Necrológicas
  • Jorge Antonio Yersic Soto
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

Tras 26 años, hoy se despide el administrador del cementerio

“Sólo a través de la cremación” podrían afrontar una eventual demanda de servicios si es que se produjera el cierre del Parque Cruz de Froward

Por La Prensa Austral viernes 29 de abril del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
50
Visitas


Hoy será el último día en que José Sergio Aguilar Ojeda, administrador del Cementerio Municipal Sara Braun, recorra aquellas frías instalaciones a las que que hace 26 años él llegó con la intención de “humanizar”, si se puede decir.
Siete alcaldes han pasado desde cuando asumió este contador magallánico, hoy de 70 años, (el primero fue Eduardo Menéndez), tras ganar un concurso público. Aguilar venía de cumplir 25 años en la dirección del Servicio de Salud, donde fue jefe de Finanzas durante 20 años y estuvo otros cinco al frente de la agencia regional del Fonasa.

Cuando llegó, evoca que el cementerio sólo era un lugar para sepultar fallecidos y, al igual que la morgue, dependió del Servicio de Salud hasta 1982. Esta última incluso se ubicó al interior del recinto hasta 1990. Entonces todo trámite administrativo relacionado a alguna sepultación se debía hacer en la municipalidad, lo que significaba viajes y trastornos al usuario. El se propuso “descentralizar el cementerio”, hasta que lo logró.

Una de sus más duras confesiones es que en algún momento pensó morir ejerciendo el cargo, aunque lo toma para la risa. Aunque debió haber jubilado a los 65, la autoridad edilicia de la época le pidió seguir un par de años más, lo cual se prolongó por tiempo mayor (en su reemplazo el lunes asumirá Alfredo Miranda).

Pese a los muchos años, señala que el cementerio es un lugar tranquilo no sólo de nombre. Durante su gestión, los únicos incidentes han sido la quema de algunos cipreses hace algunos años y uno que otro hecho delictivo. El último de ellos tuvo como protagonistas a unos jóvenes “góticos” que ingresaron de noche a romper algunas cruces e hicieron una ceremonia, además de agredir a un guardia.

Dentro de los funerales que lo han marcado, sin dudarlo señala el de Alfonso “Cocho” Cárcamo, quien murió siendo concejal. Otros sepelios numeroso shan sido los del corredor de autos Esteban Capkovic y del ex alcalde Carlos González Yaksic.

Colapsado

Dentro de lo importante, resalta que en los últimos 15 años ha logrado posicionar nacional e internacionalmente su imagen turística, al punto que ya está incluido en todos los circuitos de visitantes. Por este concepto, al año concurren 10 mil a 12 mil turistas.

Por otro lado, a través del crematorio ayudaron a paliar el problema de un cementerio totalmente colapsado: “No hay terrenos, hay que construir más nichos, no hay dónde”. Antes se debía llevar a los difuntos a Río Gallegos para cremarlos.

Si mensualmente ingresan 50 a 60 fallecidos al camposanto, unos 10 a 12 se van al crematorio.
Ante la consulta de si tendrían capacidad para recibir un alto número de sepultaciones en el evento de que sea cerrado el Parque Cruz de Froward, indicó que ello sería factible “sólo a través de la cremación”.

Su proyecto futuro de la ampliación todavía está en manos de la Confederación Deportiva. Por de pronto se hablaría de la entrega de paños en Bilbao y Carrera, en tanto no venza el comodato de dichos terrenos (en 2023).

Otras obras realizadas fueron la remodelación de la plaza central, del sector del Indio Desconocido, la apertura del recinto por sus cuatro costados, estacionamientos de taxis y la capilla ecuménica. La apertura en Año Nuevo es otro hito que sigue creciendo.

Luego de entregar su cargo en buena forma, Aguilar espera descansar unos 10 ó 15 días, luego “pegarme un viajecito corto, y de ahí empezar a meditar qué voy a hacer”.