Necrológicas
  • Rolinda Alvarez Ovalle
  • Ana María Velásquez Muñoz
  • José Casanova Carreño

Instalarán sensores en el estrecho de Magallanes que miden variantes en el cambio climático

Por La Prensa Austral domingo 18 de marzo del 2018

Compartir esta noticia
133
Visitas

El Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas marinos y de Altas Latitudes (Ideal) llevará a cabo este lunes la instalación de un sensor de presión de CO2 que es el que mide el flujo de este elemento en el océano, y un sensor de PH que evalúa el efecto del agua dulce en el mar austral. El proyecto se llevará a cabo en el seno Ballena, cerca de la isla Carlos III y tiene una duración de tres años, en los que se investigarán las variables que se vayan produciendo en la zona, producto del cambio climático.

“Dado el aumento de CO2 en la atmósfera debido a los procesos productivos del hombre, la pregunta que nos hacemos es cuál es el rol del océano en captar y absorber este CO2”, planteó el investigador del centro Ideal, José Luis Iriarte. En este sentido también complementó que se ha elegido la región de Magallanes por ser una zona altamente vulnerable al calentamiento global.

Por otra parte, Iriarte resaltó que en este lugar, cerca de la isla Carlos III,  es un refugio para las ballenas y, por lo tanto, es de tremenda ayuda conocer cuál es la dinámica de ciertas variables en este sistema marino. En tanto, estos sensores de alta tecnología  funcionarán durante todo el año las 24 horas del día.

Este trabajo fue posible gracias al financiamiento de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt) a través de una propuesta del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt).

Sensores más modernos del mundo

Estos sensores son de los más avanzados en el mundo y el investigador remarcó que tienen un alto costo ya que pertenecen a una tecnología muy avanzada por lo que también están siendo usados en el ártico por científicos estadounidenses. En tanto, este sería el segundo sensor de este tipo que se instala en Chile, el primero se encuentra en el seno Reloncaví (Puerto Montt).

José Luis Iriarte además agregó que estos sensores permitirán investigar “una variable muy importante hoy en día, dado a que uno de los efectos de tener CO2 en el aire es que este traspasa al océano produciendo que el agua puede quedar más ácida. Entonces para estudiar si en el agua se va incrementando el ácido, hay que tener un sensor de PH”. También el investigador sostuvo que luego del primer año se recogerá la información que estos aparatos registren y se volverán a ingresar al agua.

La importancia social del proyecto

“Para nosotros, es importante que la sociedad primero esté consciente de algunos efectos del cambio climático sobre nuestro sistema y sobre Magallanes, que es una zona muy vulnerable y cada persona que aquí habita lo sabe”, destacó Iriarte y además recordó como en los últimos años hemos visto que gran parte de los glaciares de la zona sur austral están en retroceso.

“Nosotros queremos que la sociedad sepa que hay un efecto en el cambio climático, que hay maneras de medirlo y que esto podría tener evidentemente un impacto en el océano y en la vida de nuestro sistema marino”, concluyó.