Necrológicas
  • Carmen Alvarez Alarcón
  • Valeria Aguilar Díaz

Investigación pretende clasificar y monitorear el hielo marino en los fiordos de la Patagonia

Por La Prensa Austral martes 29 de agosto del 2017

Compartir esta noticia
203
Visitas

Estudio apunta a evaluar los efectos del cambio climático

Clasificar y monitorear el hielo marino (superficie de mar congelada) en los fiordos de la Patagonia es uno de los desafíos más relevantes de una investigación que se está realizando en la Región de Magallanes. Esto, como una forma de evaluar y de evidenciar los efectos del cambio climático en esta parte del mundo.

El estudio encabezado por el Centro Regional Fundación Cequa cuenta con la participación de varias instituciones y la valiosa colaboración logística de la Armada de Chile, a través de las Gobernaciones Maritimas y la Tercera Zona Naval, de la Región de Magallanes.

El investigador en Glaciología Inti González Ruiz lidera la investigación que se realiza en distintos puntos de la región. Entre los logros más recientes menciona avances en obtención de datos oceanográficos y observaciones de campo, en época de invierno, que permiten validar los datos de imágenes de satélites, ya que sólo se contaba con información correspondiente a la época estival. “Es importante contar con datos y observaciones en campo de la formación de hielo marino en invierno. El hielo marino en los fiordos de la Patagonia tiene una dinámica estacional y por eso es muy relevante tener esta información”, advierte.

Una de las técnicas que se está utilizando para avanzar en la investigación es la teledetección y el uso de imágenes radar. Esto va relacionado con un trabajo de calibración y de validación en terreno. “Tenemos una secuencia de imágenes desde el año 2014 a la fecha. Era necesario para calibrar y validar la informacion de las imágenes radar tener las observaciones y verdades de terreno, lo que nos permite avanzar en clasificar y caracterizar el tipo de hielo que observamos en los fiordos de Patagonia.”, precisa.

Cambio climático y variaciones recientes

La Línea de Cambio Climático y Variaciones Recientes de Fundación Cequa considera estudios que ayuden a contribuir a la identificación de los impactos que pueden tener los escenarios de cambios climáticos globales sobre los ambientes y actividades socioproductivas de la Región de Magallanes.

En ese contexto, el estudio de hielo marino aspira a contar con información fehaciente, que, entre otros objetivos, genere un programa de observación que derive, por ejemplo, en una cartografía de hielo que sea usada por sectores como la pesca artesanal, la navegación turística y la Armada de Chile.

“Queremos llegar a contribuir en la generación de una cartografía de hielo para fiordos y canales, y que este producto sea parte de un programa de monitoreo continuo. Estamos dando el primer paso, que es generar competencias y calibrar la técnica de observación para fiordos y canales. Se han tenido resultados y avances, ya se cuenta con un set de datos, contamos con imágenes de radar y una rutina de procesamiento. Estamos en una etapa de procesamiento y de contrastar la clasificación realizada vía imagen satelital con las verdades de terreno”, señala.

“La idea es contar productos que tenga un impacto favorable para la región, pero para eso debemos desarollar la etapa de investigación. Es decir, colectar datos, identificar la mejor técnica y discutir con otros nuestros resultados, para luego dar paso a una etapa de generar productos que tengan una utilidad y aplicabilidad para sectores públicos y privados de la región”, refuerza el investigador.

En todo este esfuerzo se encuentran instituciones como la Universidad Federal de Río Grande do Sul, de Brasil, y Fundación Cequa, en el marco del Grupo Chileno de Hielo Marino, que funciona desde el año 2014 y que congrega además al Instituto Antártico Chileno, la Universidad de Magallanes y la Armada de Chile.

Se trata de instituciones que además son parte de una red de estudios glaciológicos regionales que trabajan en conjunto con entidades internacionales desde el año 2013. Esta sinergia regional de investigación glaciológica se manifiesta en la ejecución del proyecto de cooperación científica chileno-alemán conocido como Gaby-Vasa (Glaciers, Biosphere and Hydrology to Climate Variability and Climate Change Across the Southern Andes). El proyecto está liderado por la Umag, pero reúne a expertos de la Umag, Inach, Cequa y las universidades germanas de Humboldt, de Berlín, de Erlangen-Nürnber y RWTH Aachen. Este proyecto ha significado un aporte de recurso importantes que ha permitido fortalecer la red y mantener y ampliar las observación y captura de datos de los ambientes y glaciares Schiaparelli y Grey.

Investigación brasileña en la Patagonia

La Universidad Federal de Río Grande do Sul -con su Laboratorio de la Criósfera, dirigido por el doctor Jorge Arigony- colabora activamente en las investigaciones del Centro Regional Fundación Cequa. El estudiante de postgrado en Oceanografía de esa casa de estudios, Charles Salame, ha trabajado directamente con Inti González en temáticas centradas en hielo marino y hielo a la deriva en fiordos y canales utilizando imágenes de satélite de la Agencia Espacial Europea (Esa), monitoreando la presencia de hielo glaciar a la deriva y de hielo marino dentro de los fiordos de la Cordillera Darwin.

Una vez efectuada la identificación de la ocurrencia de hielo dentro de los fiordos, se espera hacer una estimación del flujo de agua dulce que los glaciares proporcionan para los fiordos por medio del hielo a la deriva. De la misma forma, se pretende comprobar la existencia de formación de hielo marino para la Cordillera Darwin, sitio del que -según la literatura especializada- no se tiene conocimiento de ocurrencia de hielo marino.

En el caso específico del alumno de postgrado, su interés en estudiar la Patagonia se centra en la dinámica de los glaciares en la Cordillera Darwin y los fiordos asociados. “De la misma queremos monitorear los glaciares e intentar una estimación de cambio climático y cambio en el nivel de los mares, porque es un tema de interés de Brasil, ya que la mayoría de la población vive en la zona costera y sería afectada directamente si sube el nivel del mar”, planteó.

Apoyo de la Armada a la investigación científica

La Armada de Chile mantiene una estrecha relación con entidades ligadas a la investigación científica, como el Centro Regional Fundación Cequa.

El capitán de corbeta Roberto Díaz Schall, jefe del Centro Meteorológico de Punta Arenas de la Tercera Zona Naval, destaca el apoyo que la institución presta en una serie de actividades. Con CEQUA, la Armada -a través de sus buques y lanchas que operan en la jurisdicción de la Tercera Zona Naval, dentro de sus áreas operativas- se han ido integrando a la misión de transportar a los investigadores a las zonas de interés científico, como los fiordos de la Cordillera Darwin y sus glaciares asociados.

El oficial valora además la relevancia del Grupo Chileno de Hielo Marino. Sobre ese punto, menciona que Chile es firmante del Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (Solas 74, International Convention for the Safety of Life at Sea), en cuyo capítulo V, regla número 4, 5 y 6, señala la obligatoriedad de los países contratantes de tener un servicio que entregue avisos meteorológicos y de vigilancia de hielos a la deriva dentro de sus áreas de responsabilidad. Chile, a través del Servicio Meteorológico de la Armada (Serbimet), refuerza esa posición como país signatario del Tratado Antártico.

Durante el año 2014, en octubre, se desarrolló la 15° reunión del Internacional Ice Charting Group (IICWG) en Punta Arenas, donde el tema central fue la información relevante de hielo marino para la comunidad marítima, reuniendo a la comunidad internacional que vigila e intercambia información acerca del hielo marino en las zonas árticas y antárticas del planeta.

The International Ice Charting Working Gropu fue formado en 1999 y tiene como finalidad promover la cooperación entre los servicios de hielo marino del mundo, en temas relativos a hielo marino e icebergs a la deriva e intercambiar experiencias y herramientas con los centros de análisis de los hemisferios Norte y Sur, en temas relativos a la seguridad de la navegación y la salvaguarda de la vida humana en el mar.

En el marco de la reunión del año 2014 la comunidad interesada en este tema decidió formar el primer grupo de expertos en hielo marino de la región, siendo conformado por la Umag, el Inach, Cequa y el Centro Meteorológico Marítimo de Punta Arenas, que tiene como objetivo principal intercambiar información y favorecer la investigación sobre la información de hielo de origen marino en los fiordos de la Patagonia y, a través del Centro Meteorológico Marítimo de Punta Arenas, informar al usuario marítimo de los peligros de la navegación.

Sobre este esfuerzo conjunto, Inti González recalca que “hemos logrado generar una rutina o protocolo de trabajo y de uso de imágenes radar. Logramos generar una clasificación de hielo de imágenes y hay un avance en la generación de la técnica para clasificar y monitorear hielo marino en los fiordos de la Patagonia. Uno puede visualizar que en la medida en que se valida este método de trabajo, uno ya puede empezar a pensar en programas de seguimiento y monitoreo de hielo a la deriva y hielo marino en los fiordos de la Patagonia. Y eso puede tener un impacto o una utilidad en términos de seguridad para la navegación y en la generación de una cartografía de hielo marino para los fiordos de la Patagonia”.

Ahora el grupo de investigadores está generando la técnica para este programa de observación de hielo marino y de hielo a la deriva. El objetivo es un programa de observación que derive en una cartografía de hielo para pescadores, el sector turismo y Armada, entre otros.

“Lo que queremos, refuerza, es tener un producto que tenga una utilidad para la región”.

Fotos Fundación Cequa e Inti González