Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Traficante de droga quedó preso, mientras el taxista recobró su libertad

Joselin Pamela Salazar Zúñiga, de 24, su cónyuge Alejandro Mauricio Vidal Hernández de 34, y José Luis Bravo España, de 28 años, fueron formalizados ayer ante el Juzgado de Garantía de Punta Arenas por el delito de narcotráfico, luego de que fueran detenidos el pasado martes en diversos operativos llevados a cabo por efectivos del OS-7 de Carabineros. Según los informes presentados por la Fiscalía, existirían pruebas que vinculan a la pareja directamente con la internación de la droga, y a la luz asomaron antecedentes que demuestran que no sería la primera vez que internaban la mercancía ilícita.
[…]

Por La Prensa Austral jueves 11 de octubre del 2012

Compartir esta noticia
163
Visitas


Joselin Pamela Salazar Zúñiga, de 24, su cónyuge Alejandro Mauricio Vidal Hernández de 34, y José Luis Bravo España, de 28 años, fueron formalizados ayer ante el Juzgado de Garantía de Punta Arenas por el delito de narcotráfico, luego de que fueran detenidos el pasado martes en diversos operativos llevados a cabo por efectivos del OS-7 de Carabineros. Según los informes presentados por la Fiscalía, existirían pruebas que vinculan a la pareja directamente con la internación de la droga, y a la luz asomaron antecedentes que demuestran que no sería la primera vez que internaban la mercancía ilícita.

En la audiencia presidida por el juez Gonzalo Celedón, el fiscal Oliver Rammsy, expuso los antecedentes de la investigación en curso. Explicó que en los meses de agosto y septiembre pasados, Vidal y su pareja, coordinaron el ingreso de marihuana paraguaya prensada a Punta. Para ello, Vidal viajó el 7 de octubre a Río Gallegos, en Argentina, lugar donde se contactó con su proveedor, un argentino conocido en el ambiente como “Richard o Sergio”, el cual lo provee de droga. En esta oportunidad le entregó 7 kilos del alucinógeno. Una vez realizada la transacción, Vidal se coordinó con su pareja, la que contrató por 100 mil pesos el taxi conducido por el tercer detenido, Bravo España, apodado “El Chepo”, quien debía ir en el vehículo hasta el kilómetro 139 de la Ruta CH-255, en una caseta ubicada en el lugar, 2 kilómetros antes de llegar al paso fronterizo de Monte Aymond, donde recogería a su pasajero. Esto se concretó cerca de las 1,25 horas de la madrugada del martes pasado, siendo interceptados ambos a las 2,45 horas en el kilómetro 32 de la Ruta 9 Norte, en el sector de Kon Aiken, lugar en donde se había acordonado el sector en 500 metros a la redonda, lográndose la detención de ambos sujetos e incautada la droga.

Respecto de la mujer, ella fue detenida en su domicilio de la población Loteo del Mar.

A la luz de los antecedentes, Rammsy solicitó que en contra de Bravo España se estableciera la medida cautelar de arraigo regional y firma semanal, por su participación como cómplice en el delito. De igual manera, se solicitó la prisión preventiva para Vidal Hernández, quien a esta altura del proceso, figura como principal autor de la comisión del ilícito. Respecto de la mujer, también se había solicitado la prisión preventiva. No obstante, tras una férrea defensa del abogado Guillermo Ibacache, quien rebatió cada uno de los argumentos de la Fiscalía, y añadió el determinante detalle que la mujer tiene un hijo de un año, fue el propio fiscal quien modificó la solicitud de prisión preventiva por la de arresto domiciliario total, petición que el juez Celedón aceptó.

En definitiva se establecieron 90 días de plazo investigativo, período en el que Vidal permanecerá preso, en tanto su esposa deberá permanecer con arresto domiciliario, y Bravo España con firma semanal.

Finalmente, y respecto a este último imputado, momentos de tensión se vivieron en el Juzgado a su salida, ya que familiares y acompañantes de los principales sindicados como autores, comenzaron a gritarle “soplón”, “sapo”, y una serie de epítetos que dieron a entender que su testimonio habría incriminado a la madre del lactante, hoy recluida en su hogar.