Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Tras 106 días batallando por su vida, murió alumno del Liceo Industrial herido en choque

Aun cuando también aquí hay un chofer de un camión involucrado, el abuelo del joven indicó que “eso se lo dejamos a la justicia,
la justicia es la que tiene que dictaminar quién es el culpable y el responsable”.

Por La Prensa Austral lunes 24 de diciembre del 2012

Compartir esta noticia
78
Visitas


A las 4 de la madrugada de ayer, en la Unidad del Paciente Crítico (Uci) del Hospital Clínico de Magallanes dejó de existir Pablo Ojeda Muñoz, estudiante del Liceo Industrial Armando Quezada Acharán, de 18 años, quien había resultado severamente lesionado en un violento accidente junto a su polola hace 106 días.

La colisión se desencadenó en el kilómetro 8,3 de la Ruta 9 Norte, pasadas las 22,30 horas del 8 de septiembre pasado, luego que el jeep Isuzu, modelo Mu, en que iban tuvo una falla eléctrica y quedó estático sobre la calzada en pendiente sin iluminación en la ruta. El joven y su polola, Verónica Moggia Arteaga, no pudieron hacer nada para evitar ser impactados por un camión, el cual se incrustó con gran fuerza en la parte posterior del móvil menor. Ambos ocupantes quedaron atrapados y debieron ser rescatados desde la cabina deformada.

De ahí vendrían largas semanas de incertidumbre, en las cuales Pablo fue intervenido en varias ocasiones para drenar fluidos al interior de sus pulmones, e incluso debió afrontar una complicada neumonía. Pese a que en un momento había logrado salir de la Uci, su delicada condición experimentaría un retroceso en las últimas semanas. Finalmente, luego de tres meses y medio de luchar por su vida, su debilitado organismo ayer no soportó más.

Escenas de profunda tristeza se pudieron apreciar ayer tarde entre sus seres queridos, que siempre estuvieron a su lado y nunca dieron por perdida la esperanza. A las 14,45 horas, los restos del malogrado estudiante fueron entregados a su familia desde las dependencias del Servicio Médico Legal.

Abuelo materno

Al intentar ayer a las 17,30 horas conversar con Maribel Muñoz, madre del joven, Héctor Muñoz Aguilar, su abuelo materno, señaló que ésta estaba muy dolida y no podía hablar en ese momento, ya que se encontraba descansando. El abuelo señaló que el deceso de su nieto fue algo muy fuerte, “ella lo siente mucho más todavía que nosotros”. Tras acompañarlo tanto tiempo en el hospital, incluso sacrificando su trabajo durante 3 meses y medio, indicó que su hija pensaba que “iba a poder volver a la casa con su hijo caminando”.

Por otro lado, mencionó que es muy difícil hallar respuestas en un momento como éste, porque “los hijos uno los cría desde el portón para adentro. Y desde el portón para afuera de su casa uno no sabe lo que andan haciendo o lo que hacen. A él le tocó la mala suerte que un vecino lo entusiasmó a llevarlo para afuera. Le tocó la desgracia y aquí estamos. Ahora tenemos que aguantar y sobreponernos al caso, no nos queda otra”.

El abuelo confesó que pensaban que Pablo iba a sobrevivir, “con tres meses y medio que llevaba en el hospital pero su cuerpo no aguantó más”. Era el mayor de tres hermanos, dos varones y una niñita, agregó, y siempre lo recordarán como el muchacho alegre y jovial.

Aun cuando también aquí hay un chofer de un camión involucrado, expresó que “eso se lo dejamos a la justicia, la justicia es la que tiene que dictaminar quién es el culpable y el responsable. La última palabra la tiene la justicia, ellos saben si el culpable es el chofer del camión o quién puede ser el culpable”.

Los restos del infortunado joven son velados en su domicilio de Abate Molina Nº0316. Su sepelio será mañana martes a las 14,30 horas, saliendo en dirección a la capilla Santo Cura de Ars, en calle Francisco Antonio Pinto, donde se hará un oficio religioso para luego dirigirse hasta el Cementerio Municipal Sara Braun.