Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

La culpa es de la olla y la sartén

Setenta por ciento de los chilenos (me incluyo por cierto), es decir, la mayoría, de-saprueba la gestión y administración de la Presidenta Michelle Bachelet Jeria, y la delincuencia es el área con peor actuación del Ejecutivo. Algún integrante y asesor de La Moneda, esos que se pagan con negocios truchos con dinero de empresas privadas; uno de ellos, lo llamaré Karol de Palos, reflexionará y dirá “La culpa lo tienen las ollas y la sartén, producen ruido al ser golpeadas, se debería prohibir por ley, que los utensilios de cocina se usen para fines distintos”. Otro asesor expresará “La economía se encuentra estancada y en descenso, por las crisis internacionales, la culpa es de los gringos y los chinos”. Karol de Palos, sigue pensando “No entiendo que los chilenos, sean tan disconformitas, como no se alegran que mi gobierno les aumenten los impuestos, que como consecuencia, suban los precios de las cosas y que le sigan cobrando por educar a sus hijos”.
[…]

Por José Luis Saavedra jueves 6 de agosto del 2015

Compartir esta noticia
66
Visitas

Setenta por ciento de los chilenos (me incluyo por cierto), es decir, la mayoría, de-saprueba la gestión y administración de la Presidenta Michelle Bachelet Jeria, y la delincuencia es el área con peor actuación del Ejecutivo. Algún integrante y asesor de La Moneda, esos que se pagan con negocios truchos con dinero de empresas privadas; uno de ellos, lo llamaré Karol de Palos, reflexionará y dirá “La culpa lo tienen las ollas y la sartén, producen ruido al ser golpeadas, se debería prohibir por ley, que los utensilios de cocina se usen para fines distintos”. Otro asesor expresará “La economía se encuentra estancada y en descenso, por las crisis internacionales, la culpa es de los gringos y los chinos”. Karol de Palos, sigue pensando “No entiendo que los chilenos, sean tan disconformitas, como no se alegran que mi gobierno les aumenten los impuestos, que como consecuencia, suban los precios de las cosas y que le sigan cobrando por educar a sus hijos”.
Otro asesor del Palacio de Gobierno hablará “La culpa de los desastres de Chile, no es la mala administración, o la mala gestión de mi gobierno, es del Padre del Clima, el Señor Cambio Climático, y de sus hijos la Niña y el Niño”. Sin embargo, del Congreso, salen igual a defender al gobierno, ya que son parte igual de él, de la Debutante Mayoría, uno dice “Chile no merece un Presidente con este nivel de desaprobación”. Otro llora (ese no, se enteró recién que debe rendir cuenta de sus asignaciones extras, por ello su lamento). Otro es amigo de Karol de Palos, piensa que no nos preocupemos por las encuentas, ya pasaremos agosto, y el próximo año tenemos Juegos Olímpicos, en Brasil y elecciones municipales en nuestro país. Siguen los cacerolazos (ollas y sartenes golpeados), la inseguridad se manifiesta en todo el país.
Se incorporó, a la manifestación pública y ciudadana, la cuchara, el cuchillo, el tenedor, la cuchara de madera, la espátula, desnatador, el cucharón, el colador, paleta, tenazas y el más cuerdo de todos, el rallador. Karol de Palos, no entiende, que lo que quiere la ciudadanía, bueno en honor, a la verdad, sí, entiende, pero no hace nada porque no le conviene, están en juego sus intereses. No se explica, por qué en vez de hacer ruido con cacerolas, miran televisión, especialmente TVN, ya que es una especie extinta de empresa estatal, y es de todos los chilenos. Piensa, Karol de Palos, es mejor, entretenerse viendo el programa cultural “La Poseída”, una mujer que se acuesta (por no decir, directamente, tiene sexo), con cualquier hombre que se le cruce, hasta el cura y el camarógrafo, pasan susto). O la telenovela opuesta, la Chúcara, esta es más difícil, para llevársela a la cama. No, mejor observar, Peppa la cerdita, es más actual, ya que existe tantos chanchos, que andan suelto. El mejor programa del canal estatal, es Lip Sync Chile, donde las mujeres se disfrazan y cantan como hombres y los varones se disfrazan y cantan como mujeres, pura cultura nacional. No, es más cultural, escuchar las noticias oficialistas, conducido por Amaro Gómez Pablos, con el sonsonete con acento español, como si estuviera viviendo hartos años en Madrid y no en Santiago de Chile. Bueno es mejor, reflexiona Karol de Palos, hacerme una sopita con la olla y un huevo frito con la sartén y tomar un vino con una copa, gravado con más impuesto ¡Salud!.