Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Vecinos de calle Elvira Rubín Villa aburridos de inundación con aguas servidas

Hace un año se formó una agrupación para luchar porque dicha arteria esté en óptimas condiciones.

Por La Prensa Austral jueves 10 de julio del 2014

Compartir esta noticia
50
Visitas


Alegan que hace 15 años deben soportar que cada invierno se inunde, con aguas servidas, la calle Elvira Rubín Villa, en el sector rural de Barranco Amarillo (al norte de Punta Arenas).
Luis Pinto es uno de los residentes en esta calle que debe lidiar, año a año, con este problema en el patio de su casa.
Pero el agua se expande más allá, forman una especie de laguna pequeña en medio de dicha calle. Por lo mismo, hoy existe una pasarela de madera en el lugar para poder transitar por allí.
Así lo confirma Miguel Alvarado Alvarado, presidente de la nueva agrupación “Elvira Rubín Villa”, creada hace un año e integrada por 30 personas.
“Este problema con el agua (servida) se acarrea desde hace 15 años; todos los años tenemos esta situación, en que se inundan dos patios de esta calle. Y resulta que estas no son aguas lluvias, sino que aguas servidas. El personal que ahora está trabajando en la pasarela que colocaron, encontró fecas humanas en el agua. El patio de él (Luis Pinto) queda inundado completamente. Y eso es una cuneta que pasa por detrás de las casas y pasa rozando los pozos negros, que vienen de abajo, y esas fecas vienen a salir aquí, pasan entre medio de los dos patios”, cuenta el dirigente vecinal.
“Hemos tocado un montón de puertas, sin resultados positivos, en muchos gobiernos anteriores: muchos intendentes, alcaldes y gobernadores. Y nada. Hace un tiempo, tuvimos una reunión con el intendente, el doctor (Jorge) Flies. Yo le di a conocer, con documentación en mano, todo el problema que tenemos, de cuándo estamos peleando esto y cuánta plata se está invirtiendo. Pero hasta la fecha eso no se ha visto en el lugar. Entonces, a nosotros, como vecinos, nos molesta, porque no nos dan una buena calidad de vida. Porque a nadie le va a agradar estar viviendo con agua de ese tipo”, agregó.
Asimismo, Alvarado señala que existe un proyecto de drenaje para sacar esa agua a la calle por $60 millones. “Hasta el momento, no he visto nada. Esa plata fue aprobada en julio del año pasado, por el Consejo Regional”, afirmó.
Plantas elevadoras no funcionan
Otro de los problemas que en este momento afecta a los vecinos de Barranco Amarillo, es el alcantarillado, pues Alvarado sostiene que las bombas elevadoras no están funcionando, “porque son chicas, tienen que cambiarlas”.
“Ese alcantarillado debía haber estado funcionando en mayo del año pasado. La empresa llegó en diciembre, pero se fue y no dijo si estaba listo o no. Y ahora, resulta que Aguas Magallanes no quiere recibir la obra, porque hay muchas dificultades, cosas que quedaron pendientes, sin hacer. Además, tenemos vecinos que se han conectado a la red, sin autorización”, indicó.
“Como no tenemos funcionando las bombas elevadoras, eso hace que tengamos varias cámaras llenas de todo, incluyendo la mía. Ahora, lo que quieren hacer es instalar las bombas, hacerlas funcionar y con el agua de la calle, hacer una limpieza de cámara y sellarla. Porque Aguas Magallanes me dijo bien claro que ellos recibían el trabajo, pero que tenía que quedar todo sin ningún problema. Hasta el momento, no se ha cumplido nada de eso: no se ha hecho el cambio de bombas, no se han conectado. Tampoco se hizo un ripiado de calle”, añadió Alvarado.
Finalmente, ambos vecinos evidenciaron su molestia por sentirse dejados de lado por las autoridades, pese a ser los más antiguos del sector.