Necrológicas
  • Jorge Antonio Yersic Soto
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

Triste jornada para familia de jóvenes muertos en incendio

Sandy Espinoza Pino (20 años) y Adolfo Navia Donoso (30) murieron calcinados en un terrible incendio ocurrido ayer en el predio del Hotel Las Torres

Por La Prensa Austral sábado 2 de abril del 2011

Compartir esta noticia
67
Visitas


“Lo siento…. Estamos bloqueados por tanto dolor”. Aquello era elocuente ayer durante la mañana en el Servicio Médico Legal.
Familiares y compañeros de la pareja fallecida durante el incendio en el Hotel Las Torres llegó hasta el recinto de calle Lautaro Navarro para iniciar los trámites para el retiro de los cuerpos y el posterior traslado a Santiago.

En el lugar no hubo espacio para el diálogo. El dolor se trasuntaba con la espera, el correr de los minutos y la confirmación de que los restos serían entregados por la tarde. La familia decidía que antes de embarcar en horas de la noche rumbo al norte del país, los cuerpos de Sandy Espinoza Pino (20 años) y Adolfo Navia Donoso (30) permanecerían en la Iglesia Catedral.

A eso de las 19 horas se efectuó la misa, donde se destacaron los valores de la pareja y se instó a los familiares a ser fuertes en este momento de tristeza. Los féretros se encontraban cubiertos con las banderas de la Universidad de Chile y Colo Colo, quedando en evidencia la pasión que la pareja sentía por el fútbol. Al acto religioso asistieron autoridades, encabezadas por la intendenta Liliana Kusanovic, quien, además, es accionista del Hotel Las Torres.

Pasadas las 3 de la madrugada, los restos serían trasladados hasta el Aeropuerto Presidente Carlos Ibáñez.

“Le gustaba lo que hacía”

Un magallánico que entabló amistad con Adolfo Navia Donoso, quien pidió reserva de su identidad, señaló que lo conoció porque trabajó con él en el Paine durante la temporada 2006-2007.

Particularmente con Adolfo compartió buenos momentos. “Era bueno para el carrete, muy simpático, bien choro, una persona confiable”. Destacó que Adolfo era muy conocido, no le costaba entablar una amistad e incluso solía compartir mucho con los gauchos y en las pesebreras. Como guía era uno de los rostros más visible de Las Torres, manejándose de manera muy fluida con los visitantes.

Señaló que hace tres o cuatro temporadas Las Torres también funciona en invierno, y Adolfo precisamente era una de las personas que trabajaba durante esa época, ya que le gustaba lo que hacía. De hecho, destacó que era un guía bien especializado en ese tema, y con el grupo que trabajaban habían abierto varias rutas nuevas, entre ellas la de Cerro Paine.

Hasta allí subían en dos tramos, a caballo y caminando.

Difícil identificación

Por otro lado, ayer se efectuó la entrega de los cuerpos a los familiares en el Servicio Médico Legal.

La decisión llegó luego que se determinara basar la identificación en los empadronamientos efectuados en el sector del siniestro. El estado de los cuerpos hizo imposible la individualización o el análisis de huellas. En tanto, un examen ADN se hubiera traducido en semanas de espera.

Con respecto a la causa de muerte, nuevas pericias reafirman la tesis de un problema en un calefactor eléctrico. Asimismo, peritos explicaron que la inhalación del monóxido de carbono debe haberse producido de forma masiva, evitando la reacción de las víctimas por el rápido efecto que produce en cuanto a la pérdida de conocimiento y parálisis respiratoria.