Necrológicas
  • Filomena Mayorga

El poder de las regiones

Por Gabriel Boric domingo 11 de agosto del 2019

Compartir esta noticia
149
Visitas

Hace unos días junto con la diputada Sandra Amar presentamos un proyecto de resolución en la Cámara de Diputados para solicitar al gobierno que se incorporara a las comunas de la provincia de Tierra del Fuego dentro de los territorios considerados como “zonas rezagadas” para que así éstas puedan acceder a financiamiento preferente por dicha condición. ¿Cómo es posible que autoridades nacionales hayan excluido a dichas comunas de nuestra región de tal categoría? La respuesta es una sola: la ceguera del centralismo.

La verdad es que hemos construido un país en donde a regiones como la de Magallanes, se les niega el derecho a tener la autonomía política para erigir sus destinos dentro de Chile y así aportar con creatividad e ilusión al desarrollo armónico de Chile y no sólo de la capital. Es tiempo de que nos tomemos en serio el desafío de construir esas autonomías y agilizar el proceso descentralizador. Tendremos que poner todas nuestras energías en ello, habrá que colaborar transversalmente entre todos los actores políticos comprometidos, confiar en las capacidades ya instaladas y promover las sinergias de nuestra gente a lo largo y ancho de Chile.

La tarea ya comenzó, en el año 2017 aprobamos en el Congreso Nacional dos reformas legales importantes en la materia: 1. La elección democrática de los Gobernadores Regionales y  2. El fortalecimiento de la regionalización mediante el traspaso de competencias.

Lamentablemente en el gobierno actual no se ha actuado con la urgencia que estos cambios requieren para implementarse, por ello, he solicitado en la Cámara de Diputados -mediante un proyecto de resolución- que no se siga dilatando algo que es imperioso para los magallánicos y magallánicas: contar con un gobierno regional electo democráticamente en 2020, con competencias adecuadas y suficientes para construir con autonomía nuestro bienestar colectivo como ciudadanas y ciudadanos y que exista claridad respecto a las facultades y presupuestos que estos tendrían.

No me queda duda alguna que las regiones, y en especial, la de Magallanes y la Antártica Chilena construirán y aportarán con más energías al futuro de Chile si tienen poder para cambiar las cosas desde los territorios, desde donde se vive y se respira nuestro porvenir.