Necrológicas
  • Juan Carlos Gallardo Espada
  • Segundo Gallardo Mansilla

Infidelidad

Por Jorge Abasolo lunes 20 de junio del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

Un viejo relato que escuché hace unos años se me viene a la mente al abordar este tema. El esposo le pregunta a su mujer:

– Dime algo que me haga sentir orgulloso y a la vez me enoje.

Y la esposa contesta:

– Bueno…ninguno de tus amigos la tiene tan grande como tú.

Es altamente improbable que este relato haya sido extractado de la vida real, pues la crueldad de un episodio de infidelidad suele escabullirse o alojarse en territorios vedados para el comentario verbal.

Conforme a los expertos, existen muchos motivos por los cuales alguien llega a la infidelidad. El más importante de todos: una autoestima por los suelos, como de estudiante secundario sin motivo para protestar.

El subterfugio esgrimido por ellas en el sentido que “te notaba distante”, no es válido. Es cierto que se casaron en Santiago pero si se tuvo que ir usted a Punta Arenas fue por razones de trabajo. Hablamos de otro tipo de distancias, entonces.

Entre las razones más curiosas por las cuales un hombre o mujer comete infidelidad está el de los celos. Las mujeres son muy celosas y exclusivistas en las relaciones. Los hombres son más amplios y no les molesta compartir amores. Los hombres se ponen más celosos ante los que tienen más estatus y poder que ellos, mientras que las mujeres sienten como rivales a las más bellas y sexis que ellas.

Los hombres suelen tener más experiencia de separación e independencia. Los varones crecen con la tendencia a hacer más cosas sólo que las niñas. Y también más cosas estúpidas, como pescar peces que nunca comen, escupir lejos, orinar en las esquinas y agarrar a piedrazos los vidrios.

Es útil dejar en claro que el amor en sí no es el motor en la vida de un hombre. El motor de un hombre suele ser el de probarse a sí mismo, que puede competir con otros. De ahí al “guatazo” hay apenas un par de metros.

Con las uniones emocionales los hombres temen regresar a la dependencia materna de la que tanto les costó zafarse. Por eso, tener sexo despierta a las mujeres y les da sueño a los hombres. Es que no quieren saber nada con fundirse con otra mujer.

SEÑALES QUE PUEDEN INDICAR QUE SU ESPOSA LO ENGAÑA

1. Ya no habla de organizar las vacaciones o un asado de fin de semana largo con los parientes de los dos cónyuges.

2. Tiene una nueva cuenta de correo electrónico y no te da su dirección.

3. Cambia de perfume abruptamente.

4. Ya no le echa la culpa de todo al gobierno.

5. Va a comprar carne a la hora en que la carnicería está cerrada, regresa tres horas después…y sin carne.

6. Siente compasión por Sebastián, el hijo de la Presidenta Bachelet.

7. Te dice que está distraída porque tiene problemas en el trabajo, pero no precisa qué problemas.

8. Se lava la cabeza todos los días.

9. Ya no habla a gritos en el teléfono. Habla en voz baja.

10. Su música favorita es algo moderno que jamás le gustó antes.