Necrológicas
  • Isabel Barrientos Barría
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Elsa Marzan Díaz
  • Francisco Javier Cadín Díaz
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Olegario Pérez Oyarzo
  • Irma Krautz Ruiz
  • Jorge González Reyes

Tres cuartas partes de los “perros vagos” tiene algún tipo de enfermedad

Edil dice que nadie quiere hacerse responsable del problema.

Por La Prensa Austral martes 6 de septiembre del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
88
Visitas


Es que nadie quiere quedar como el malo de la película, como el exterminador o el eliminador de canes.
La opinión del concejal José Saldivia Díaz es tajante: “aquí estamos ante un tema sanitario y que pasa por una solución legislativa”.

Es el tema de los “perros vagos”, los mismos que deambulan por las poblaciones o que marcan, con sus ladridos, el devenir diario en el sector de Plaza de Armas de Punta Arenas.

El problema sigue latente pese a lo que el edil califica como “soluciones de parche”. Al respecto, señala que “se han aprobado recursos principalmente para esterilización, pero no más que eso. Y, la razón, es que estamos frente a una situación jurídica, legal, donde el que tiene que intervenir no es el municipio, porque no tiene autoridad para capturar ni eliminar ni siquiera a los perros enfermos”.

Justamente, Saldivia se detiene en este último punto. “Lo grave es que estamos frente a una situación sanitaria que nadie quiere abordar, porque nadie quiere quedar mal ante la ciudadanía”.

Legisladores responsables

El concejal indica que tres cuartas partes de los perros que circulan por nuestras calles presenta algún tipo de enfermedad, “entonces son otros los organismos que tienen que tener competencia en esta materia. Esto debe ser motivo de un cambio legislativo y son los legisladores quienes tienen la responsabilidad.

El problema es que nadie quiere quedar como el eliminador de canes, más cuando el tema ambiental es tan importante. Entonces nadie lo ve por el lado sanitario, de que están contagiando enfermedades a las personas o que están esparciendo desperdicios por todos lados”.

En cuanto al papel que cumple el municipio, José Saldivia indica que el tema requiere de recursos y que, en este sentido, no se puede crear un canil para albergar a toda la población de “perros vagos”.

Respecto de las esterilizaciones, advierte que también hay una importante asignación de recursos. Lamentablemente, ello favorece a los canes que son llevados por sus dueños y no a los que deambulan y son, en definitiva, los verdaderos responsables del aumento de la población canina.