Necrológicas
  • Norma Elena Andrade Llauquén
  • Margaret Duncan W.
  • Fresia Gallardo Gallardo
  • aría Soledad Gutiérrez Ruiz
  • María Soledad Gutiérrez Ruiz
  • Fresia Contreras Millahuanque

Amistad Macri-Piñera: ¿un riesgo para Magallanes?

Por Juan Francisco Miranda jueves 17 de mayo del 2018

Compartir esta noticia
366
Visitas

Se ha escrito mucho de la relación de amistad entre los presidentes actuales de Chile y Argentina. Sus perfiles y trayectorias empresariales y políticas afines, y sus intereses comerciales, son para muchos, a ambos lados del alambre, oportunidades que no se quieren dejar pasar. Aquí es donde creo que más transparencia es la que debe haber, pero donde menos conocimiento hay.

Son innumerables las muestras de desconocimiento de varias autoridades nacionales (anteriores y actuales) sobre la geografía de Magallanes, su territorio, sus recursos naturales, clima, e intereses o miradas de desarrollo. No siempre los intereses o prioridades nacionales son las de Magallanes. Por ello, es necesario ahondar en las actuales autoridades regionales como el intendente y los gobernadores, parlamentarios y alcaldes oficialistas, respecto a si son escuchados, y por sobre todo, si tienen claro los riesgos de no defender oportunamente los intereses magallánicos.

Quizás para muchos es desconocido, pero Chile y Argentina sostuvieron un acuerdo para habilitar pasos fronterizos el 8 de agosto de 1997. Chile cumplió habilitando el paso Pircas Negras en la Región de Atacama, pero desde esa fecha el gobierno argentino no ha querido habilitar el paso Almanza ubicado en el borde norte del canal Beagle a sólo 6 Km enfrente de Puerto Williams (20 minutos de cruce en barcaza). Este incumplimiento ha sido no sólo una falta de seriedad y compromiso, sino que ha frenado el desarrollo de la isla de Navarino y de sus habitantes. En Puerto Williams no tienen gas, la calefacción es a leña, y la entrada y salida a la isla está condicionada por días y horarios de viajes en avión o barcaza. Nuestros compatriotas no tienen la opción de salir desde Navarino con sus vehículos durante el día, como sí la tienen los habitantes de Ushuaia o Río Grande cada vez que pasan por nuestro territorio para ir y volver desde Rio Gallegos.

La provincia argentina de Tierra del Fuego tampoco ha querido dar factibilidad a la entrega de gas desde Ushuaia hacia la isla Navarino a cambio de devolver el gas desde Posesión hacia Río Gallegos (SWAP). Sin embargo, sí se ha podido hacer SWAP desde el Terminal GNL de Quintero el 31 de octubre del año pasado (Los envíos fueron articulados por Enap, por el lado chileno, y por Enarsa, estatal de energía argentina) ¿Por qué no se puede para Puerto Williams?

Creo en la integración con nuestros vecinos, pero cuando hay reciprocidad y no sólo cuando le conviene a la contraparte. Por años nuestros vecinos reclamaban respecto al estado de los caminos de la isla de Tierra del Fuego y pedían año tras año la pavimentación. Chile otra vez cumple, pero no hay reciprocidad para Magallanes y menos para Puerto Williams. Creo que el desarrollo de un país, una ciudad o comunidad no deben ser a costa de evitar que otra no lo haga. Lo que ha ocurrido en el canal Beagle no es para sentirse orgulloso.

Por lo anterior, vuelvo a reiterar del error del Cuerpo Militar del Trabajo CMT y del Mop de avanzar desde Caleta 2 de Mayo hacia Yendegaia, pues eso sólo beneficiará al turismo de Ushuaia ya que de nuestra parte no hay ni siquiera un plan de ocupación ni poblamiento de un área con similares características al Parque Nacional Torres del Paine.

Sospechoso el anuncio de la gobernadora de Tierra del Fuego argentina, de querer desarrollar un parque binacional, pues me suena a oportunismo. Yo le digo que primero cumpla sus compromisos con Chile y muestre real interés en la integración hacia Puerto Williams (donde no hay glaciares pero hay personas que tienen el mismo clima que ellos).

Espero que el Presidente Piñera antes de acordar algo, consulte, se informe bien, y que privilegie los intereses de Magallanes y su gente. Está bien tener amigos, pero la familia está primero.