Necrológicas
  • Selma del Carmen Gulet Gulet
  • Arturo Arteaga Tapia
  • Arturo Arteaga Tapia
  • Marta Barría Barria

Analizan potencial del hidrógeno eólico en Magallanes y sus posibilidades de desarrollo

Por La Prensa Austral martes 8 de octubre del 2019

Compartir esta noticia
334
Visitas

Seminario en la Umag

Un primer acercamiento tuvieron el 26 de septiembre, el mundo de la academia y representantes del sector público y privado de la región en torno a las proyecciones del desarrollo del hidrógeno en Magallanes a partir de la energía eólica, una iniciativa que impulsó la Facultad de Ingeniería de la Umag con el objetivo de aportar visiones a la discusión, analizar su potencial y explorar la posibilidades de cooperación para una eventual producción de este elemento dentro del mercado energético local.

La instancia, se llevó a cabo a través de un seminario denominado “Hidrógeno eólico. Desafíos y Oportunidades” en el cual participaron, como relatores, académicos e investigadores del Centro de Estudios de los Recursos Energéticos (Cere-Umag), el Centro de Economía del Hidrógeno de la Universidad de Santiago (Usach), la planta experimental de Pico Truncado de Argentina, el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) de España y, también, del Ministerio de Energía.

El decano de la Facultad de Ingeniería de la Umag, Carlos Arias, explicó que “éste ha sido un seminario muy dirigido porque dentro de la facultad tenemos interés en ver las posibilidades de desarrollar o generar hidrógeno en base a la energía eólica. El punto aquí es cómo aprovechar mejor nuestro potencial eólico en la región que, por todos, es sabido que es muy alto, o cómo explorar una forma, en definitiva, de industrializar el viento, en términos más coloquiales”.

Según explican desde el Cere, el hidrógeno es un gas con una muy baja densidad y hay que comprimirlo y almacenarlo de forma eficiente, lo que no es barato; menos aún si se decide pasarlo a un estado líquido (licuefacción). Sin embargo, tiene una autonomía mayor y tiempos de carga menores que las baterías eléctricas y -a diferencia de los combustibles fósiles- sin emisiones de CO2. La producción de hidrógeno verde, consiste en tomar agua, la cual, luego de un proceso de electrólisis, genera oxígeno e hidrógeno, lo que requiere una gran cantidad de energía. Actualmente, cerca del 96% del hidrógeno del mundo se extrae a partir de combustibles fósiles (gases naturales, hidrocarburos líquidos y carbón) y sólo el 4% del agua. Pero esto está cambiando, radicalmente, gracias a la disminución del costo de las energías renovables, por ende, hoy en día, la energía requerida para este proceso es suministrada por fuentes renovables.

En ese sentido, sostienen que la región presenta altos potenciales de energía eólica y una ubicación estratégica para una posible exportación futura de energía bajo la forma de hidrógeno si la proyección fuera a gran escala. Si se apostara a una escala menor se podría analizar la aplicación directa en la generación de un combustible alternativo, para el trasporte terrestre, en una primera instancia.

“El tema de generar hidrógeno a partir de cualquier otra fuente, incluyendo la energía eólica, no es nada nuevo, no es que vayamos a investigar de eso. El tema es incursionar o explorar y, como universidad, tenemos esa misión: ¿Cómo se podría hacer? ¿Cuáles serían las condiciones económicas que permitan que en esta región se genere un desarrollo basado en esa tecnología?”, añade el decano Arias.

Una de las experiencias compartidas y que puede servir de aporte para este análisis a nivel local, fue la de la profesora Mabel Herrera de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, Argentina, quien dirige la planta experimental de hidrógeno en Pico Truncado, provincia de Santa Cruz. “Queremos aportar con toda la experiencia adquirida en Pico Truncado en la producción de hidrógeno electrolítico con energía eólica, pero no sólo con el conocimiento tecnológico, sino que también con el trabajo desarrollado con la comunidad, con los colegios, ya que es muy importante comunicar las bondades de este combustible limpio, perderle el miedo, ya que existen formas seguras para su aplicación en transporte e incluso para energía térmica, pero se debe seguir avanzando, al igual que en Chile, en regulaciones que faciliten su uso”, enfatizó, refiriéndose a los variados usos potenciales del combustible.

Proyectando un trabajo colaborativo

Es en este contexto que la Umag, busca explorar, en conjunto con otros centros de investigación a nivel nacional e internacional, las posibilidades de cooperación con distintos actores del ámbito de la energía y así, evaluar, proyectar su generación a nivel regional.

El director del Cere Umag, doctor Humberto Vidal valoró la creación de la “Mesa de Hidrógeno Austral”.

“Estamos recién comenzando y esto no lo podemos hacer solos, por lo tanto hemos invitado a varias entidades, entre ellas la Universidad de Santiago (Usach), colegas con los cuales estamos tratando de ver cómo podríamos generar proyectos en esa área. Ellos ya están en un proyecto a nivel nacional en el norte para el hidrógeno como combustible en los camiones del área del cobre, porque ahí hay un consumo enorme de diésel”, precisó Arias.

Siguiendo esta misma línea, el profesor de Ingeniería Química y director del Centro de Economía del Hidrógeno de la Usach, Ricardo Vega, planteó que la mejor forma de incentivar el desarrollo del “hidrógeno verde”, es la cooperación. “Información básica, diagnósticos, proyectos aislados, hay muchísimos, pero lo que falta es que integremos todo ese tipo de iniciativas y todos esos intereses con un foco, y el foco es, absolutamente, regional con el viento que está ahí, disponible, sólo hay que estructurar las instancias para llevar a cabo estos proyectos”, concluyó.

De esta forma, al día siguiente y entre las instituciones participantes, se conformó la “Mesa de Hidrógeno Austral”, como una instancia de diálogo y colaboración mutua en torno a las oportunidades y desafíos que tendría la producción de este combustible limpio en estas latitudes, considerando los altos potenciales de energía eólica que presenta la Patagonia y que permitirían aportar energía para desarrollar este combustible a partir de la electrólisis del agua.

Dentro de los temas abordados por la mesa, se encuentra, en una primera instancia, la elaboración de un acuerdo de colaboración entre el Centro de Economía del Hidrógeno y el Cere Umag, con el fin de favorecer el intercambio académico y de estudiantes, el desarrollo de tesis de pre y postgrado y la postulación a fondos concursables de proyectos asociados a la producción de hidrógeno eólico, entre otras actividades. Cabe recordar, que ya existen convenios vigentes de colaboración entre la Umag y las otras instituciones presentes como la Unpa y el Ciemat, por lo cual la presente mesa vendría a fortalecer los lazos ya existentes. A este trabajo se suman también la Municipalidad de Pico Truncado, que se encuentra a cargo de la Planta Piloto de Hidrógeno de la Provincia de Santa Cruz y el InSeT (Instituto Superior de Educación Técnica).

Al respecto, el director del Cere Umag, doctor Humberto Vidal manifestó que “estamos muy optimistas con relación a la conformación de esta mesa, creemos que existen oportunidades evidentes de colaboración entre las instituciones presentes, a las cuales esperamos que se sumen más, ya que, en la actualidad, el establecimiento de alianzas estratégicas es fundamental para la formulación de proyectos, y también para la realización de cursos de especialización y postgrado, que permitan ir posicionando el hidrógeno en la región y en el país”.

Fotos cedidas Umag