Necrológicas
  • José Cárcamo Galindo

“El desarrollo y la economía tienen que considerar aspectos sociales y medioambientales”

Por La Prensa Austral martes 26 de noviembre del 2019

Compartir esta noticia
126
Visitas

Ministro de Ciencia, Andrés Couve

Aunque no anunció quién ocupará el puesto de seremi de la macrozona de Aysén y Magallanes, con asiento en Punta Arenas, el personero gubernamental conoció el trabajo de Cequa, Inach y el Cadi de la Umag, donde participó en el Taller Discusión de la Política de Ciencia y Tecnología

Cristián Saralegui

csaralegui@laprensaaustral.cl

Se esperaba que la primera visita a Punta Arenas del titular del recientemente creado Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, fuera para anunciar al seremi de la macrozona, correspondiente a Aysén y Magallanes, y que estará establecida en Punta Arenas. Pero eso no ocurrió.

En su única jornada en la zona, el ministro visitó, inicialmente, el Centro Asistencial Docente y de Investigación (Cadi-Umag), donde participó en el Taller Discusión de la Política de Ciencia y Tecnología, a la que asistieron investigadores de diversas áreas.

Después, conoció el trabajo de instituciones como Cequa y el Instituto Antártico Chileno (Inach), entre otras actividades, donde dio a conocer el plan de trabajo, en el mediano plazo, del ministerio.

Pero si bien Couve no quiso revelar al futuro seremi -lo que quedaría definido en los próximos días, según sus palabras-, sí determinó: “Queremos que esa persona conozca bien de cerca la investigación científica, que se vincule también con el mundo de la innovación, la educación. Necesitamos gente que articule muy bien y que, además de eso, tenga un carácter de emprendedor o emprendedora, porque somos muy poquitos y tenemos que echar a andar el ministerio, y las secretarías ministeriales prácticamente desde cero, por lo tanto, necesitamos personas que puedan hacer de todo”, adelantó.

Los cuatro ejes de la política nacional

En este encuentro, en el Cadi se abordaron temas para la creación de una política nacional, con cuatro ejes principales: 1.- Vinculación con la Sociedad; 2.- Futuro; 3.- Fortalecimiento del ecosistema de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación; y 4.-Desarrollo de Capacidades Institucionales.

Al respecto, Andrés Couve detalló que “la vinculación es la necesidad que la ciencia se conecte con las personas, tanto con el mundo de los niños que es fundamental para promover en ellos la curiosidad, el espíritu crítico, y también con la ciudadanía en su conjunto, llevando la ciencia a la cultura y la cultura a espacios también científicos”.

Un segundo ámbito –dijo- es el de futuro, cómo nos anticipamos a aquellas tendencias que están comenzando a ocurrir y nosotros tenemos que subirnos para poder, primero, actualizarnos y, después, en algunos casos, participar activamente de esas tendencias, algunas en las que ya estamos totalmente encima, como el cambio climático, inteligencia artificial, envejecimiento, nuevas fuentes de energía; cómo vamos a aprovechar la energía que nos puede proveer el hidrógeno, por ejemplo, temas de futuro que tenemos que anticiparnos, y temas éticos.

Couve añadió que el tercer eje tiene que ver con el fortalecimiento, con cómo apoyamos cada uno de los ámbitos que son necesarios para que este ecosistema funcione bien, cómo fortalecemos la formación de personas, los proyectos de investigación, vinculación con empresas, la tecnología y la infraestructura.

“Y finalmente, cuando hablamos de institucionalidad, es cómo le damos al ministerio, a la seremía, un carácter moderno, ágil, que use la tecnología y sea amable con los usuarios”.

En este encuentro, Andrés Couve pudo conocer las nuevas instalaciones del Centro Asistencial Docente y de Investigación y del Centro de Excelencia en Biomedicina de Magallanes. “Es un gran proyecto que alberga varias iniciativas, dentro de ellas el Cebima, un centro que combina el tratamiento de pacientes con investigación científica y por lo tanto, una gran iniciativa, porque además es colaborativa. Estos centros de investigación y de redes asistenciales, se hacen en colaboración entre distintas universidades, los gobiernos regionales, y es un buen ejemplo de cómo a través de la colaboración entre distintas instituciones, se puede lograr que se comience a instalar un polo de investigación científica nuevo en la región”, valoró.

Desafíos para Chile y Magallanes

Respecto de la planificación del ministerio para estos meses en que recién está funcionando, Couve indicó que, en el caso de Magallanes, “tiene grandes oportunidades en relación a estudios de cambio climático, a estudios de la Patagonia, en tema antártico, pero también en temas que son distintos, como biodiversidad. Cuando uno se va acercando a hacer cosas más aplicadas, tenemos una gran oportunidad de desarrollar aquí nuevas ideas y emprendimientos, en relación a turismo especializado, que en esta región está creciendo de manera significativa y para eso también se requiere investigación, para saber cómo entonces se pueden aprovechar las condiciones locales para que se desarrolle esa industria, y lo mismo uno podría decir, un gran potencial de apoyo logístico para la investigación antártica, siendo la puerta de entrada, el apoyo logístico que se le puede dar a la investigación científica mundial, se convierte aquí en un polo de desarrollo industrial.

“Lo mismo –añadió- con nuevas fuentes energéticas, entonces muchos temas que se pueden abordar, combinando las necesidades, oportunidades que nos ofrece el desarrollo económico con conocimiento para agregar valor”.

Sin embargo, la realidad nacional tuvo un cambio radical en el último mes, con el estallido social que aún se mantiene. Sobre cómo esta contingencia podría influir en la instalación de este ministerio, Andrés Couve, más que como un problema, vuelve a ver una oportunidad en esta movilización.

“El país obviamente ha cambiado mucho, estamos en medio de un estallido social importante, pero el Ministerio de Ciencia está comprometido a contribuir al bienestar del país y, por lo tanto, comprometido a brindar soluciones también. En ese sentido, junto al ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel; de Agricultura, Antonio Walker; la ministra Rubilar, y el Ministerio de Ciencias, acabamos de lanzar una iniciativa de escucha social, que se llama ‘El Chile que queremos’, donde vamos a promover encuentros, que pueden ser autogestionados, encuestas que se pueden responder de manera individual y también pueden ser guiados por una metodología para poder tener, como resultado, datos un poco más sistematizados y ahí es donde el Ministerio de Ciencia va a contribuir, a través de la articulación de la comunidad científica, para que podamos analizar, sistematizar esos datos y establecer prioridades de lo que la gente quiere, lo que las personas están pensando que son las necesidades frente a este estallido social y por lo tanto, creemos que el Ministerio de Ciencias puede contribuir a las soluciones, el ministerio tiene como compromiso el bienestar de las personas y por lo tanto, es una manera de cómo se valida el ministerio en relación al desarrollo del país”.

Financiamiento

Andrés Couve destaca el apoyo gubernamental otorgado al naciente ministerio, lo que se ve reflejado en términos de presupuesto “que se acaba de aprobar de un aumento de un 6,2% que es el quinto ministerio que mayor aumento tiene este año, lo que es significativo, y que va a estar principalmente, dedicado a promover la investigación colaborativa. Vamos a tener más y mejor investigación asociativa. Después vamos a tener algunos instrumentos que van a potenciar la innovación, principalmente de interés público, vamos a tener nuevos fondos para promover el emprendimiento de bases científicas tecnológicas, nuevos fondos para equipamiento y para la institucionalidad, entre ellas, la instalación de la seremía en Punta Arenas. Lo importante quizás es que esa plata de institucionalidad no viene de la investigación, sino que son fondos frescos que se incorporan al ministerio”, resaltó.

Desarrollo vs medio ambiente

Uno de los temas en que el Ministerio de Ciencia tendrá un rol importante es en la definición de políticas de desarrollo, sin que éstas afecten a los ecosistemas, el medio ambiente; relación que se ha mantenido tensa en nuestro país. Respecto de estas visiones que a veces se contraponen, el ministro indica que “ese es un tema fundamental si uno quiere plantear, como parte de nuestra visión, un desarrollo sostenible e integral y eso implica que el desarrollo, la economía, tiene que considerar estos aspectos que son sociales y medioambientales, y considerarlos no en una lógica de costos o de perjuicio a la economía, sino que una lógica de oportunidades. Cómo verdaderamente usamos las particularidades territoriales para que se desarrolle una economía sostenible, para que se desarrolle una economía que tiene particular cuidado con los temas medioambientales, donde el tema medioambiental no se transforme en un costo sino en un activo de esa economía.

“Y en temas de turismo especializado eso es lo que estamos viendo, que se desarrolle una industria competitiva, emergente, que se ve con muchas proyecciones para el futuro, pero que se basa en las consideraciones medioambientales que la región tiene con su territorio; entonces es una economía que no sufre por las consideraciones medioambientales, es una economía que se desarrolla gracias a esas consideraciones medioambientales, y si uno comienza a agregar valor en ese sentido, se pueden generar otras industrias que van en la misma dirección: la logística para la investigación antártica va en la misma línea, es agregar valor a las características territoriales para que una economía sea sostenible, y qué más sostenible que promover la investigación antártica, entonces son temas que hay que tratar con cuidado. Los temas medioambientales y los productivos tienen conflicto y ellos van mucho más allá que simplemente hablar de medioambiente. Cuando uno habla de economía, hay que pensar que muchas industrias generan muchos empleos, que hay que cuidar, que también son parte de la ecuación y por lo tanto, cuando uno establece una ruta responsable de una economía sostenible, es una ruta que toma en cuenta el crecimiento económico, que toma en cuenta estas consideraciones sociales, como por ejemplo el empleo, consideraciones prácticas que no podemos simplemente transitar de una matriz energética a otra, tenemos que hacer muchas cosas entre medio (tomar en cuenta el empleo, las líneas de transmisión, los tiempos que se demoran) por lo tanto, esa transición gradual a una economía sostenible es un compromiso que tenemos que asumir entre todos, donde la investigación científica puede jugar un rol importante”.

Desarrollo científico en la educación

El ámbito educativo, especialmente a nivel escolar, también tiene una significación importante para el Ministerio de Ciencias, apunta Andrés Couve, donde el rol de los docentes es primordial. “La mejor manera de que la investigación científica se convierta en un elemento fundamental en la educación es tener una comunidad de profesores comprometidos, con incorporar no solamente conocimiento científico a la sala de clases, sino una metodología que es la base de la investigación científica, que es una metodología indagatoria, que se genera por curiosidad y, por lo tanto, no solamente que uno transmita conocimientos unidireccionalmente, sino que se participe en una metodología de descubrimiento. Y para eso, se necesitan profesores, activos, comprometidos, y aquí en la región tenemos muchos. Al incorporar más investigación científica a la educación escolar, han estado trabajando por mucho tiempo en programas que permiten capacitaciones, talleres y que permiten después que se repliquen con los niños. Desde el ministerio estaremos comprometidos a que podamos promover que esos profesores tengan el espacio para que esto se proyecte. Y para eso existen también los proyectos asociativos regionales de Explora, que van a ser uno de los instrumentos mediante los cuales el ministerio también se desconcentra territorialmente y permite que la ciencia llegue en particular, a la comunidad escolar y hoy estamos tratando de que no solamente sea la comunidad escolar sino que la ciudadanía en su conjunto”, finalizó el ministro Andrés Couve.

Fotos Gerardo López / Umag / Intendencia