.

-¿Cuánto sale esta carrera?
-“Un evento de este tipo es como un elástico, porque con menos recursos va a hacer un video más modesto; pero si triplicas los recursos, vas a poder sacar, incluso, el video en tres D y vas a poder meterte en todos los festivales del mundo. Pero, estamos hablando que esto requiere un trabajo anual y los montos mínimos para mantener el tamaño actual son del orden de los doscientos a trecientos millones de pesos.
“Montos ideales para estar presentes en todas las ferias del mundo de video, festivales de cine, ferias outdoors, significaría manejar presupuestos de alrededor de los novecientos millones de pesos”.

-De los doscientos millones de pesos que se manejan actualmente, ¿cuánto aporta el gobierno?
-“En estos momentos, tanto en 2011 como en 2012, el aporte del Estado ha sido cero o tendiente a cero, independiente de que haya habido una cena por ahí”.

-¿Y antes?
-“Tuvimos entre treinta millones a sesenta millones de pesos anuales”.

-¿Qué hizo que esto que estaba de alguna forma encaminado se retrotrajera”.
-“Cambios en la estructura de la Fundación de Imagen de Chile y en las políticas de ellos. Se dedicaron a ser un ente coordinador. A la Fundación Imagen de Chile le toca coordinar Dakar. Nosotros, en cambio, tenemos que ir organismo por organismo golpeando puertas”.

-¿Cuál sería tu sueño a nivel nacional?
-“Que nos permitiera ir a una mesa en que se viera cuáles van a ser los grandes eventos que se van a tomar en cuenta para al año siguiente, donde estuviera Dakar y otros, y podamos presentar nuestros resultados”.

-¿Por qué no han tenido ayuda de la línea de promoción de la Patagonia a través de Sernatur local?
-“No hemos tenido ayuda porque los recursos que maneja Sernatur local deben seguir las líneas que le impone Santiago, no de los requerimientos regionales”.

-Pero, resulta incomprensible que siendo casi la única herramienta de promoción de la Patagonia chilena, de Magallanes del exterior, no haya una decisión de las autoridades locales de cambiar el giro, de llegar a Santiago y pedir que se apoye esta carrera.

-“Normalmente, Santiago no escucha a la autoridad local. Eso es lo normal”.

-¿Tiene el gobierno local alguna capacidad de definir fondos a favor del Patagonian?

-“Sí. De hecho, el gobierno regional tiene fondos a disposición y si alguna entidad que tiene la capacidad de levantar proyectos, como el municipio, podría levantar un proyecto y solicitar fondos para éste u otro evento”.

-¿Ustedes no han podido hacer asociaciones de este tipo?
-“Lo hemos intentado pero hemos fracasado. Pero, en estos momentos estamos en una nueva etapa de gestión, bastante bien encaminada y por lo cual nos hemos dado una última opción de buscar el apoyo, la inversión de la región hasta fines de marzo.
“Si de aquí a fines de marzo, vemos que, simplemente, no hay la voluntad de ir adelante con el evento, simplemente hasta ahí va a llegar Patagonian Expedition Race por lo menos en la región.
“En lo personal, hemos desarrollado un modelo de gestión de promoción que es admirado afuera por las escuelas de marketing. Este evento ha sido usado como ejemplo de promoción de destino en dos de las cinco grandes universidades de Estados Unidos, que son Cornelius y Columbia y ya hemos tenido un par de invitaciones.
“Soy bien magallánico, regionalista y todo eso. Pero, hemos estado diez años intentando y es tiempo suficiente y si aquí ha habido puras barreras, no queda más que levantar la cabeza y comenzar a ver otros destinos, otras fronteras”.