Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Suspendida directora de la cárcel juvenil recurrió de protección por eventuales irregularidades en sumario

Profesional fue separada de sus tareas en calidad de inculpada, sin siquiera conocer los cargos que se le formulan.

Por La Prensa Austral viernes 4 de noviembre del 2011

Compartir esta noticia
96
Visitas


Un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Punta Arenas interpuso la directora de la cárcel juvenil de Río de los Ciervos, Katherine Oyarzún Aguilar, en contra de la directora regional del Sename, Carla Saldivia, y todos quienes resulten responsables de las eventuales irregularidades que presentaría el proceso sumarial instruido por este servicio público, a raíz de una agresión registrada en aquel centro el domingo 23 de octubre.

En aquella ocasión, seis jóvenes del centro de rehabilitación conductual salieron desde una actividad deportiva y lograron ingresar a dependencias del centro de internación provisoria, donde agredieron a tres adolescentes, dos de los cuales resultaron con heridas punzantes. Tres días después, el Servicio Nacional de Menores (Sename) suspendió momentáneamente de sus funciones como directora a Katherine Oyarzún, aludiéndose a una medida preventiva adoptada en el contexto de un sumario administrativo y mientras dure la referida investigación. En el intertanto se nombró a Octavio Villarroel como director subrogante al frente de dicho centro, y en este caso actúa como fiscal la funcionaria Marcela Mardones.

A través del escrito judicial, la recurrente busca que se dé respuesta a varias irregularidades vistas en el proceso sumarial, en el cual a ella se le tomó declaración en calidad de testigo al momento de los hechos, pero extrañamente fue separada de sus funciones en calidad de inculpada, pese a no estar en el lugar al momento de los hechos, y sin siquiera conocer los cargos que se le formulan.

Responsabilidades

Aun cuando la suspendida directora de la cárcel juvenil se excusó de entregar declaraciones a este medio hasta una vez que el recurso sea acogido, su presentación judicial dejó entrever una legítima inquietud ante una medida considerada cuando menos apresurada, y que hizo ver a su paso por la región el presidente de la Asociación Nacional de Trabajadores del Sename, Walter Arancibia. El dirigente manifestó que más allá “de una evaluación que no es positiva” de la directora de la cárcel, instó a que todos los actores del sistema y que han tomado decisiones en este sentido, sean también capaces de hacer un análisis mucho más amplio y se reconozcan las responsabilidades a todo nivel.

El dirigente gremial incluso fue más allá, instando a las autoridades sectoriales a que “se disponga el personal mínimo (que requiere hoy el Sename a nivel regional) para que no seamos responsables de no cumplir con la ley. Y si algún magistrado o defensoría nos acusa de estar fuera del marco legal, que se hagan responsables las direcciones del servicio y sobre todo la nacional, llamada a poner el personal que falta y a dar los recursos que el centro requiere”.

Con estas palabras también se dejan en claro las limitaciones a que se ve enfrentada en su accionar una directora operativa como la recurrente. Si bien dispone de ciertas atribuciones y facultades, también tiene techos hasta donde llegar, viéndose impedida de gestionar los recursos que requiere un centro que presenta grandes falencias en términos de seguridad, y cuyas responsabilidades descansarían en otro nivel jerárquico.

Asimismo, el contrato de la profesional tiene vigencia hasta el próximo 31 de diciembre, y de acuerdo a lo expresado por el gremio a nivel local la actual situación podría dilatarse hasta fin de año, sin que el sumario necesariamente llegue a arrojar algún resultado.