Necrológicas
  • José Ramón Ampuero Guzmán

2018, el año en que el gobierno ganó una nueva agenda

Por Juan Francisco Miranda jueves 27 de diciembre del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
48
Visitas

Este año asumió un nuevo gobierno de derecha, con Sebastián Piñera de Presidente, y un plan de gobierno instalándose en su primera fase. Las expectativas sembradas en campaña fueron altas, tan altas con eso de que este nuevo gobierno era la alternativa a “Chilezuela”, que prontamente a menos de un año el gobierno tiene más rechazo que aprobación. Errores no forzados, instalaciones poco prolijas en los gobiernos regionales, y un actor como J.A. Kast que recorre Chile criticando lo que hace o no hace Piñera, son algunas de las causas por las que se ha ido perdiendo la agenda de gobierno.

Lo cierto es que Piñera 2.0 ha sido bastante más mesurado que el anterior si se trata de salidas de libreto, y son, nuevamente los errores de sus subalternos los que tienen mal evaluado a su gobierno. Si hace 8 años un ministro decía que a los magallánicos “se les acababa la fiesta del gas”, este año un ministro defiende el papelón de “Carabineros” en Temucuicui con el asesinato de Camilo Catrillanca, y un subsecretario como Ubilla abiertamente cuestiona el principal tratado de Chile en el Mundo, que es el pleno reconocimiento de los Derechos Humanos. Por si fuera poco, su ministro de Economía en lugar de incentivar la inversión en el país sugería invertir en el extranjero.

A lo anterior se suma la crisis institucional o guerra fratricida entre generales en Carabineros, y la crisis de probidad en el Ejército. Son muchos los generales llamados a retiro, lo que también refleja la profundidad de ambas crisis. Esto claramente no estaba en el programa de gobierno y se ha instalado por varios meses. Hasta aquí la necesidad de hacer las reformas necesarias de estas importantes instituciones republicanas, y establecer los adecuados controles subordinados al poder civil, es un tema en el que no es difícil encontrar unidad.

El mensaje a la unidad del primer mensaje, se fue contradiciendo con eso de echarle la culpa de todo al gobierno anterior, por sobre lo natural y cierto. Creo que la unidad en temas nacionales se ha ido instalando por la fuerza de la realidad y de los antecedentes, más que por la impronta de gobierno. Existen problemas de una envergadura mayor que requieren una solución de Estado, pues como se observa en lo de la Región de La Araucanía, este gobierno al igual como muchos gobiernos anteriores ha sido incapaz de resolver con sentido estratégico, con paz social, justicia y reconocimiento un tema que se arrastra por más de dos siglos. Aquí la unidad de los actores políticos es clave, necesaria, y urgente. Se necesitan más liderazgos que dialoguen y concreten, que diputados y senadores acostumbrados a ofender a quien piensa distinto (Urrutia, Flores y Moreira por citar algunos). Creo que el presidente aquí tiene una oportunidad para mostrar liderazgo, pues si en su gobierno se logra avanzar en el reconocimiento constitucional de nuestros pueblos ancestrales, logrará hacer lo que lamentablemente ninguno de los gobiernos de centroizquierda pudo hacer en la materia.

Durante el año, este gobierno parece haber perdido su agenda original centrada en el crecimiento económico. Pero ha encontrado una agenda mucho más necesaria y urgente para Chile, que es la agenda de modernización y reestructuración de gran parte del Estado. Esperemos que el próximo año esta nueva agenda avance, y con ello nuestro país sea un país mucho mejor para todas y todos. Necesitamos que a Chile le vaya bien.