Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Viajeros destacaron ahorro de hasta 45 minutos en hacer sus trámites en Monte Aymond

“Lo que hacíamos casi en una hora pudimos hacerlo en sólo 15 minutos”. Rostro y palabras de satisfacción de dos ciudadanos argentinos que ayer abandonaban el complejo fronterizo que conecta Punta Arenas con Río Gallegos, durante los primeros minutos de la puesta en marcha del nuevo sistema de control integrado (Codo a Codo).
[…]

Por La Prensa Austral martes 4 de octubre del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
17
Visitas


“Lo que hacíamos casi en una hora pudimos hacerlo en sólo 15 minutos”. Rostro y palabras de satisfacción de dos ciudadanos argentinos que ayer abandonaban el complejo fronterizo que conecta Punta Arenas con Río Gallegos, durante los primeros minutos de la puesta en marcha del nuevo sistema de control integrado (Codo a Codo).

Jornada de cambios en el paso Integración Austral de Monte Aymond, la que se inició a las 8 de la mañana con la inmediata atención de dos vehículos y un camión que desde Gallegos se dirigían a la provincia de Tierra del Fuego.

“Hay que ir por allá, porque ahora no es necesario hacer trámites en los dos lados”, explicaba un funcionario argentino a un conductor que tenía como destino la ciudad de Ushuaia.

En la práctica, la decisión acordada por las Cancillerías de ambos países indica que el país al que se ingresa hace de cabecera de control, debiendo en un mismo edificio efectuarse todo el trámite ante los servicios chilenos y argentinos. “Este control integrado, conocido con el nombre de ‘Codo a Codo’, evidentemente busca ahorrar tiempo al usuario, porque en vez de bajarse en ambos edificios sólo debe hacerlo en uno. Toda la gente que ingrese a Chile, en buses, camiones o vehículos particulares, debe pasar sólo al complejo del lado chileno. Y quienes vayan a Río Gallegos, deberán cumplir los trámites en el lado argentino” explicó el coordinador del complejo, funcionario de la gobernación provincial de Magallanes, Mariano Kusanovic.

Además de la reducción en los tiempos, también pudo apreciarse una excelente convivencia entre funcionarios chilenos y argentinos. Hubo tiempo para bromas, risas, fotografías y un buen café (mate en su defecto), en medio de una atención y entrega de información fluidas.

Puesto a prueba

Lo de un sistema integrado en Monte Aymond surge como un segundo esfuerzo por trabajar mancomunadamente entre Chile y Argentina en materia de frontera. El primero, y que ha recibido una buena evaluación, es Los Libertadores (Cristo Redentor). “Por eso, esperamos un buen funcionamiento. Acá están presentes Senasa (Sanidad Agraria), Migraciones, Gendarmería Nacional y Servicio de Aduanas, por Argentina. Por nuestro país están el Servicio Agrícola y Ganadero, la PDI y Aduanas”, precisa Kusanovic.

Agrega que el usuario deberá acostumbrarse al nuevo sistema y que, por ello, es importante la entrega de información. “Hicimos una campaña a través de los medios de prensa, y en Argentina se hizo lo mismo. Además, fuera de los edificios la policía está guiando a la gente para ordenar el flujo vehicular. Hasta el momento, todo ha funcionado bien”.

Sin embargo, brindar un buen servicio con un flujo diario inferior a 500 vehículos puede tener sus bemoles cuando la atención puede superar los 3 mil. Justamente, eso es lo que se espera para este fin de semana largo, con el feriado y la realización de la fecha de Turismo Carretera de Automovilismo en Río Gallegos. “Será un desafío y una buena radiografía de saber cómo será durante el período de vacaciones”, enfatiza Mariano Kusanovic.

Cerca de las 11 de la mañana el tráfico comenzaba a incrementarse, siendo bastante superior en el lado chileno. Por el lado argentino, sólo se encontraban a la espera del paso de los buses que salían desde Punta Arenas.

El horario de atención en el complejo es de 8 a 22 horas, hasta el 31 del presente mes. Posteriormente, y hasta abril del próximo año, se ampliará durante las 24 horas.