Necrológicas
  • María Antonieta Pérez Díaz

ONG impulsa campaña de “guardaparques virtuales” para crear red de conservación de los ecosistemas australes

Por La Prensa Austral miércoles 14 de agosto del 2019

Compartir esta noticia
253
Visitas

Wildlife Conservation Society

En la plataforma web www.karukinkaprotege.cl se reciben los aportes con los que la organización espera apoyar la preservación, principalmente del Parque Karukinka en Tierra del Fuego, labor que han desarrollado en los últimos 15 años

Cristian Saralegui

csaralegui@laprensaaustral.cl

Esta semana, la ONG Wildlife Conservation Society WCS Chile lanzó su campaña nacional para sumar 5 mil socios a su labor de conservación. Esto, porque Chile es uno de los 10 países que menos invierte en proteger su naturaleza, situación que la organización busca revertir. Desde el año 2004, WCS Chile administra y conserva el Parque Karukinka, que protege casi 130.000 hectáreas de bosques primarios con árboles de hasta 300 años de antigüedad y 70.000 hectáreas de humedales de turberas, que son los mayores sumideros terrestres de carbono que existen en el mundo a esta latitud, los que absorben entre 200 y 300 millones de toneladas de CO2, lo que contribuye a mitigar el impacto climático.

Este parque es el área protegida más grande de Tierra del Fuego y alberga las mayores poblaciones de especies emblemáticas de Chile como el guanaco, el cóndor y el zorro fueguino. En sus costas habitan dos frágiles y ecológicamente importantes colonias reproductivas de elefantes marinos y albatros de ceja negra, que WCS protege y monitorea sistemáticamente, pues están afectadas por toneladas de basura que el viento transporta hasta estas prístinas bahías, y por especies invasoras introducidas.

La coordinadora del Parque Karukinka, Melissa Carmody explicó que el sentido de esta campaña es sumar aportes económicos de ciudadanos chilenos, ya que al ser una organización internacional, no contaba con una plataforma que pudiera permitir este tipo de contribución, que más allá del dinero que pueda recaudar, significa establecer una relación con la comunidad. “Esta campaña tiene un llamado especial que va a durar por los próximos tres meses, a convertirse en guardaparque virtual, la forma en que queremos sumar a la gente. En la página se ve el trabajo de los guardaparques, la labor en terreno, sumar virtualmente a la gente a lo que se hace en el parque”.

Los interesados pueden acceder a la plataforma web www.karukinkaprotege.cl, en la que se reciben los aportes con los que la organización espera apoyar la preservación, principalmente del Parque Karukinka en Tierra del Fuego.

El trabajo en estos 15 años

Carmody recuerda que cuando se inició la labor de conservación en el Parque Karukinka, contaban con un equipo muy reducido a contar con mayor número de guardaparques y mejor preparados. “Pasó de ser un equipo que se dedicaba a cuidar el campamento y las instalaciones a ser para biólogos, que hacen monitoreo, patrullaje, manipulan cámaras trampas, trampeo de especies exóticas; tiene un trabajo más técnico en el terreno. Y además, WCS ha expandido su trabajo en varias áreas a lo largo de Chile. Una de ellas es que estamos trabajando por la conservación de toda la costa patagónica, identificando áreas de alto valor para la conservación, apoyando la creación de áreas protegidas, apoyando el fortalecimiento de capacidades tanto a nivel público como de otra gente que se dedica a manejar áreas protegidas marinas, y además, tenemos un equipo fuerte en Santiago que trabaja con el Ministerio de Medio Ambiente y gente que administra áreas protegidas para tratar de aunar capacidades, aprendizajes”, detalló.

En cuanto a la labor específica en la región, WCS busca vincularse con la comunidad, de diversas maneras. “Los voluntarios que llevamos al parque tratamos que la mayoría venga de la región, trabajamos con las escuelas de Tierra del Fuego, nos vinculamos bastante con los pescadores artesanales para promover prácticas sustentables de esta industria. Siempre trabajamos vinculados a Karukinka y al seno Almirantazgo, que está al sur del parque y acaba de ser declarada Area Marina Protegida de Múltiple Uso, ahí están nuestros focos, pero siempre vinculados con Ministerio de Medio Ambiente, Corporación Nacional Forestal (Conaf) y Servicio Agrícola y Ganadero (Sag), porque hay hartas problemáticas que abordamos junto con estas instituciones”.

Concientización

Uno de los temas que hacen oneroso el trabajo en el parque, es su ubicación, para abordar peligros como los incendios, especies exóticas como el castor y el visón. “Los bosques de Tierra del Fuego son súper valiosos, grandes masas de bosques. En Karukinka tenemos alrededor de 100 mil a 120 mil hectáreas de bosque primario, que nunca ha sido cortado, pero que ha sido fuertemente afectado por el castor, después tenemos las turberas, que son estos humedales cubiertos por el musgo sphagnum y que todo lo que está debajo es materia orgánica en semi descomposición que es la turba y almacena grandes cantidades de carbono y por eso es súper relevante en la mitigación del cambio climático y nosotros en el año 2015 logramos declarar Karukinka como área de interés científico para efectos mineros, lo que significa que el parque está protegido de la minería, porque la turba, como es un mineral, cualquier persona podía llegar y pedir una concesión de extracción. Entonces esta figura que entrega el Ministerio de Minería, formada por el Presidente de la República, nos entrega esa protección, que significa que Karukinka es más prioritario para la ciencia que para la minería”, explicó Carmody.

Finalmente, en cuanto al trabajo de difusión y educación, han ampliado el enfoque, pues “trabajamos con profesores, con la pesca artesanal, con proveedores de productos del mar, como centolla, ostión; con los restaurantes hacemos algún tipo de incentivo para que no vendan los productos en tiempos de veda, de la talla adecuada; con los consumidores, entonces hemos expandido el área de educación, nuestro público es más amplio, porque la necesidad de manejo, para que sean más efectivas ciertas medidas de conservación, tiene que abarcar distintos públicos”, enfatizó la coordinadora del parque, que destacó especialmente, la relación con los pescadores artesanales, que “han sido súper receptivos con nosotros, porque ellos buscan que su industria sea sustentable y que el ecosistema que sostiene la pesca artesanal se mantenga en el tiempo, entonces la visión con ellos es común”.

Fotos WCS