Necrológicas
  • Ana Julia Berrios
  • Juan Castillo Valdebenito

Inmigrantes aquí y ahora

Por Diego Benavente viernes 12 de abril del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
4
Visitas

Es increíble lo que ha estado sucediendo con el tema de los inmigrantes en Chile, no hace muchos años, este no era tema, en cambio en los años recientes pareciera que nos hubiera sobrepasado. Los informes recientes del Ine han arrojado una serie de cifras elocuentes sobre la evolución de los inmigrantes en Chile. Somos el tercer país en recibir más venezolanos después de Colombia, país limítrofe de Venezuela, y Perú.

Entre 2014 y 2017 el aumento de venezolanos alcanzó a un 1.057% sólo superado por Haití con un 4.433% y seguidos por Colombia con un 507%, todos aumentos muy significativos, que no guardan relación con los procesos migratorios normales entre países. Aún resuenan en la mente colectiva los múltiples charters desembarcando importantes grupos de haitianos en el aeropuerto internacional de Santiago. De donde salieron y tan concertadamente, sin que en el país las instituciones estatales a cargo del tema se mantuvieran durante esa época prácticamente inmutables.

Según el Ine al 2018 son 1.251.225 inmigrantes en el país, nada menos que el 6,6% de la población de Chile, la cifra más alta de Sudamérica, ya para el Censo de 2017  si bien era  la más alta, en aquel entonces sólo representaba el 4,4% de la población nacional. De un año a otro se duplicaron los inmigrantes en el país, difícilmente exista algo similar en algún otro país. Con estas cifras estamos acercándonos a pasos agigantados a la realidad de los países europeos que tienen alrededor de un 10% y algunos un 20% de inmigrantes viviendo en sus territorios.

Los inmigrantes que están llegando tienen entre 20 y 40 años y los venezolanos son los que encabezan el proceso con el 23% del total superando a los peruanos que hasta hace poco eran los que llevaban la delantera.

Hoy, en el país, existe al menos un 30% de extranjeros en Chile más que los chilenos en el exterior, ya no somos como el Cura Gatica, al menos en materia de cifras de inmigración, estamos llevando a la práctica el famoso estribillo de la canción de nuestro folclore.

“Y verás como quieren en Chile al amigo cuando es forastero”, dice la famosa canción “Si vas para Chile” compuesta por Chito Faró y hecha famosa por los Huasos Quincheros, de alguna forma retratando la cálida recepción que como país dábamos a los extranjeros. Quien sabe si hoy podemos decir lo mismo, considerando la evolución socioeconómica experimentada, así como el cambio de nuestra personalidad y también después de ocurridas las avalanchas de inmigrantes que han arribado al país. Todo lo cual hace que las opiniones se confronten y se radicalicen muchas veces, más aún cuando las noticias exacerban determinadas situaciones y efectos de la convivencia intercultural en el día a día.

Las crisis que viven países como Venezuela, Haití o hasta hace muy poco Colombia, así como las oportunidades económicas y un ambiente más seguro, hacen que la cifra de migrantes que miran a Chile como un buen lugar para desarrollar sus vidas, puedan seguir aumentando cada vez más. Por lo tanto tendremos que irnos acostumbrando a un país cada vez más diverso y multicultural, asimismo y viéndolo desde un ángulo más positivo, esto nos permitirá potenciar una serie de sectores, partiendo por la productividad de los emprendimientos y los rendimientos deportivos de las futuras generaciones.