Necrológicas
  • Matilde Cárdenas Santana

¿Cambios en el gobierno?

Por Juan Francisco Miranda jueves 10 de enero del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
122
Visitas

Aun cuando el 2018 se fue hace unos días, los rumores o presiones de cambios de autoridades en el gobierno no se fueron. Por el contrario, los cambios en la primera línea de un gobierno como ministros, subsecretarios, intendentes y gobernadores se han ido acrecentando. Algunos comentan que el ajuste se hará en marzo, otros quizás antes, hay algunos que simplemente no creen que vayan a existir cambios, y hay otros a los que no les importa.

Todo gobierno que pretende cumplir con su palabra requiere ejecutar su programa de gobierno, y ante las dificultades para hacerlo debe buscar las medidas, acciones, o ajustes que sean necesarios, pues de lo contrario terminará en la intrascendencia y en un incómodo letargo y agonía. Esto no le hace bien a nadie, ni siquiera a la oposición que inevitablemente va al ritmo del ejecutivo.

En nuestra región ya tuvimos un cambio inesperado y nunca bien explicado cambio de intendente, lo que trajo consigo un desfase que repercutió en la demora de la instalación y en la puesta en marcha. La última región que el Presidente visitó para anunciar un plan fue Magallanes, y su visita dejó más dudas que certezas a nivel transversal. Por ello creo que no le hace bien a Magallanes un nuevo cambio de autoridad regional, pues significaría empezar de cero ya que a nivel de gabinete regional no se observa un liderazgo alternativo que pudiese consolidarse, y menos un liderazgo que pudiese ser escuchado con respeto en la capital del reino.

Intentando ser objetivo uno puede observar que hay cierta continuidad de proyectos, aun cuando ha existido un “aplanamiento de la inversión” o una programación financiera de menor crecimiento, lo que es bueno en la medida que los proyectos de inversión siguen la lógica o mirada de un consejo y gobierno regional coordinados, potenciados y con visión de largo plazo, pues no hay gobierno que alcance a cumplir a cabalidad sus metas en sólo 4 años. Creo que lo que debiese ocurrir este año, es un gran esfuerzo por levantar la vista y enfrentar los nuevos desafíos venideros a partir de la próxima década, en un mundo cada vez más globalizado, e intentar aproximar respuestas a algunas preguntas urgentes tales como si podemos conciliar crecimiento con naturaleza, medio ambiente con industria, y calidad de vida con expectativa de vida.

Esta región en muchas cosas es única, y creo que una de ellas es la cercanía física y la historia común de todos los que vivimos en estos territorios aislados. Así como no fue difícil enfrentar una medida como el alza de gas en enero de 2011 donde no hubo diferencias políticas ni ideológicas, ni tampoco fue difícil superar desastres naturales como los aluviones de 1990 y de 2012, incluyendo un terremoto blanco en 1995, y tantas adversidades como incendios forestales, creo que el devenir complejo en lo económico es posible enfrentarlo con unidad.

Con unidad y participación dará lo mismo un cambio de gabinete o un cambio de gobierno. ¿Por qué no empezar a discutir entonces la Estrategia de Desarrollo Regional 2020-2030? ¿Por qué hay que esperar a un nuevo gobernador con poco poder para iniciar la discusión de lo que quiere o necesita Magallanes? Necesitamos más debate de ideas que rumores, y más participación que nombres, porque el sentido común se hace fuerte cuando la comunidad siente y participa.