Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Vecina presentó recurso contra obras del Mop

Aun cuando la vivienda familiar de Carolina Sierpe Jeraldo se ubica a un costado del puente de calle Chiloé, no se vio afectada de igual manera que muchos vecinos de Playa Norte o del barrio Croata con el último frente de mal tiempo.
[…]

Por La Prensa Austral domingo 23 de diciembre del 2012

Compartir esta noticia
26
Visitas


Aun cuando la vivienda familiar de Carolina Sierpe Jeraldo se ubica a un costado del puente de calle Chiloé, no se vio afectada de igual manera que muchos vecinos de Playa Norte o del barrio Croata con el último frente de mal tiempo.

Sin embargo, más allá de la ubicación del domicilio, ella se mostró tremendamente afligida con los efectos que vienen dejando las continuas intervenciones de los organismos encargados en aquel sector del río. Esto la llevó a interponer el viernes pasado un recurso de protección en la Corte de Apelaciones.

Haciendo un poco de historia, comentó que siempre han limpiado el río con maquinaria pesada, pero hace más de 20 años la bajada era por el lado norte, donde hoy se ubica un edificio (que alberga una tienda de arriendo de videos). En el aluvión del 90, indicó que había una casa que se encontraba bien retirada de la vereda, por lo menos unos 7 metros, y entonces no tenían inconvenientes.

Luego de ese desastre, la casa fue demolida y construyeron dicho edificio, producto de lo cual “encementaron hasta la calle y además hicieron como escalones hacia el río junto con una reja. Lo que está mal ahí es que ese espacio no es privado”.
De ahí en adelante empezaron a bajar por su casa, trabajos que hace un tiempo han traído muchos inconvenientes y daños. Por ejemplo, mencionó dos fugas de gas del medidor al no soportar éste las constantes vibraciones. A ello sumó tres ventanales de la casa dañados, uno del frontis y dos laterales, producto de que pasaron a llevar la reja antes existente. Esta quedó totalmente descuadrada.

La reja fue reemplazada por una más alta y resistente, con portero electrónico.

Sin embargo, el jueves, segundo día de las obras, pasaron a cortar los cables del tendido eléctrico, y el viernes chocaron la reja dejándola totalmente ondulada. No se puede cerrar el portón eléctrico de forma normal. Además se constató que la puerta de calle está teniendo problemas para abrir y cerrar junto con algunas ventanas.
Recurso

La afectada lamentó que los encargados (Dirección de Obras Hidráulicas del Mop) no le den ninguna solución a esta constante “tortura”, y se limiten a reparar lo que se vea afectado. Ello, ya que el problema son los daños invisibles permanentes y paulatinos que generan estos trabajos en los cimientos de la casa, y en su estructura general.

Manifestó que la maquinaria trabaja a sólo 50 centímetros de su propiedad vulnerando la condición de esta misma. El viernes en la mañana habló con una persona del Mop, quien pudo constatar en terreno e incluso dentro de su propiedad los daños causados. Sin embargo, éste sólo le replicó que “es por un bien mayor y que tenía las de perder, porque por el bien de muchos lamentablemente yo salía perjudicada. ¡Desafortunada declaración de esta persona!”, se quejó.

Por este motivo, Carolina fue a tribunales y presentó un recurso de protección para poner fin a esta situación. En el escrito judicial, ella plantea que, en definitiva, todo esto la lleva a hacer todo a su alcance para que estos trabajos no se realicen nunca más afuera de su propiedad. Este fue acogido para tramitación por el tribunal de alzada, sin embargo, no se acogió la orden de no innovar en que ella solicitaba parar las actuales faenas.

Para la afectada, no es posible que las instituciones públicas hagan cierto trabajo para resguardar los bienes de unas personas a costa del bien de otra. Por ello, no descarta una demanda por daños materiales y morales contra el servicio a cargo de las obras.