Necrológicas
  • Eduardo Castro Mascareño
  • Norberto Seebach

Umag inauguró dos laboratorios de medición atmosférica que aportarán datos de relevancia mundial

Por La Prensa Austral martes 4 de diciembre del 2018

Compartir esta noticia
279
Visitas

Alianza con el Instituto Leibniz de Leipzig, Alemania

El “Proyecto observación de la dinámica, aerosol, nube y precipitación en medioambiente prístino del océano austral” (llamado Dacapo-Peso, por sus siglas en inglés) se realizará por un período mínimo de un año, y que recogerá información atmosférica, relacionada con los aerosoles, nubes, precipitación y dinámica atmosférica

El viernes, la Universidad de Magallanes inauguró los laboratorios científicos Tropos-Umag, que se encuentran en el lado norte del gimnasio, en el campus central, para dar inicio a la campaña de mediciones del “Proyecto observación de la dinámica, aerosol, nube y precipitación en medioambiente prístino del océano austral (llamado Dacapo-Peso, por sus siglas en inglés) que se realizará por un período mínimo de un año, a partir de un acuerdo de colaboración científica que se firmó entre la Umag y el Instituto Leibniz para Investigaciones Troposféricas (Tropos) de Leipzig, Alemania.

Con esta alianza se podrán obtener importantes datos atmosféricos, de relevancia mundial, dadas las características que posee la región: una atmósfera limpia y poco contaminada, lo que es particularmente importante para este tipo de investigaciones.

En noviembre del año pasado, con la primera reunión conjunta preparatoria de la campaña de mediciones Dacapo-Peso, comenzó la primera fase, que concluyó en abril de este año y la segunda reunión se desarrolló entre el 30 de abril y el 5 de mayo. En estas reuniones participaron el investigador principal del proyecto, el doctor Patric Seifert, perteneciente a Tropos, los estudiantes de Doctorado, Martin Radenz y Cristofer Jiménez, y por parte de la Umag, el doctor Boris Barja, quien además realizó una estancia de investigación en Tropos, durante la segunda quincena del mes de junio, para conocer los instrumentos que se instalarían en la Umag y algunos algoritmos para procesamiento de los datos, además de coordinar actividades para la campaña de medición.

A inicios de octubre, como parte de la primera fase, se iniciaron los trabajos para la preparación de la infraestructura en el sitio donde se instalarían los contenedores con instrumentos para la medición de Dacapo-Peso. El 23 de noviembre se colocaron los contenedores con los instrumentos de medición después de una travesía de dos meses, que se inició, vía terrestre, el 17 de septiembre desde Leipzig hasta Hamburgo, desde donde salieron, vía marítima el 21 de septiembre hasta Punta Arenas.

El rector (s) de la Umag, José Maripani, en la inauguración del centro. A su espalda, el contenedor con el radar láser, Lidar.

Una vez inaugurados los laboratorios y se calibre el equipamiento, se iniciarán las mediciones atmosféricas como parte de la campaña de mediciones Dacapo-Peso, que durará como mínimo un año, y que proveerá de información atmosférica, relacionada con los aerosoles, nubes, precipitación y dinámica atmosférica, sin precedentes en nuestra región, permitiendo en el futuro llegar a conclusiones relevantes, tanto para la comunidad científica internacional como para Magallanes.

Centro de relevancia mundial

En la inauguración de los laboratorios, el rector (s) de la Umag, José Maripani, destacó que “este tipo de colaboración como la que estamos desarrollando con el Instituto Leibniz, nos permite realizar estudios en temas de fronteras de la ciencia para responder preguntas científicas que, de otra manera, no podríamos hacer. A su vez, la adquisición de todo estos instrumentos de tecnología avanzada implicaría muchos años de inversión”.

El primer contenedor cuenta con tres radares especializados, dos de ellos de nubes.

Maripani resaltó que para la región es importante este tipo de acciones, específicamente en el campo de las ciencias atmosféricas, “pues permite contar con mediciones únicas para el Hemisferio Sur, zona planetaria que no dispone de la suficiente cobertura de toda su extensión. Gracias a datos como la generación de precipitaciones atmosféricas, la disponibilidad de radiación solar, la cantidad de polvo que se produce a partir de la erosión de los suelos de nuestra región y la interrelación entre estos componentes atmosféricos, por ejemplo, podremos sacar conclusiones que servirán en diferentes ámbitos de desarrollo, como la salud, el medioambiente y la agricultura. Esto sin contar con que colabora con la formación de capital humano y la generación de conocimiento en nuestra universidad, el mayor centro de investigación existente en todo el sur de Sudamérica”.

El doctor Patric Seifert en el interior del contenedor que mide las características de las nubes.

A su vez, el investigador asociado del Laboratorio de Investigaciones atmosféricas, el doctor Boris Barja explicó que “en 2009 se realizaron mediciones con un solo instrumento, el Lidar, que es el radar láser y sólo durante cuatro meses, un período de tiempo muy corto, pero donde se sacaron conclusiones muy importantes, como que las nubes en Punta Arenas tienen menos cantidad de hielo que en aquellas que se encuentran en la misma latitud del hemisferio norte. Entonces ese resultado creó el precedente de lo que está ocurriendo ahora, y se desarrolló este proyecto Dacapo-Peso, que significa Observaciones de la dinámica, aerosoles, nubes y la precipitación atmosférica en un lugar prístino del hemisferio sur, como es Punta Arenas. Este proyecto conlleva la medición, tomar este conjunto de datos de la estructura y propiedad de las partículas de las nubes así como de los aerosoles y de la radiación solar que tenemos en nuestra región”.

El investigador principal del proyecto, el doctor Patric Seifert, Ronny Engelmann y el estudiante Martin Radenz, del Instituto Leibniz para Investigaciones Troposféricas (Tropos).

Este centro, reitera Barja, representa una importancia mundial para estas investigaciones, porque “si miramos el globo terrestre y el hemisferio sur, podemos ver que Magallanes es la única porción de tierra que hay en estas latitudes, de los 40 hasta los 60, entonces, al obtener estos datos acá, va a ser muy significativo para la ciencia a nivel mundial, porque serán datos de referencia”.

Este centro cuenta con diez instrumentos. Uno de los contenedores tiene tres radares especializados, dos de ellos de nubes, mientras que en el otro se halla el Lidar, un radar láser. “Estos instrumentos son completamente automáticos, se pueden monitorear a través de Internet, pero necesita siempre alguien a cargo, entonces nosotros, en colaboración siempre con un estudiante alemán que estará acá, vamos a estar trabajando en conjunto para mantener las mediciones”, finalizó Boris Barja.

Fotos Rodrigo Maturana