Necrológicas
  • Silvia Violeta Alvarado Yáñez
  • Silvia Violeta Alvarado Yáñez
  • Elba de Lordes Mansilla Zúñiga
  • Abel Garay Bórquez
  • María Ester Martinich Harambour
  • Pedro Antonio Vargas Ojeda
  • Elba del Carmen Gallardo Barría
  • José Luis Oyarzo Remolcoy
  • Adolfo Soto Carrillo

El incierto efecto que tendrá el aumento de la temperatura en el continente blanco

Por La Prensa Austral martes 25 de febrero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Las interrogantes que busca responder la ciencia

Investigador del Centro Ideal y de la Universidad de Concepción reconoce los problemas que están sufriendo las especies nativas en aguas antárticas

Texto y fotos Alejandro Salazar Carrera

Hace algunos días se conoció parte del trabajo que desarrolla el Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (Ideal) para determinar los efectos que tendrán en los organismos antárticos el aumento de las temperaturas.

Fueron dos peces nativos de la Patagonia y Antártica los que fueron sometidos a estudio, concluyéndose de manera preliminar que ambas especies sufrían efectos como la depresión y el estrés.

Erasmo Macaya desarrolló una ardua labor durante su cuarta campaña en territorio antártico.

En la base Profesor Julio Escudero, en la isla Rey Jorge, el académico del Centro Ideal y de la Universidad de Concepción, Erasmo Macaya, concluye 19 días de trabajo, en su cuarto año de campaña antártica.

Esta vez está en la antesala de su regreso a la Región del Bío Bío y antes de abordar el avión dialoga con El Magallanes, respondiendo a la pregunta en boga: ¿Qué pasa con el aumento de la temperatura en la Antártica?

“Claramente hay menos nieve y hemos visto un aumento en la temperatura. Los registros de la estación meteorológica argentina son hasta el momento históricos, aunque fueron superados por un equipo portátil brasileño, lo que debe ser chequeado”.

Agrega que su labor se centró en la instalación de sensores que miden la temperatura, el aumento en este caso, y permiten conocer cómo los moluscos reaccionan a esto. “Es distinto a lo que tienen la estaciones meteorológicas, pero sí obtuvimos datos sobre 10 a 12 grados, lo que para un organismo antártico es bastante. Entonces, pensamos que sí hay un efecto que se va a ir viendo en la medida que vaya sucediendo. Hay deshielo, aumenta el nivel de mar, disminuye la salinidad, se tiene más agua dulce y eso afecta finalmente a todos los organismo adaptados al agua de mar”.

Sobre las consecuencias de estos cambios, Macaya advierte que “hoy no sabemos, no las conocemos, pero podrían ser no menores”.

Lo cierto -expone- es que los organismos que están en la Antártica han estado aislados del resto del mundo durante millones de años. Esta corriente circumpolar es un muro que protege la Antártica y ha estado millones de años, entonces tenemos organismos cuyas condiciones han estado relativamente estables y ahora comienzan a sentir cambios y no sabemos cómo van a responder”.

El investigador recuerda que en estos cuatro años ha podido percibir el aumento de la temperatura “y en teoría, a fines de este mes o marzo, debería comenzar a caer nieve o agua-nieve. En verano fue distinto, pero antes salíamos a hacer experimentos y debíamos llevar una pala. Aquí afuera (de la base Escudero) había una muralla grande de nieve”.

Sobre los próximos pasos, Macaya dice que ahora retornar a Concepción para continuar analizando las muestras en laboratorio y elaborar un informe. “Con esto ponemos término a una investigación de cinco años, pero esperamos poder volver y retomar el proyecto para sacar nuevas conclusiones”, enfatizó.