Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

“Valita” emerge como el sucesor de “Barquillito”

El popular payaso callejero prepara el relevo en su oficio y para tal efecto encamina a su pequeño hijo en el complejo oficio de hacer reír.

Por La Prensa Austral lunes 6 de junio del 2011

Compartir esta noticia
65
Visitas


Roberto Hofer
rhofer@laprensaaustral.cl

Si hay algún payaso callejero conocido en el medio local, ése sin duda es “Barquillito” (alias de Mario Aranda), el cual ostenta el singular registro de ser el primer tony en actuar en el continente antártico. Claro que, como todo artista que se gana la vida en la calle, es conciente que todo tiene fecha de vencimiento. Por esta razón, “Barquillito” estuvo hace poco en nuestra redacción para presentar a quien espera sea su sucesor y, de paso, el primer tony nacido y criado en Magallanes en este duro oficio: “Valita”.

Esta novel promesa en el difícil arte de hacer reír cuenta apenas con 9 años y trabaja desde los 4 años. Su orgulloso padre se adelanta para aclarar que “Valita” no trabaja en la calle, sino que estudia, y “cada vez que trabaja se le paga, entonces todo queda en familia”.

En relación al hecho de presentarlo como primer payaso magallánico, destaca que “él nació de un payaso, no se ha hecho como otros de adulto, y él nació con la sangre para payasear”.

Aunque el infantil clown dice con gracia que “no soy casado, ni tengo cuatro hijos”, no descarta que a largo plazo pueda llegar a ser real. “Valita” se da a conocer como sucesor de “Barquillito” y como “el que le va a quitar la pega”. Para él, payasear es “entretener a la gente”, claro que sin dejar de lado el estudio (entre carcajadas dice que cursa 4º básico en la “High British School Hernando de Magallanes”).

Cuando surge algún “pituto” él trabaja, generalmente los sábados y domingo. Su orgulloso papá señala que este “hijo de tigre” ya “pega fuerte” como número, pues “grandes empresas lo han contratado en Punta Arenas en cumpleaños, velorios y separaciones”. Se ha presentado en Cerro Sombrero y ya es “internacional”, pues ha llegado a Puerto Natales.

Su principal sueño es “llegar a juntar mi plata, para tener una guitarra o una batería para hacer un dúo y trabajar con este payaso feo (mirando a su papá)”. Lo que más recalca es el estudio, porque sino “no puedo payasear”.
Con la emoción, su padre y manager no se aguanta y tira una exclusiva: “ahora se viene el circo de Barquillito en la región, a través de la televisión, así que invitamos a la comunidad en general a que tenga una visión diferente del payaso y una visión diferente del circo”.