Necrológicas
  • Mario Haro Andrade
  • Ignacio Muñoz Velásquez
  • Diego Torres Pérez

Estudiantes de todo el país buscan llegar a la Antártica con sus investigaciones

Por José Lara miércoles 20 de junio del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
232
Visitas

En el salón San Isidro del Hotel Casino Dreams, se dio la bienvenida ayer, a los 83 participantes, entre estudiantes y profesores, que desde hoy, en el mismo espacio, defenderán sus trabajos que integran la edición Nº 15 de la Feria Antártica Escolar. Este tradicional encuentro científico para estudiantes es organizado por el Instituto Antártico Chileno, junto al Programa Explora de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt), y además, este año cuenta con el patrocinio del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (Ideal).

En la edición de este año habrá 15 investigaciones, que competirán en tres categorías: Ciencias Naturales, Ciencias Sociales y Desarrollo Tecnológico. Una de las novedades de esta edición es que la investigación debía ser colaborativa entre dos establecimientos educacionales. Así, un colegio de Chillán tenía que trabajar online con un liceo del Maule; uno de Valparaíso con otro de Aysén o un establecimiento de Coquimbo con otro de Atacama.

Un ejemplo de esta labor la constituyen el Colegio Sagrado Corazón de Ñuble que se unió con la Scuola Italiana de Concepción. El profesor Julio Irribarra y los estudiantes Juan Pablo Flores y Almendra Bravo, llegaron desde Ñuble, mientras que el docente Angel Valenzuela y Pierina Bustos representan al establecimiento italiano. “Conocíamos la feria por parte de una amiga, que estuvo participando el año pasado, así que tuvimos una base de lo que teníamos que hacer, así como el apoyo de los dos profesores que permitieron que llevemos a cabo nuestro proyecto y estemos aquí”, comentó Flores, mientras que su compañera Almendra Bravo añadió que “en el colegio tuvimos gente que ganó el año pasado y pudieron ir a la Antártica”. El grupo estuvo dos meses trabajando en el proyecto titulado “El regreso de la centolla a la Antártica ¿Mito o realidad?”.

En tanto, desde el Liceo Darío Salas de Chillán, llegaron la profesora Carolina Utreras y las estudiantes Kyara Cárdenas y Camila Flores. La docente comentó que “revisando la página del Mineduc bajamos el material y comenzamos a buscar un grupo de otra región. Entramos a través del Facebook de la Fae y nos contactamos con un profesor de Cauquenes, en la Región del Maule, y trabajamos rápidamente, lo que es muy importante, porque no todos los grupos logran la conexión. Empezamos a fines de marzo y fue un proceso muy enriquecedor, en que se vence una barrera geográfica, con personas con las que no teníamos contacto físico, pero que nos motiva a responder a una interrogante de las Ciencias Sociales, que es descubrir los espacios de socialización que tienen los habitantes de la Antártica Chilena en torno a la identidad cultural”.

Las estudiantes, a su vez, reconocieron que no conocían nada de la Feria Antártica Escolar, y que gracias a la profesora se motivaron y trabajaron el proyecto, entusiasmo que se incrementó al ver que el premio mayor es llegar al continente helado.

La ausencia de trabajos de Magallanes

La coordinadora de la Feria Antártica Escolar, Paulina Rojas destacó que esta modalidad se desarrolla por primera vez “cada una de las propuestas que llegó acá se pensó, se investigó, se armó y se envió al concurso, siendo conformado por equipos de distintas regiones del país, entonces tuvieron que comunicarse por Facebook, Skype, mail, para armar un trabajo y enviarlo; todos los seleccionados tienen esa misma lógica”. Rojas además valoró la igualdad de la competencia en cuanto a temáticas, porque “desde las versiones pasadas hemos ido logrando hacer que todas las áreas temáticas, Ciencias Sociales, Ciencias Naturales y Desarrollo Tecnológico estén en igualdad de condiciones, entonces tenemos cinco proyectos en cada área, desde donde en cada una saldrá un ganador para ir a la Antártica”.

Un aspecto llamativo es que no hay establecimientos educacionales de Magallanes compitiendo en esta feria, algo que para Rojas se explica en que “si bien este año hubo postulantes de la región, no quedaron seleccionados en el ranking nacional, es un filtro de puntaje inicial. Efectivamente, Punta Arenas no postula con el mismo ímpetu que el resto de las regiones de Chile, aparentemente la Antártica está tan cerca que parece ser no tan atractiva como lo es para gente de más lejos, que por otro lado, para ellos el hecho de venir a Punta Arenas ya es tremendo premio. Es algo que no hemos analizado a fondo, tenemos que hacer un mea culpa interno institucional sobre por qué los colegios de Magallanes son los que menos postulan a la Feria Antártica Escolar, no así a otras actividades de educación en donde es permanente la participación”, desarrolló la coordinadora de la Fae.

Saludos con sello antártico

En el acto de inauguración de la feria, los estudiantes vieron primero, un video con el saludo del director del Inach, Marcelo Leppe, quien se encuentra en Suecia participando del Congreso Mundial de Ciencia Antártica. Posteriormente, en la pantalla fueron apareciendo los mensajes que enviaron diferentes bases que trabajan en el Continente Blanco: Arturo Prat, Eduardo Frei, Fildes, O’Higgins y de bases de Sudáfrica, la India, Corea, Rusia, Ucrania y de Estados Unidos, e incluso de Groenlandia, que a diferencia de este hemisferio, están próximos a celebrar el solsticio de verano.

Todos estos videos elevaron el entusiasmo de los participantes, que hoy trabajarán durante la mañana con científicos del Inach y de la Universidad de Magallanes, para someterse, durante la tarde, a la revisión del jurado científico. La feria estará abierta al público general mañana, de 14 a 17 horas, ocasión en la que serán analizados por el jurado ciudadano que se inscribió para este evento.

Además de la Fae 2018, se realizará la celebración del Solsticio de Invierno, el jueves a las 21 horas, en el edificio central del Inach, en la que los asistentes disfrutarán de música y comida para compartir un agradable momento y hacer más llevadero el frío de la “Noche más larga”.