Necrológicas
  • Eduardo Castro Mascareño
  • Norberto Seebach

Esperando a Don Súper Salmón

Por Ramón Arriagada miércoles 8 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
280
Visitas

Cuando creíamos haberlo visto y oído todo en negociaciones en la industria salmonera, irrumpe la noticia desde este sector productivo, dando cuenta que AquaChile, quienes hace poco habían tenido protagonismo comprando la salmonera natalina, Salmones Magallanes, sería adquirida por Agrosuper. La empresa compradora hasta hace un tiempo era conocida sólo por su participación en los negocios de las carnes blancas (pavos, aves) y cerdos.

El propietario mayorista del holding es el empresario Gonzalo Vial y el grupo de empresas tiene sus orígenes en el año 2010, cuando se transforma en Agrosuper S.A. 

A poco andar y a medida que los ingresos de los chilenos se van elevando, teniendo acceso a un consumo más diversificado, la producción de las empresas del grupo tienen un crecimiento no previsto en las proyecciones, alcanzando participaciones espectaculares en el mercado de las carnes de cerdo con un 72 por ciento. En el segmento pavos un 71 % y en el de pollos un 46 por ciento.

El grupo Vial, siendo Agrosuper comienzan a ser conocidos -por el chileno común- cuando el año 2014  la Fiscalía Nacional  Económica (FNE) concluye un estudio sobre la comercialización de la carne de pollo en Chile, debido a las muchas distorsiones observadas en las ventas al público del producto. Lo cierto es que el grupo Vial en concomitancia con Ariztía y la empresa “Don Pollo” -que formaban parte de Asociación de Productores Avícolas de Chile- con un control de 80 por ciento del mercado, estaban coludidos en un acuerdo ilícito para dividirse el mercado de la carne de pollo. Incluso con cuotas de producción.

Bastó revisar los correos electrónicos entre los encargados de las tres empresas, para comprobar la colusión y las ganancias, producto de operaciones poco transparentes. Maniobra, en su esencia tan perjudicial y engañosa como el escándalo del papel confort; los implicados debieron pagar altas sumas en beneficio del erario nacional. Arrastrando, además, al desprestigio de la clase empresarial chilena, la que según sus dirigentes, entró en una profunda reflexión sobre negocios y moralidad.

El grupo económico de Gonzalo Vial, también hizo noticia cuando debido a fallas en la crianza y producción de cerdos, debió cerrar  una planta en la ciudad de Freirina. Los habitantes de la ciudad en un primer momento felices por tener en su localidad una importante fuente de trabajo, al poco andar se dieron cuenta, que los olores nauseabundos de los planteles porcinos invadían sus hogares con un olor a chiquero inaceptable.

Nadie entiende en Puerto Natales la danza de dólares que compran y venden; los más desorientados son los operarios de lo que originalmente fue Salmones Magallanes; en menos de un trimestre van a tener ya tres empleadores, a saber, Salmones Magallanes, Aqua Chile y ahora si el negocio se finiquita, serán empleados de  Agrosuper o de Súper Salmón. Y por qué no, en el futuro de Marine Harvest, pues los negocios entre salmoneros y las salidas de compras de ellos, como los terremotos son impredecibles.

De finalizar bien la operación por US$850 millones, hoy examinada por los organismos regulatorios,  Puerto Natales tendrá en sus dominios a la segunda productora mundial de salmones, Súper Salmón, con un 7,2% en la producción mundial, sólo superada por Marine Harvest con una participación del 12% del mercado mundial. La nueva súper salmonera chilena ha anunciado la apertura accionaria en Noruega para captar en el país estrella de los salmones, accionistas para su aventura en los mares de Ultima Esperanza.

Tengo mis dudas sobre la preocupación de las autoridades locales y regionales, respecto de lo que significa la irrupción de la industria salmonera en nuestros dominios; la envergadura productiva y económica escapa a cualquier planificación, que he buscado y no la hay. El impacto sobre la mano de obra y la llegada de nuevos contingentes de hombres y mujeres son asuntos dignos de considerar.