Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

El Calafate y la necesidad de un turismo más humano

La  atracción turística argentina de la Patagonia,   El Calafate, está repleta de contradicciones para el visitante. Después de visitar el lugar y regresar este   lunes me he puesto a escribir esta columna. El viaje de regreso junto  a mi familia se alargó de cuatro a seis horas. Tanto en la salida de El Calafate como a la llegada a Río Turbio,  nos encontramos con grupos de trabajadores,  que protestaban por  sueldos impagos y pérdida de su fuente laboral.
[…]

Por Ramón Arriagada miércoles 27 de enero del 2016

Compartir esta noticia
585
Visitas

La  atracción turística argentina de la Patagonia,   El Calafate, está repleta de contradicciones para el visitante. Después de visitar el lugar y regresar este   lunes me he puesto a escribir esta columna. El viaje de regreso junto  a mi familia se alargó de cuatro a seis horas. Tanto en la salida de El Calafate como a la llegada a Río Turbio,  nos encontramos con grupos de trabajadores,  que protestaban por  sueldos impagos y pérdida de su fuente laboral.

Es evidente en El Calafate que las administraciones sucesivas de los esposos Kirchner potenciaron  la inversión estatal en la provincia de Santa Cruz, de manera especial en obras públicas.  Ello abrió paso a la inversión turística en forma explosiva, que repercutió en el crecimiento de población alrededor de la actividad. El proceso sí  fue ordenado en términos que se cerraron todas las posibilidades de construcción hotelera en el interior del Parque Los Glaciares.

Por ser un destino lejano y exótico (ubicado en la Patagonia Profunda) sus visitantes son personas de buen poder adquisitivo y de un alto nivel cultural;  vienen  a buscar experiencias que contribuyan a su formación personal.  Es el extremo opuesto al turista hedonista que busca sólo placer,  aquel de  las cuatro  “eses” (sex, sun, sea and sand).  La clave del negocio de ellos,  es retener con actividades por muchos días, teniendo como campamento base, El Calafate. Un buen complemento para este objetivo es incluir en el paquete turístico nuestro Parque Nacional Torres del Paine.

Con el tiempo, he llegado a entender que no es bueno lo que ha sucedido allá. No me gustaría, ese destino para Puerto Natales  como ciudad turística. Todo funcionando sólo para el visitante.  Basta una vuelta por la Avenida   San Martín y darse cuenta que los precios de artículos de artesanías, tiendas, restaurante y boulevares son exagerados.  Tienen clientes, provenientes de los hoteles de alto costo y de visitantes que se manejan con euros y dólares. Esos compradores que el comercio natalino no conoce, pues son los que pasan raudos directo a los destinos hacia el interior del parque nacional Torres del Paine y sus cercanías. 

Los procesos inflacionarios que golpean al vecino país, han repercutido en la actividad económica de El Calafate.  Los hoteles premian con rebajas a los clientes que pagan en pesos argentino o dólares; los cajeros automáticos los fines de semana son un adorno.  El diésel está al mismo valor que el nuestro. Las obras iniciadas  para la construcción de la Central Hidroeléctrica  “Néstor Kirchner”  y que tienen un costo de 4.770  millones de dólares, financiados por el gobierno chino, donde ya trabajaban 571 operarios, han  sido detenidas. Los operarios de esa obra, pobladores de El Calafate, eran los que ese día lunes,  estaban a la salida de la ciudad.

Al regreso entrando a Río Turbio, otro grupo de operarios, controlando  el acceso de vehículos, reteniéndolos por dos horas. Al lado de la  central termoeléctrica de carbón, desconectada por falta de combustible, desde el 30 de noviembre. Se habla del Elefante Blanco Patagónico.

Al final de la excursión por la Patagonia Profunda argentina, tan cercana, territorios de esperanzas como el nuestro, no podemos dejar de reflexionar a los extremos que se llega, cuando los pueblos son conducidos a la irresponsabilidad colectiva, ya sea a través  de abrir las aspiraciones contenidas, o bien, cerrarse a toda posibilidad de solución para enfatizar en el populismo de los Presidentes de la familia Kirchner.