Necrológicas
  • Marta Inés Uteau Vergara
  • Oreste “Toty” Oyarzún LIvacic
  • Robinson Poblete Castillo
  • Sergio Mihovilovic Mihovilovic

“Hay que aprender a manejar las cuencas hidrográficas”

Por La Prensa Austral martes 19 de febrero del 2019

Compartir esta noticia
150
Visitas

El profesor de Biología y Ciencias abordó la importancia de incorporar la indagación en cuencas hidrográficas locales para la enseñanza escolar de la ciencia

El programa de Indagación Científica para la Enseñanza de la Ciencia (Icec) es una iniciativa de innovación pedagógica que surge en el contexto de la Agenda de Fortalecimiento de la Educación Pública del Ministerio de Educación (Mineduc).

Su objetivo es capacitar a los profesores para mejorar la calidad de la enseñanza y el aprendizaje de las Ciencias Naturales en escuelas urbanas y rurales y en liceos públicos, de educación parvularia, básica y media, utilizando la indagación científica como enfoque de enseñanza.

En la región, el programa lleva tres años de ejecución a cargo de la Universidad de Magallanes (Umag). A partir de 2018, Icec fue asumido por el Departamento de Educación de la Facultad de Educación y Ciencias Sociales.

En el reciente Congreso Regional con el cual se puso fin al año formativo en curso, la conferencia de clausura estuvo a cargo del profesor de Biología y Ciencias, Magíster en Ciencias Biológicas, Orlando Dollenz.

Dollenz presentó la exposición “Ecología del Paisaje”, con el fin de compartir con sus colegas algunas ideas de indagación con la flora y fauna locales.

Tras su intervención, el especialista en Botánica brindó una entrevista, donde entregó una visión crítica respecto del uso de los recursos naturales en Magallanes.

¿Qué se entiende por Ecología del Paisaje?

“La ecología del paisaje considera que el paisaje es algo integral. Tiene algunos componentes como la geología, el clima, la vegetación, flora, fauna, todos estos componentes hacen un paisaje. Entonces, se procede a describir los procesos de cómo se genera, por ejemplo, la cordillera andina, algunos relieves. Después, la geomorfología con los glaciares, la acción del agua, de la red hidrológica, de los vientos, y eso crea un ambiente donde las plantas y los animales pueden vivir. Y son distintos ambientes, por lo tanto, las plantas que van a colonizar, van a ser distintas. Dicho de otra manera, las plantas nos indican cuáles son los cambios ambientales que hay en el terreno. Los diferentes colores, donde hay un pantano, un bosque, es porque ha cambiado el agua y el suelo, generalmente”.

¿Por qué escogió este tema para su charla ante los profesores del programa Icec?

 “El objetivo de mi charla era mostrarles todo el abanico a mis colegas profesores, que pueden incursionar, desde la flora, la fauna, hasta juntas piedras, y preguntarle a un geólogo que esté interesado en cualquiera de esos aspectos. Pueden tomar su propia línea, elegir una de ellas. Porque todo lo que es ecología del paisaje, uno lo puede describir en forma general, pero si uno quiere hacer un estudio serio, científico, son áreas multidisciplinarias… tiene que estar el geólogo, tiene que estar el edafólogo (rama de la ciencia que estudia la composición y naturaleza del suelo en su relación con las plantas y el entorno que le rodea), tiene que estar el botánico, el zoólogo… es un trabajo para un equipo. Y se usa mucho la imagen satelital y el GPS”.

¿Cuán importante es poder compartir estos contenidos y reflexiones con profesores interesados en mejorar la enseñanza de las ciencias?

“Lo más importante es que ellos están interesados y son muy entusiastas, por lo tanto, la obligación, diría yo, de la Universidad (de Magallanes) es entregar todo lo que tiene, especialmente, a los profesores, porque ellos educan a nuestros chicos. Así que uno tiene que darle con todo nomás”.

Además, lo que usted planteó es un ámbito de estudio que está, fuertemente, intervenido por el ser humano. 

“Por supuesto. La colonización en Magallanes, en Aysén, en Chiloé, en todo el sur de Chile, ha sido una colonización de colonos que, lamentablemente -eso no es culpa de ellos -eran ignorantes y quemaban los bosques, cortaban los bosques, contaminaban las aguas, como nosotros lo hicimos acá con el río de las Minas; éramos ignorantes. Pero ahora que sabemos, tenemos que aprender cómo manejar, sobre todo, las cuencas hidrográficas, cuidar el agua. Por ejemplo, el agua del río de las Minas, que todo el mundo sabe que, directamente, es intomable necesitamos unos filtros, una decantación, un químico, todas esas cosas, porque nosotros no cuidamos la cuenca. Ciudad del Cabo en Africa quedó sin agua. Algo increíble, una ciudad completa sin agua, por un buen tiempo. Eso es un desastre, entonces, el agua es, tremendamente, importante, y ya lo vemos con la sequía que hay en el norte de Chile, que la poca agua que hay ahora hay que ver quién se la lleva, si los agricultores, o los de las hidroeléctricas, o no sé quién. Todos se pelean el agua, y eso no puede llegar a pasar. Hay que aprender a manejar las cuencas hidrográficas”.