Necrológicas
Coronavirus

Fondo garantía para pequeños empresarios-Fogape ¿Cómo está fluyendo en la región?

Por Emilio Boccazzi Campos lunes 18 de mayo del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Aun poco más de una semana de haber levantado la cuarentena total en Punta Arenas, y haber visto una ciudad atiborrada de filas de gente en la vía pública en diversos comercios o servicios, entre los que he sido usuario, durante la semana que pasó, se aprecia un comportamiento en el espacio público de cumplimiento del uso de mascarillas, muchos guantes, y los locales adoptando medidas de seguridad. Claramente se va activando la ciudad, después de casi 38 días de detención casi total.

Pero, claramente para una economía pequeña y de región aislada como la Región de Magallanes y Antártica Chilena, el golpe a sus pequeños y medianos empresarios y creadores de fuentes de trabajo será letal, sino se toman medidas de sostén financiero, a través de préstamos con aval del Estado, como son los históricos Fogape.

Este, se ha rebautizado como Covid-Fogape como una de las medidas del Plan Económico de Emergencia implementado por el gobierno, para ir en auxilio y rescate de las pequeñas y medianas empresas ante la crisis que ha generado la pandemia del coronavirus.

El Fogape es una urgente inyección al cuerpo de un afectado o enfermo (pequeñas o medianas empresas), que de no llegar en cantidad y oportunidad es clave para la sobrevivencia de éstas.

En la semana que pasó, la seremi de Hacienda informó de una cifra de $800 millones de pesos a 80 Pymes de la región, lo que es positivo, pero exiguo, para la cantidad de mini, pequeñas y medianas empresas, con rostro humano, y que son las generadoras de la mayor cantidad de puestos de trabajo, están en “fase crítica”.

Por ello, se agradece la cifra dada por la seremi para tener una referencia, pero pedir a la propias autoridades económicas de la región, que no dejen al libre arbitrio de los Bancos la aplicación de los créditos y en especial los plazos que se toman, como si estuviésemos en tiempos normales, pues como han denunciado desde la zona frutícola y otras del centro del país, los Bancos están siendo extremadamente discrecionales y dándose tiempos de respuesta que no se condicen con la medida de shock que el mismo gobierno y la institucionalidad pública ha puesto como un pilar económico de salvataje y de reconstrucción.

Como dijimos la semana pasada, se debe trabajar afanosamente para que las ayudas sociales previstas por los municipios y por el gobierno regional, lleguen prontamente y a todos, en el ámbito económico, los apoyos deben ser prontos y prestos, pues de otra manera estaremos llegando tarde y tendremos alta tasa de letalidad, esta vez en materia económica. Los Bancos y la Banca en específico, no debieran olvidar la anterior crisis económica que vivió Chile en 1982 cuando los Bancos fueron “salvados” por el Estado, es decir por cada uno de nosotros.

Sería muy positivo y transparente saber cuántos Fogape, se han puesto por entidad bancaria, para detectar tempranamente si en alguna Institución los pequeños empresarios se encontrarán con un frontón. Así como todos los días el país y la región hacen un alto, para el parte médico que da el intendente con la seremi de Salud se uniera el parte económico con la cantidad de recursos reales que se está “colocando” en la región a través de los Créditos con Aval del Estado.

Hoy el Fogape o Covid Fogape, sale a la palestra, como instrumento de salvataje, oxígeno y esperanza, al ser un instrumento que el gobierno ha tomado para hacer su “bajada económica” el que actúa a través de los Bancos. Ojo con los Bancos.