Necrológicas
  • Ida Posada Cárdenas
  • Rosa Saldivia Barría
  • Nelson Soto Cárcamo
  • María Hernández Muñoz

¿Hacia la extinción del pingüino Emperador?

Por La Prensa Austral miércoles 1 de enero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Efectos del calentamiento global

El debilitamiento de los hielos está causando estragos en esta especie que ha visto desaparecer y/o reducir sus colonias en el continente blanco. Un reciente estudio augura que, si sigue a este ritmo elevándose la temperatura de la tierra, habrá una disminución del 86% de estos individuos al 2100, lo que sería un punto en que estas aves no voladoras no podrían recuperarse en términos poblacionales

Elia Simeone R.

esimeone@laprensaaustral.cl

El pingüino Emperador, endémico de la Antártida, depende enormemente del hielo marino para su subsistencia, por lo que es extremadamente sensible a los cambios en su concentración. Por ésta y otras razones, la comunidad científica internacional está en alerta, coincidiendo diversos estudios en que esta especie está en riesgo de ser la próxima víctima del calentamiento global.

De hecho, en la revista científica Global Change Biology se publicó una indagatoria que informa que, si no se atiende y frena el calentamiento del planeta, éste podría afectar al Emperador, especie que podría llegar a extinguirse en sólo ochenta años más, alrededor de 2100.

Este estudio es coincidente con los realizados y conocidos en la última década y, sobre todo, en los años recientes, que dan cuenta de la extinción y/o reducción de algunas colonias y del número de los ejemplares de éstas.

Investigadores del British Antarctic Survey dieron cuenta del fracaso reproductivo en una de las zonas polares, cuyos resultados fueron publicados en la revista Antarctic Science bajo el título “Emperadores en hielo quebradizo: tres años de fracaso reproductivo en la bahía Halley” (Emperors on thin ice: three years of breeding failure at Halley Bay”).

Se hace ver que los pingüinos Emperador se reproducen sobre zonas de hielo marino estable y, al colapsar la placa de hielo en la referida bahía (ubicada en 75º 33’ S, 27º 32’ W), ninguno de los polluelos sobrevivió. Esta tragedia se repitió en los años 2017 y 2018.

Se advierte que esto coincidió con años de importante variabilidad climática, que habría producido la ruptura y consecuente inestabilidad del hielo.

El glaciólogo del Instituto Chileno Antártico y experto en cambio climático, doctor Ricardo Jaña, hizo ver que los desprendimientos de hielo, como el de la plataforma B-15, en 2007, que generó un témpano de 130 kilómetros de largo, efectivamente han afectado a la reproducción de estas especies. Recordó que tal episodio implicó que la gigante masa gélida bloqueó parte del área libre del mar de Ross, impidiendo a dos colonias de pingüinos Emperador acceder a sus sitios de nidificación.

La conservación del hielo marino es fundamental para que el pingüino sobreviva, pues depende de él para su temporada de reproducción de nueve meses y también porque es un lugar para mudarse y escapar de depredadores. El hielo también es crucial porque influye en los alimentos que necesitan.

¿En peligro de extinción?

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, en su sigla en inglés) ya advertía en 2012 que el pingüino Emperador había dejado de permanecer en la lista de animales menos proclives a su extinción, para entrar derechamente en la nómina de especies casi amenazadas.

“Si el clima global continúa calentándose al ritmo actual, esperamos que los pingüinos Emperador en la Antártica experimenten una disminución del 86% hacia el año 2100”. Así lo pronosticó Stephanie Jenouvier, autora principal de estudio publicado en la revista internacional New Scientist. “En este punto, es muy probable que puedan recuperarse”, alerta.

Jenouvier es ecologista de aves marinas en el Instituto Oceanográfico Wood Hole, en Massachussetts. Para ella, si no se adoptan medidas urgencias para desacelerar el aumento de la temperatura global, sólo cabe esperar una cosa: “La población se va a extinguir”. Ello, porque una disminución tan grande, dejaría tan pocos individuos que, en términos ecológicos, se consideraría una extinción.

Estas conclusiones consideran la población actual de Emperadores en todo el continente blanco e incorpora los declives actuales de la concentración de hielo marino, sus proyecciones futuras y determina que, todas las colonias disminuirán mucho más de un 50% a finales de este siglo a causa del cambio climático.

Estudio del British Antarctic Survey

Como éste y otros impactos en el hábitat de esta ave antártica no voladora son los que están abundando. Los reportes científicos ya han dado cuenta de la extinción de una colonia de pingüinos Emperador en las islas Dios, en bahía Margarita, península antártica (67º 51,9’, 68º 42,6’ W), en el límite norte de distribución de esta especie. Ahora se registra en el otro lado de la península, al oeste del mar de Weddell, una merma drástica de una de las colonias más grandes de pingüinos Emperador que se conoce, que representa entre el 5% al 9% de la población global, cerca de 20 mil parejas.

El último sondeo mediante imágenes satelitales de alta resolución realizado este 2019 que está por concluir demostró que allí casi no había adultos de la especie en la colonia.

No obstante, hace ver que hay un significativo aumento de un 1.000% en una colonia que está 55 km al sur, lo que sugiere que las parejas estarían migrando hacia esta y otras comunidades con condiciones más favorables.

Ciclo reproductivo único

El pingüino Emperador vive en promedio unos 20 años.

Es conocido por el singular ciclo reproductivo de los adultos que repiten cada año un largo viaje para aparearse y para alimentar sus crías.

Es la única especie de pingüino que se reproduce durante el crudo invierno antártico, realizando caminatas de entre 50 y 120 kilómetros sobre el hielo hasta las colonias de cría que pueden incluir a miles de individuos.

La hembra pone un único huevo que es incubado por el macho, mientras ella regresa al mar para alimentarse. Luego, los padres se turnan para alimentarse en el mar y para cuidar de sus polluelos en la colonia.

César Cárdenas: “Es importante crear el Area Marina Protegida del Dominio I”

Para el investigador del Instituto Antártico Chileno (Inach), doctor César Cárdenas, es contundente la evidencia científica respecto de los efectos que está teniendo el cambio climático sobre los hábitats y los recursos vivos en el continente blanco.

El doctor César Cárdenas, investigador del Inach. Foto Inach

Cárdenas es el actual representante científico chileno ante la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR, en sus siglas en inglés).

Consultado por los estudios antes referidos cuyas proyecciones pueden colocar en las próximas décadas al pingüino Emperador entre las especies en peligro de extinción, sostuvo que por este y otros casos es que Chile y Argentina han estado trabajando en conjunto al elevar, primero en 2018, y defender, después, la propuesta de crear el Area Marina Protegida del Dominio I (península Antártica occidental y sur del Arco de Scotia).

La iniciativa tiene diversos objetivos, siendo uno de ellos proteger áreas sensibles al deshielo. Puntualmente, al sur de la península, se busca resguardar una colonia de pingüinos.

“El efecto de la variación del hielo es súper variado, según las especies y los ecosistemas. En el caso del pingüino Emperador requiere que éste sea muy estable, pues, si se rompe o se quiebra antes de que culmine el proceso de reproducción, nidificación y alimentación de los polluelos, los padres pueden quedar separados de éstos, los polluelos se pueden mojar, no tendrán el plumaje suficientemente desarrollado para poder nadar y morirán”, hizo ver.

Imágenes satelitales dan cuenta que esto ocurrió con la población de pingüinos en Brunt que alojaba en promedio 14 mil a 25 mil parejas con capacidad de reproducirse, pero que en 2016 prácticamente desapareció de la noche a la mañana, producto de que la capa de hielo se afinó por la acción de fuertes vientos que debilitaron el hielo marino adherido a tal plataforma. Miles de polluelos se ahogaron cuando la masa gélida se quebró.

César Cárdenas espera que la comunidad internacional y los Estados cedan posturas obstruccionistas y, finalmente, se negocie la aprobación de la propuesta chileno-argentina de crear el Area Marina Protegida del Dominio I.