Necrológicas
  • Margarita del Carmen Araya G.
  • Jerónimo Riquelme Lara

Germoplasma: Incentivando la agricultura y creando conciencia sobre el cambio climático

Por La Prensa Austral miércoles 2 de mayo del 2018

Compartir esta noticia
213
Visitas

Programa ejecutado por Conaf

“Era un sueño que tenía con mi esposo de comprar un terreno y venirnos al sector rural. Dejamos casa, todo y llegamos con un fin: para trabajar.” La señora Orita Teca Lepío es “nacida y criada” en Puerto Natales y el año 2006 decidió abandonar el sector urbano de la ciudad para trasladarse al sector rural de la provincia de Última Esperanza.

Ella es una de las beneficiarias del programa “Forestación y Germoplasma de Interés Forestal” que lleva adelante Conaf buscando fortalecer e incentivar la plantación de árboles en propietarios rurales de Magallanes.

La primera fase del programa se realizó entre los años 2011 al 2015 con financiamiento del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) y consistió en el estudio, implementación y habilitación de las especies que iban a ser introducidas en la región, lo cual permitió disponer de un stock de cerca de 70 mil plantas, la mayoría de ellas en condiciones para ser plantadas en los diferentes predios a partir del año 2016.

Este proceso se desarrolló con la rigurosidad de la experimentación científica, ya que involucró determinar especies que sean interesantes para probar su adaptación en Magallanes, generar protocolos de cuidado en los viveros de Conaf y producir de esta manera una cantidad suficiente de plantas. A mitad del año 2017, se realizó la plantación de especies en distintos sectores rurales de Magallanes y con diversidad de condiciones climáticas. Estos fueron en Kampenaike, hacia el norte de Punta Arenas; en la Estancia “Quinta Esperanza” de Cerro Sombrero, Tierra del Fuego; y, finalmente, en el sector Cerro Negro, camino a Puerto Natales.

Son múltiples los objetivos que busca desarrollar el programa y muchos de ellos están alineados a la Estrategia Regional de Desarrollo, tales como la expansión de la agricultura, considerando que muchos de los suelos de sectores donde coexisten poblaciones humanas reducidas como Villa Tehuelches, Cerro Sombrero y Cameron son aptos para el desarrollo de la agricultura, pero que el viento y el frío se convierten en limitantes para desarrollarla de manera óptima; potenciar el desarrollo y acceso a oportunidades de la mujer en la región; y la producción de energía en sectores rurales o apartados de los bosques en general a través del abastecimiento de leña para las estancias. Pero, sobre todo, está el desarrollar experiencias de plantaciones forestales con objetivos de mejoramiento de la habitabilidad humana y productividad agropecuaria de los campos de la región con la plantación multipropósito de 60 mil plantas que cumplan finalidades como cortinas cortavientos, galpones naturales, límites prediales, belleza escénica, etc.

Programa Germoplasma y su contribución a contrarrestar los efectos del cambio climático

En octubre, Conaf realizó charlas sobre educación ambiental, plantaciones y arborización urbana para alumnos de 5to, 6to básico y 1ro medio del Liceo Donald Mc-Intyre Griffiths de Puerto Williams e integrantes del taller Omora. Fueron cerca de un centenar los alumnos que participaron de estas actividades y que incluyó la plantación de 50 árboles de la especie lenga en el sector donde se ubica el predio “La Estrella” para que adquirieran conocimientos prácticos sobre forestación.

Estas charlas se realizaron en el marco de uno de los objetivos de este programa y que consiste en recuperar el bosque nativo degradado a través de plantaciones suplementarias con fines de captura de carbono.

Chile asumió el año 2009 en la Convención marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) el compromiso para reducir sus emisiones de gases efecto invernadero en al menos un 20 % de las proyectadas el año 2020, la plantación de árboles con fines de captura de carbono se ha convertido en uno de los importantes objetivos y metas a alcanzar en cuánto a que la Región de Magallanes y Antártica Chilena se convierta en una experiencia piloto a nivel nacional. Para esto se ha propuesto una meta de 80 mil plantas con el fin de capturar carbono desde la atmósfera y realizar plantaciones suplementarias en bosque nativo degradado. El resultado de estas experiencias serán incorporados al documento “Guía de campo para la plantación de especies introducidas con fines ambientales y productivos para la Región de Magallanes y Antártica Chilena”.