Necrológicas
  • María Mimica Brstilo vda. de Kunica
  • Yolanda Miranda Andretta

Tesoros hallados en el fondo del Seno Almirantazgo salen a la luz

Por La Prensa Austral miércoles 8 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
886
Visitas

Expedición a bordo del Marypaz II zarpó desde bahía Mansa y se internó por los fiordos y canales de dicho sector

Hace sólo unos días la comunidad científica celebró la creación de la nueva Area Marina Costera Protegida de Múltiples Usos Seno Almirantazgo. En este contexto, resulta pertinente dar a conocer los resultados de una expedición marina que realizó la Wildlife Conservation Society (WCS) Chile por dicho sector.

Según reportó la periodista Paula Noé, colgando del último día de enero zarpó la embarcación Marypaz II desde Bahía Mansa, al norte de Punta Arenas, dando inicio a esta travesía por el Seno Almirantazgo y los fiordos y canales de Patagonia austral.

Durante 13 días y ante condiciones climáticas adversas, la expedición permitió, por una parte, hacer monitoreo de elefantes marinos y albatros de ceja negra, especies que son objetos de conservación de la nueva Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos Seno Almirantazgo; y por otra, hacer un levantamiento de información de las pesquerías en la zona del Fiordo Parry, al interior de dicho seno, con el objetivo de aportar información y apoyo a los pescadores para un manejo sostenible de los recursos en esta área, que dé sustento a los pescadores y a la biodiversidad en el tiempo.

Participaron en ésta un equipo multidisciplinario de WCS Chile, sumado a tres buzos profesionales, un representante del Centro Ideal de la Universidad Austral de Chile, la editora periodística del medio digital Ladera Sur y un especialista en financiamiento para la conservación del programa global de WCS.

El análisis de los datos recabados sobre los bancos naturales de ostión y las comunidades ecológicas asociadas está aún en proceso. En tanto, la WCS quiso compartir algunas de las maravillas que esconde el magnífico Seno Almirantazgo -declarado AMCP-MU en febrero de 2018 tras el trabajo de años de WCS por su conservación- con fotografías inéditas del fondo marino captadas por los buzos científicos Dirk Schories y Mateo Cáceres.