Necrológicas
  • Filomena Cárcamo
  • Raúl Ampuero Ampuero
  • Flor Díaz Retamales
  • René Araya Arancibia

Tesis reveló alta diversidad de moluscos, pero falta de registro de especies en el Estrecho de Magallanes

Por La Prensa Austral martes 7 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
297
Visitas

Investigación fue realizada por el estudiante de Biología Marina de la UMAG, Samuel Alcaino

El trabajo, que consideró una revisión bibliográfica de los últimos 200 años, evidenció un aumento cercano a un 330% de la riqueza de estas especies previamente reportada por la literatura en esta área

No obstante, también dio cuenta que la mayoría de estos fondos marinos se encuentran aún sin registros, lo que se podría traducir en que no hay muestras ni reportes formales en dichas áreas, mostrando que falta mucho conocimiento por recabar en cuanto a su diversidad

Movido por el interés que le atrae el estudio de la biodiversidad de los ecosistemas de altas latitudes, el estudiante de la carrera de Biología Marina de la Universidad de Magallanes (UMAG), Samuel Alcaino Abarca, inició, hace dos años, un trabajo de investigación sobre la diversidad y biogeografía de los moluscos en el Estrecho de Magallanes, el que finalizó los últimos días de mayo, cuando defendió, exitosamente, el proyecto de tesis contemplado en su plan de estudios para terminar su carrera en la institución.

Satisfecho con los resultados, el recién egresado junto a uno de sus profesores guía, el académico de la Facultad de Ciencias y del Centro de Investigación GAIA Antártica, Cristian Aldea, destacaron los aportes que hoy se pueden extraer de este estudio, que, según afirmaron, “trató de una recopilación histórica de casi dos siglos de investigación y de conocimiento acerca de este importante grupo taxonómico de animales invertebrados en el Estrecho”, es decir, una completa revisión bibliográfica de toda la literatura disponible que contuviera registros de moluscos en este espacio marino. ¿El objetivo? ser traspasados a una base de datos, con la intención de actualizar el conocimiento que se tiene de la diversidad de los moluscos bentónicos de las tres clases principales (Gastropoda, Bivalvia y Polyplacophora), evaluar su endemismo local y grado de ordenamiento en dicha área de la región.

La información fue extraída de bases de datos públicas como OBIS (Ocean Biogeographic Information System) y el Museo Smithsoniano; para ser cruzada, después, con más de 300 artículos científicos consultados por el estudiante. De igual forma, el trabajo contó con la co- dirección del investigador de la Facultad de Ciencias, Sebastián Rosenfeld, quien estudia los moluscos australes desde hace varios años.

Principales conclusiones

Samuel Alcaino explicó que para llevar adelante esta investigación, subdividió geográficamente el Estrecho en una grilla de 420 cuadrantes, construyendo, posteriormente, una matriz de datos de presencia y ausencia de especies.

Según pudo observar, la riqueza total de especies fue de 328 (191 Gastropoda, 110 Bivalvia y 27 Polyplacophora); teniendo un tercio de éstas (105 especies), registro único. En tanto, la especie más común de encontrar fue Nacella magellanica, conocida comúnmente como “maucho”. Luego, mediante un método estadístico que se llama estimación de especies, calculó la diversidad de moluscos en esta zona que arrojó una riqueza total esperada de 417 especies.

A raíz de esto, el estudiante pudo concluir que prácticamente se triplicó la cantidad de especies que se conocía en una lista o catálogo para el área, y que la diversidad de éstas aumenta conforme se avanza hacia zonas del Océano Pacífico. Asimismo, informó que se encontraron numerosos registros que han sido identificados por única vez en casi 200 años de conocimiento, lo que lleva a pensar en varias áreas de endemismo local, es decir, donde se encuentran especies únicas, no registradas en otras zonas.

Otra de las conclusiones del estudio es que existe un patrón de especies ordenado, es decir, las áreas con mayor diversidad contienen especies comunes y también raras, y las áreas con menor diversidad contienen mayormente especies comunes.

No obstante, se evidenció que la mayoría de los fondos marinos del Estrecho se encuentran sin registros de especies, lo que se podría traducir en que no hay muestras ni reportes formales de esas áreas, mostrando, de esta manera, que falta mucho esfuerzo de muestreo para generar un conocimiento cabal de la riqueza de moluscos en las aguas del Estrecho de Magallanes.

Una riqueza infravalorada

En la costa del Océano Pacífico sur-oriental, en el límite norte de la Provincia Biogeográfica de Magallanes (PBM), alrededor de los 42°S, se ha descrito un aumento en la riqueza de moluscos hacia altas latitudes. A escala geológica, la PBM ha estado sujeta a procesos glaciares, los cuales han modelado la geomorfología y heterogeneidad del paisaje, generando una gran variedad de ambientes litorales y sublitorales, posicionando a esta provincia biogeográfica como un área singular interesante de estudiar, especialmente, en el tema de biodiversidad.

Uno de los lugares más importantes de la PBM es el Estrecho de Magallanes, el cual ha recibido un gran esfuerzo histórico de investigación. Sin embargo, pese a ello, a la fecha no se contaba con un listado completo, detallado y actualizado de su diversidad de moluscos. “El profesor (Cristian Aldea) me dijo que, efectivamente, era una materia que no se había abordado mucho, entonces con lo inicial, se tomaron unos diez trabajos de los últimos 20 años y, en la marcha, decidimos que era necesario hacer algo más grande porque faltaba mucho conocimiento por evidenciar y por estudiar”, comenta Samuel.

A partir de ello, el profesor Aldea precisa que los moluscos son el grupo taxonómico más importante del ambiente marino junto con los crustáceos, porque acumulan casi la mitad de la biodiversidad en términos de riqueza de especies; pero, aparte de eso, la mayoría son también recursos comerciales. “Entonces –agrega- en esos términos era importantísimo identificar la biodiversidad a esta escala, porque los ecosistemas se sustentan no tan sólo con las especies comerciales, sino que hay muchas otras más que están detrás, que son componentes de las tramas tróficas y de las cuales se sabe poco y nada”.

En ese sentido, el egresado de Biología Marina plantea en su estudio que la riqueza de especies del Estrecho de Magallanes estaría infravalorada. “A pesar de que los moluscos son uno de los grupos más estudiados y más representativos de Magallanes, falta mucha investigación, mucho conocimiento al respecto, porque no se sabe la diversidad exacta”, dijo, reflexionando que es muy importante tener una visión más clara de lo que es la biodiversidad de éstas y otras especies que habitan el Estrecho de Magallanes. “Son cosas que hay que empezar a hacer, porque en estos tiempos de Cambio Climático, muchas especies podrían desaparecer”, enfatizó, dando sólo un ejemplo: de las más de 300 especies que pudo encontrar en el Estrecho, estimó que podrían haber 100 especies más, por lo menos, que no están registradas.

Pero ¿a qué obedecería esta realidad? De acuerdo al profesor Cristian Aldea, a un factor de sobre muestreo. “En la parte de Fuerte Bulnes se encontró una presencia de más de cien especies y es porque ha habido mucho esfuerzo de muestreo, múltiples estudios se han enfocado en el Fuerte Bulnes y de muy buena manera, pero hay otras áreas que están completamente ignotas”, subrayó.

De esta forma, su conclusión es que la tesis que Samuel Alcaino llevó a cabo como estudiante, “hoy nos sirve como línea base para saber lo que tenemos ante cualquier evento natural o provocado por el hombre que se produzca, ya que al ser una metodología tan sistemática se puede replicar a otros grupos como, por ejemplo, los crustáceos, las algas y los equinodermos”.