Necrológicas
  • Sergio Orlando Mancilla Barrientos
  • Hernán Muñoz Flores
  • José Antonio Oyarzún Andrade
  • Gloria Mabel Montiel Garay
  • Juan Hernán Salas Rosales
  • Alba Andrade Mancilla
  • Orlando Lara Castillo
  • Juan Chandía Nannig
  • Edelmira Ojeda Navarro
  • José Benilde Hernández H.

Infancia, salud mental y descentralización, seguimos trabajando con la Región

Por Gabriel Boric domingo 30 de diciembre del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
223
Visitas

Este 2018 fue un año intenso, regresamos en marzo al Congreso tras ser electos como primera mayoría en la Región. Sin duda un gran honor y responsabilidad, por eso junto a mi equipo intentamos estar a la altura día a día de la confianza que depositaron en nosotros miles de magallánicas y magallánicos.

Durante esos meses han pasado muchas cosas. En materia regional tenemos mucho que mejorar: Tuvimos dos intendentes lo que demostró una vez más que las decisiones se toman de manera central y que Magallanes sufre esas consecuencias. El Gobierno Regional tiene la obligación de liderar los procesos de desarrollo y la intendenta María Teresa Castañón nos ha presentado sólo el esqueleto de lo que llaman “Plan Magallanes” y un esqueleto no camina sin musculatura. Los cuatro años anteriores tuvimos un Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas que implicó un salto importante en materia de infraestructura y necesitamos mantener ese crecimiento. A casi un año de iniciado el gobierno de Sebastián Piñera todavía no exista una política de Desarrollo Regional para Magallanes, lo que da cuenta del interés centralista que este gobierno tiene para la región y creo que todos los parlamentarios de la zona tenemos que empujar hacia el mismo lado para revertirla, porque finalmente cuando se termina improvisando es Puerto Edén, Puerto Williams o Villa Tehuelches quienes pierden.

Y por estos desafíos que tenemos en la región es que durante meses trabajamos fuertemente en distintas materias, especialmente en Infancia. Es satisfactorio ver cómo la pega tiene resultados que sí inciden y pueden mejorar la calidad de vida de niñas, niños y adolescentes en nuestro país y en nuestra región. Participamos en el Acuerdo Nacional por la Infancia con propuestas que recogimos acá en Magallanes; hicimos conversatorios en nuestra sede para levantar diagnósticos e ideas de quienes día a día trabajan en programas vinculados al Sename; visitamos hogares, nos reunimos con la sociedad civil y trabajamos en la Comisión de Constitución para asegurar financiamiento en la materia. Aportamos además en la Comisión de Zonas Extremas del Congreso trabajando en el Estatuto Antártico que aprobamos hace un par de semanas en la comisión y la forma de involucrar el trabajo científico a la región. Viajamos a la Antártica y estuvimos presente en las principales comunas de nuestra región: Cabo de Hornos, Provenir, Puerto Natales y en la localidad de Puerto Edén llevando adelante el reto de descentralizar desde nuestro territorio.

Hemos llevado temas regionales al Congreso. Presentamos el Proyecto de Ley que crea permisos especiales para personas con enfermedades crónicas, iniciativa nacida desde la necesidad planteada por trabajadores de Punta Arenas, promovida por el concejal Arturo Díaz y canalizada por nuestra oficina, que busca establecer una serie de permisos con goce de sueldos para personas con enfermedades como hipertensión, cáncer, diabetes o epilepsia.

Nos hemos propuesto avanzar en materia de salud mental, trabajar por desestigmatizarla, revisar políticas públicas que permitan disminuir sus altos costos y mejorar el acceso para la población. También nos pusimos como meta seguir trabajando por la conectividad en nuestra región y en los problemas reales que afectan a las vecinas y vecinos de Magallanes.

Ese es el trabajo que queremos seguir desarrollando este 2019 y los años que vienen, necesidades desde la sociedad civil y la ciudadanía llevadas al Congreso. Para eso estamos en el Parlamento: representar en lo más amplio a las magallánicas y magallánicos. Seguiremos luchando por acercar más el parlamento a la ciudadanía, la política a la sociedad. Por un lado luchando por terminar con los privilegios parlamentarios, peleando moleste a quien moleste bajar el sueldo excesivo y desproporcionado que recibimos; transparentar y regular las asignaciones y poner fin a todos los viáticos injustificados, como el de amortización vehicular, al que como oficina parlamentaria renunciamos desde el primer día.

Creemos en una nueva forma de hacer política materializada en el trabajo territorial que hemos desarrollado con particular entusiasmo y esperanza desde el Espacio Comunitario La Idea, nuestra oficina parlamentaria; lugar físico abierto y disponible para todas las personas que quieran hacer uso de sus instalaciones y herramientas que como diputación ponemos a disposición sin restricción alguna, conscientes de que cualquier tipo de expresión artística, cultural, deportiva, educacional, por mencionar algunas áreas de desarrollo humano y que hemos tenido la oportunidad de conocer con creces, son vitales para la interacción entre las distintas razas, etnias, sexos y edades que a diario conviven en este lugar, lo que en estricto rigor nos permite seguir creyendo y aportando a la organización comunitaria entendida ésta como un motor de transformación social efectivo y acorde a los sueños de millones de chilenos y chilenas.

El desafío es grande, pero nuestro compromiso y trabajo también.