Necrológicas
  • Edith Villarroel Cárdenas
  • Nieves Martínez Mihovilovic
  • Aurora Cárcamo Urbina

La Ley de Pesca

A través de una moción parlamentaria, un grupo de diputados solicitó el pasado 6 de enero la nulidad de la Ley de Pesca aprobada en 2012,  conocida como Ley Longueira. La razón, según se indica en el proyecto, es que existieron presiones indebidas durante su tramitación sobre parlamentarios, entre otros sobre la ex diputada Marta Isasi y el senador Jaime Orpis, ejercida por grupos que buscaban beneficiarse con las modificaciones propuestas por dicha ley. Motivo de lo anterior es que se presentó el proyecto a la Cámara de Diputados, la que finalmente lo declaró admisible, derivándolo a las Comisiones de Constitución y de Pesca respectivamente.
[…]

Por Juan Morano domingo 31 de enero del 2016

Compartir esta noticia
64
Visitas

A través de una moción parlamentaria, un grupo de diputados solicitó el pasado 6 de enero la nulidad de la Ley de Pesca aprobada en 2012,  conocida como Ley Longueira. La razón, según se indica en el proyecto, es que existieron presiones indebidas durante su tramitación sobre parlamentarios, entre otros sobre la ex diputada Marta Isasi y el senador Jaime Orpis, ejercida por grupos que buscaban beneficiarse con las modificaciones propuestas por dicha ley. Motivo de lo anterior es que se presentó el proyecto a la Cámara de Diputados, la que finalmente lo declaró admisible, derivándolo a las Comisiones de Constitución y de Pesca respectivamente.

Relacionado con la aprobación de la Ley Longueira se encuentra el caso de Corpesca, donde está siendo procesado el Senador UDI Jaime Orpis. Se le imputan los delitos de cohecho, lavado de activos, facilitación de boletas falsas y fraude al fisco. Con esto se convierte en el primer parlamentario desaforado por el financiamiento de su campaña, por el pago habitual y permanente por parte de empresas al parlamentario y a la vez también revela la votación irregular en la Ley de Pesca, en la cual Orpis votó, no a favor de una mejor legislación, sino que defendiendo los intereses de sus financistas.

Si la anulación de la ley de pesca fuera posible y cumpliera con los efectos que queremos, yo estaría de acuerdo. De hecho, lo he demostrado en el trabajo legislativo en la Comisión de Pesca que integro, con las indicaciones e iniciativas presentadas, estando cerca de la pesca artesanal y no de las grandes empresas, sin embargo anular la ley es improbable. No olvidemos como se votó gran parte de su articulado, incluso por algunos de los parlamentarios que hoy desean anularla.

Me parece que lo eficiente y adecuado es modificar la ley de pesca profundamente, haciendo hincapié en aquellas materias que quedaron pendientes, aquellas en las que no se tuvo los votos suficientes para aprobar, por ejemplo que los recursos marinos estén a disposición de todos los chilenos y no de un grupo de personas o de empresas. Hay interesados en que se anule esta ley para poder ellos licitar, y ser ellos los nuevos dueños de los recursos de todos los chilenos a través de las cuotas. Pero eso no es lo que el país demanda.

No queremos para Chile nunca más empresas dueñas de nuestros bienes, de nuestros recursos naturales, queremos que sea el Estado quien efectivamente administre para y por todos los chilenos esos bienes, por lo que reitero que estamos por la modificación profunda de la ley de pesca, y para ello debemos contar con la iniciativa a la brevedad desde el Gobierno. El estudio encargado a la FAO, será un insumo más, hoy demandamos la voluntad política del Ejecutivo en ese sentido.