Necrológicas
  • María Luisa Domich Artigas
  • Mario Alberto Maringue Moya
  • Ema Barría
  • Irma Eliana Navarro Serón
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

Temporal de viento voló techos, botó muros, derribó árboles y postes de luz y cortó sumistro eléctrico en calles y viviendas

En Alerta Amarilla se encuentra la comuna, a causa del temporal de viento que desde la mañana de ayer azota a Punta Arenas y que provocó una serie de estragos en la población, con voladuras de techos, caídas de muros, postes y árboles.
[…]

Por La Prensa Austral sábado 9 de agosto del 2014

Compartir esta noticia
358
Visitas


En Alerta Amarilla se encuentra la comuna, a causa del temporal de viento que desde la mañana de ayer azota a Punta Arenas y que provocó una serie de estragos en la población, con voladuras de techos, caídas de muros, postes y árboles.
La racha máxima de viento en la ciudad alcanzó los 134 kilómetros por hora y se marcó a las 14,15 horas, de acuerdo a los registros de la estación climática Jorge Schythe de la Universidad de Magallanes, según lo confirmó Nicolás Butorovic. Mientras en el Aeropuerto Presidente Carlos Ibáñez del Campo la racha máxima fue de 131 kilómetros por hora, a las 13,07 horas, de acuerdo a la información suministrada por el Centro Meteorológico Austral. En tanto, en el Observatorio Meteorológico del Liceo San José, el viento máximo alcanzó los 118 kilómetros por hora, a las 13,17 horas. En la Gobernación Marítima, en tanto, la velocidad del viento fue de 105 kilómetros por hora.
El viento de 134 kilómetros por hora es levemente inferior a la máxima de 144 kilómetros, registrada el año 1993 en Punta Arenas.
La Alerta Amarilla fue solicitada a la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (Onemi) por el director de Operaciones y Emergencia de la Municipalidad de Punta Arenas, Sergio Becerra, con el objeto de que “se pusieran a disposición todos los servicios operativos nuestros para que pudiéramos trabajar y atender de mejor manera la situación”.

Recuento hasta
las 17,30 horas

Hasta las 17,30 horas de ayer el recuento de la jornada -que se inició de forma normal, pero que con el pasar de las horas se fue tornando de cuidado-, fue de 47 llamados de emergencia a la Dirección de Operaciones, 15 accidentes de tránsito por falta de semáforos e imprudencia de los conductores por no respetar el derecho a vía, 15 viviendas dañadas por voladura de techumbre en distintos sectores de la ciudad, cerca de 20 caídas de árboles, 14 postes del alumbrado público caídos en el Barrio Industrial, que dejaron cuatro subestaciones eléctricas (no operando normalmente los semáforos, servicentros, supermercados), y la caída de una muralla sobre el techo de la casa vecina, en la villa Cardenal Raúl Silva Henríquez.
En el caso del Barrio Industrial, la Empresa Eléctrica de Magallanes (Edelmag) sostuvo que la situación obligará a mantener sin suministro hasta hoy, “afectando sólo a algunos clientes industriales mientras se logra reparar la infraestructura dañada”.
Asimismo, frente a Bahía Catalina, cayeron tres postes sobre las instalaciones de la Fuerza Aérea, agregó Becerra, mientras que a la entrada del muelle Mardones, también cayó un poste.
“Hicimos un recorrido por villa Generosa y Pampa Redonda, donde hay damnificados, porque se volaron techos completos y afectaron parte de las habitaciones de las casas, también”, informó el funcionario municipal. En horas de la tarde tenía programado un recorrido por los loteos Varillas y Vrslavic, donde se le había informado que el viento había ocasionado daños en los invernaderos y algunas viviendas.
Durante la reunión del Comité Operativo de Emergencias (Coe) comunal, sostenida a las 16 horas, en dependencias municipales, el director regional de la Onemi, David Tapia, informó que el viento declinaría cerca de las 20 horas, manteniéndose durante el fin de semana rachas de hasta 80 kilómetros por hora. La mejora en las condiciones climáticas facilitará la reposición de los diversos servicios afectados.
“Nosotros estábamos en una alerta preventiva (el miércoles pasado), producto de que la oficina meteorológica del Aeropuerto Carlos Ibáñez del Campo nos había informado que hoy día, efectivamente, se iban a producir vientos de mayor intensidad”, indicó Becerra.

Preparados

“Estábamos preparados para poder atender un ventarrón de 110 o 120 kilómetros a la hora. Esas intensidades no son tan alarmantes para nuestra ciudad. Punta Arenas soporta una intensidad de hasta 115 kilómetros sin mayores problemas, más en estas época en que los árboles están ‘desnudos’ por decirlo así. Por lo tanto, es poco los daños que puede provocar un temporal (de viento) de esa magnitud”, añadió.
“Si hubiera nevazón o escarchara, sólo están operativas dos camionetas, que son las asignadas a la dirección de Operaciones. Una tercera hace más de 10 años que está fuera de servicio”, aseguró, más adelante.
“Habíamos solicitado el apoyo de otras unidades municipales, pero no se priorizó la emergencia, sino que se priorizó el Festival (Folclórico en la Patagonia) y todos se fueron al gimnasio Fiscal, razón por la cual todavía estoy acá, en este momento. Porque si hubiera un vehículo, ya andaría en terreno”, concluyó Becerra, quien se preparaba para continuar su labor en terreno, faltando pocos minutos para las seis de la tarde.

Muro cayó sobre techo de casa

La primera llamada de emergencia por desprendimiento de techumbre correspondió a la casa ubicada en calle Ramón Carnicer 284.
“La asistente social evaluará su situación y dependiendo de lo que nos informe, va a ser la ayuda que el municipio le brinde (a la familia afectada)”, afirmó Becerra.
Otras de las casas afectadas por la voladura de techumbre fue la ubicada en Zenteno 0299, frente a Avenida Argentina, donde dos viviendas fiscales sufrieron este tipo de daño.
En la calle Rancagua, casi esquina pasaje Chilote Díaz, en la población Calixto, voluntarios de Bomberos de la Cuarta y Octava compañías, cerca de las 13 horas, concurrieron para atender el desprendimiento del techo de la casa donde vive una madre y sus tres hijos.
Uno de los casos más impactantes fue el que afectó al inmueble de calle Jorge Parra 01166, en la villa Cardenal Raúl Silva Henríquez, donde vive José Gallardo Vargas, taxista, junto a su esposa y tres hijos.
El muro del segundo piso de la casa de su vecino se cayó encima de su vivienda, de un piso, dejándola inhabitable.
En la tarde de ayer, eran varios los amigos del taxista que llegaron hasta su casa para ayudarlo a despejar su patio de ladrillos y el material de construcción caído.
“Estaba durmiendo, me desperté con el ruido y el techo roto, obviamente. Vine a ver a mi hermana, que estaba tirada ahí (señalando el piso del living-comedor). Le dije que se vistiera y vinimos a la cocina que era lo más seguro. Llamé a mi papá, que llamó a mis tíos y vinieron, para sacar el muro de arriba del techo y pusieron planchas”, señaló Nicolás, uno de los hijos de José, quien se encontraba en su casa cuando ocurrió el accidente.
Por su parte, Cristian Haro Haro, vecino de Gallardo desde cuya casa se cayó el muro, se mostró aún sorprendido por lo que ocurrió.
“Vamos a ver los seguros, el día lunes. No sé cuáles son los pasos a seguir. Hicimos en conjunto el muro, con la asesoría de él (José). Hay que ver cómo solucionamos el problema. Hay que despejar todo, llamar a Edelmag…”, dijo.

Alerta que no fue escuchada

Para Helen Pérez Pérez lo que ocurrió ayer fue consecuencia de la poca atención que le prestaron las autoridades a sus llamadas advirtiendo del peligro que significaba el lento desprendimiento del techo de su edificio.
Helen vive con sus dos hijos en el departamento 404 de calle Santa Juana 0203 B, en el Barrio Chilote, sector sur de Punta Arenas.
La mujer aseguró que desde hace tres meses estuvo intentando que tanto la municipalidad local, como la Onemi y el Serviu le ayudaran con este problema. Sin embargo, asegura, no fue escuchada.
En total, fueron cinco los edificios que sufrieron el desprendimiento de planchas desde las techumbres en dicho sector.

Defensa Civil
sin antena

En la antigua sede de la Defensa Civil de Punta Arenas, ubicada en calle Club Hípico con O’Higgins, la antena de Comunicaciones, de más de 15 metros de altura y más de 500 kilos de peso se derrumbó con la fuerza del viento. Parte del cerco del recinto también se cayó.
Según explicó el jefe de la sede, Víctor Mariñán, los pernos de la antena se quebraron, por lo cual deberán recurrir a alguna persona que sepa hacer este tipo de reparaciones.
“Hay que sacar los pernos, volver a encadenar y para eso no tenemos fondos. Veremos si alguna empresa nos pueda colaborar para encadenar, volver a pintar y poner unos buenos soportes”, sostuvo.
“Me quedan dos medios de comunicación, nomás, que son Internet y satelital, que tengo directo con Santiago”, añadió.
Mónica Soto Vargas, esposa de cuartelero, quien vive en la sede de la Defensa Civil, se encontraba en el lugar, al momento del hecho.
“Fue a alrededor de las once de la mañana. Yo estaba durmiendo con mi chiquitito y de repente siento un sonido fuerte. Abrí mi puerta, miré y estaba la antena botada. Salí a tratar al jefe de la sede y a mi marido para que vinieran, pero no me podía comunicar, porque se me cortaban las llamadas”, contó.

Explicación de Edelmag

La Empresa Eléctrica de Magallanes (Edelmag) explicó, a través de un comunicado, que debido a las diversas interrupciones del suministro eléctrico que afectaron a gran parte de los clientes de distintos sectores, en el día de ayer, se dispuso de 11 vehículos “además de contratistas, profesionales y supervisores; junto con el personal que permanece trabajando en las centrales Tres Puentes y Punta Arenas”.
“Debido a la magnitud de la emergencia, se determinó atender en primer lugar aquellas fallas que afectaban a la red de distribución de media tensión, que pasado el mediodía se concentraban en el sector norte de la ciudad, desde Ruta Norte hacia el sur, hasta Rómulo Correa”, señala el texto. 
“Luego de atender aquellas emergencias en las redes de Media Tensión, que por su envergadura debieron ser atendidas lo antes posible, se procedió a dar respuesta a los clientes residenciales, que superaron los 300, lo que incorporó contingencias como múltiples sectores con líneas de Baja Tensión cortadas, postes desalineados y objetos extraños en la red. A la hora de emitir el presente comunicado, el servicio está normalizado en un 90%”, concluye el último comunicado de la empresa eléctrica, enviado a cerca de las 21 horas de anoche.
El corte de energía eléctrica afectó durante gran parte del día a las radioemisoras y por la noche a los canales de televisión. De hecho, pasadas las 21,30 horas cayó la transmisión televisiva del Festival Folclórico en la Patagonia.
De acuerdo al Servicio Meteorológico de la Armada de Chile, los puertos de Punta Arenas y Tierra del Fuego se encuentran cerrados, debido al temporal. Por lo tanto, están suspendido el tráfico dentro y fuera de la bahía de Punta Arenas y Tierra del Fuego para naves mayores y menores, como también toda faena de descarga en los recintos portuarios. Puerto Natales se encuentra cerrado para naves mayores y Puerto Williams cerrado para naves menores dentro y fuera de la bahía.