Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Un ferry con capacidad para 200 autos uniría Río Gallegos y Río Grande

Avanza proyecto del gobierno argentino para que los fueguinos salgan de su territorio sin la necesidad de cruzar por suelo chileno.

Por La Prensa Austral sábado 3 de noviembre del 2012

Compartir esta noticia
109
Visitas


Un ferry con una capacidad para unos 200 vehículos y otras comodidades a bordo, en un viaje proyectado de 90 minutos, es la factibilidad que estudia el gobierno argentino para hacer realidad el cruce por mar entre Río Grande y Río Gallegos, de modo de evitar que vehículos livianos y transportes de carga de ese país circulen por territorio chileno.

La información aparece contenida en la edición de ayer de El Diario del Fin del Mundo de la ciudad de Ushuaia, donde se entregan luces acerca de la aprobación en el Congreso de la Nación de la República Argentina, de la Ley que habilita al estudio de factibilidad para que los argentinos, insulares y continentales, puedan transitar por suelo argentino sin tener la necesidad de cruzar por territorio chileno.

La publicación señala que esto renueva especialmente las expectativas de los fueguinos, quienes desde comienzo de la década de los 80 y durante varios gobiernos, vieron acercarse y alejarse la posibilidad de contar con una conexión marítima entre Hito 1 (el norte de Tierra del Fuego) y Punta Dúngenes (sur de Santa Cruz y final del continente sudamericano).

La alternativa desde Tierra del Fuego es continuar el circuito terrestre por la ruta nacional N°3, a través de los 93 kilómetros que separan a San Sebastián de Hito 1, abordar un ferry de gran porte similar a los que surcan las aguas entre ciudades portuarias e islas del mar del norte, para después de una hora treinta de navegación, desembarcar en la emblemática Punta Dúngenes.

En primera instancia, las tareas de investigación técnica de factibilidad las iniciará la Secretaría de Asuntos Marítimos y de Pesca de la Nación, para determinar cuáles son los lugares más aptos para construir los dos puertos de amarre de la nave que podría surcar la boca oriental del estrecho de Magallanes.

De acuerdo a la información recabada, las autoridades nacionales proyectan como embarcación posible, un ferry apto para navegar en mar abierto, conocido comúnmente como rolón, con una capacidad promedio de transporte para unos 200 vehículos, con restaurante, bar, confitería y áreas comerciales, cuya operación podría surgir posterior a una licitación nacional e internacional que permita la incorporación del sector privado, y que en el mercado naval mundial rondan los 30 millones de dólares.

El proyecto, que a diferencia de los anteriores dejó a empresas constructoras el estudio de factibilidad, tendrá esta vez a una serie de organismos públicos y a sus profesionales como protagonistas y como factor técnico para su desarrollo. El cual ya posee como antecedentes, una investigación que ordenó realizar el ex Presidente Néstor Kirchner en 2009 y que desarrolló la Unidad de Coordinación de Programas y Proyectos con Financiamiento Externo del Ministerio de Planificación Federal, que conduce Pablo Abal Medina.

Como base para recuperar la inversión que se requiere y de acuerdo a los datos macroeconómicos reunidos, en 2011, las principales empresas de transporte que operan desde y hacia Tierra del Fuego; Cantarini, Vesprini, Cruz del Sur, Mayer Fueguina, Oro Negro, Trejo Logistic Solution y Fraser, entre otras; invierten más de 12 millones de dólares por año para hacer uso de la barcaza de la empresa de capitales chilenos que uno Bahía Azul con Punta Delgada, monto suficiente que permite visualizar al gobierno nacional, una alternativa posible que se puso en marcha con la aprobación unánime de los miembros de la Cámara de Diputados de la Nación.