Necrológicas
  • Nolberto Robinson Villarroel Barría
  • Beba Babaic Smith

Antartandes

Por Alfredo Soto martes 11 de febrero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

En conjunto con alumnos de la Umag llevamos trabajando desde el año 2018 un proyecto convocado por el Ministerio de Educación en que postulan todas las universidades estatales de nuestro país, pero específicamente con iniciativas estudiantiles.

El 2018 ganamos un Fondo de Desarrollo Institucional con la Universidad de Magallanes con línea exclusiva para estudiantes, los que como Centro de Investigación Gaia Antártica (Ciga) apoyamos técnicamente por estar relacionado con actividades de exploración territorial en que los estudiantes son sometidos a un entrenamiento y aprendizaje de cómo vivir en contacto con la naturaleza, especialmente en zonas remotas y agrestes de las que contamos mucho con estos escenarios en nuestra región. El concurso del año 2018 se denominó “Andinismo Exploración” y consistió en realizar actividades en territorios andinos tanto de Patagonia como en Tierra del Fuego. Eso nos llevó a canalizar nuestros esfuerzos en lugares emblemáticos tales como los territorios lacustres de Laguna Sofía, Laguna Figueroa, Cerro Benítez, Cueva del Milodón, Monte Tenerife, Monte Solitario, Cerro Hito, estos dos últimos en condiciones invernales. Y cerramos este proyecto con una expedición en el Glaciar Tyndall. Estas actividades permitieron hacer un equipo de estudiantes que por sus avances técnicos, ellos quisieron presentar un proyecto para los periodos 2019 y 2020 un poco mas ambiciosos y era desarrollar travesías en Glaciares al cual se les denomino “Andes & Antartandes” enfocando las actividades en lugares tan remotos como los que existen en los Campos de Hielo Patagónico Sur , Cordillera Darwin en Tierra del Fuego y en Antártica en alguno lugar a elegir.

La Etapa 2019 fue satisfactoria porque se hicieron actividades en las cercanías del Monte Balmaceda, cercano al Campo de Hielo Patagónico Sur , en el Glaciar Schiaparelli en Tierra del Fuego y ahora comenzando el 2020 ya estaríamos cumpliendo una etapa que cierra el proyecto anticipadamente al ingresar a la Antártica, específicamente en la Península Antártica, apoyados esta vez por la Fuerza Aérea Colombiana, la Armada de Chile y el Ejercito de Chile con su Base Antártica “Bernardo O’Higgins”.

La gran mayoría de nuestras actividades en terreno tienen siempre la misma figura en sus planificaciones, fundamentalmente lo que tiene  que ver en la protección de nuestros estudiantes porque ellos vivirán un tiempo fuera de sus condiciones y estados de confort. Este año es especial y en esta etapa antártica del proyecto, debido a que se celebran los 200 años del primer avistamiento de la Antártica como continente por los primeros navegantes y como materias para documentarse es la recomendación, percibir cómo se organizaban antiguamente y cómo esas técnicas y procedimientos han cambiado.

La mayor dificultad siempre es el apoyo logístico de quienes nos puedan transportar sea por mar o vía aérea. En nuestro caso teníamos el total apoyo desde el Centro de Asuntos Antárticos del Ejército para nuestra estadía en la Base Antártica que ellos administran, la Base O’Higgins y de la Tercera Zona Naval para nuestros traslados desde y hacia la Isla Rey Jorge.

Nos quedaba pendiente el cruce desde el continente sudamericano hacia la Antártica y por una invitación de la Fuerza Aérea Colombiana pudimos completar este cuadro de apoyo logístico. Luego verificar el vestuario que sea el adecuado para estar en condiciones de bajas temperaturas, los equipos y materiales propios de seguridad y protección para un tipo de estas actividades en zonas remotas. Los seguros y permisos y mucha predisposición a sacarle el mayor de los provechos para cumplir los objetivos como así también tener la fortaleza psíquica y física para soportar los inconvenientes que pudiesen presentarse.

Cabe mencionar que en esta oportunidad el alumno que participó de esta experiencia es Pablo Oyarzún, estudiante en su último año y que está abocado a especializarse en materias relacionadas con las actividades en la naturaleza. Su mención y trabajo de tesis tendrán los componentes necesarios gracias a las vivencias y experiencias ganadas en estos territorios.