Necrológicas
  • Salvador Yeber Campos
  • Francisco Antonio Catalán Leiton
  • Silva González Cárcamo
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Nuestras razones

Por Jorge Abasolo lunes 5 de diciembre del 2016

Compartir esta noticia
81
Visitas

Aunque parezca paradojal, las mujeres muestran más conformidad con su sexo que los varones. 

Tal vez la poderosa razón de ser madres los llevan a no transar en ese sentido. Por nada del mundo quisieran ser hombres y de cada 100 mujeres, solo dos piensan que podrían ser mejor haber nacido  varón

En el caso de los hombres la variación es mayor. De cada cien varones, un 7 por ciento declara que se sentiría más feliz siendo mujer.

En lo personal me declaro feliz con el hecho de haber nacido varón. ¿Las razones?  Muchas, pero a continuación les confieso algunas:

– Las filas en los baños siempre son más cortas.

– En las peluquerías no te roban.

– Las conversaciones telefónicas duran 30 segundos.

– A los viejos amigos no les importa si has subido o bajado de peso.

– Puedes sentarte con las piernas abiertas sin importar lo que estás usando.

– En las películas los desnudos son casi siempre femeninos.

– Por el mismo trabajo, recibes más sueldo.

– Sabes hartas cosas sobre autos, rifles, pistolas y tanques.

– Para las vacaciones de una semana no necesito más de una maleta.

– Siempre hay fútbol los domingos.

– No tengo para qué testear la vida sexual de mis amigos.

– Mientras haces zapping no hay que detenerse cada vez que hay alguien llorando.

– Todos tus orgasmos son reales.

– Una guata de cervecero no te hace invisible al otro sexo.

– Todos los días hay fútbol en la televisión.

– La gente nunca echa miraditas a tu pecho cuando le hablas.

– No tienes que taparte la falda cada vez que subes una escalera en un lugar público.

– Puedes pasar a visitar a un amigo sin llevarle un regalo

– Un buen eructo puede ser hasta predecible.

– Con un mínimo de confianza puedes conversar y rascarte los genitales al mismo tiempo.

– Puedes prescindir del grupo para ir al baño.

– Tu apellido se queda.

– Puedes dejar la cama de un hotel sin hacerla.

– Cuando tu trabajo es criticado, no tienes que pensar que todos te odian en secreto.

– Te dan más crédito al menor acto de inteligencia.

– Nunca tienes que limpiar el baño.

– Puedes estar bañado y listo en diez minutos.

– En el sexo nunca tienes que preocuparte por tu reputación.

– Los proyectos de boda se arreglan solos.

– Tu ropa interior es más barata. Por mil pesos te puedes comprar un pack con tres calzoncillos.

– Ninguno de tus compañeros de trabajo tiene la capacidad de hacerte llorar.

– No tienes que afeitarte del cuello para abajo.

– Si tienes 34 años y eres soltero, a nadie le importa.

– Puedes meterte a un campeonato de mear, contarlo y pasar por divertido.

– Todo lo que tienes en la cara se queda del mismo color.

– Puedes disfrutar en silencio de un paseo en auto.

– Nunca tienes que preocuparte de los sentimientos de otras personas.

– Tres pares de zapatos son más que suficiente.

– Puedes decir cualquier cosa y no preocuparte por lo que dice la gente.

– Luis Miguel, Marco Antonio Solís o Tom Cruise no existen en tu universo.

– Te puedes quitar la camiseta cuando hace calor.

– No tienes que limpiar tu departamento cada vez que llega alguien.

– Los mecánicos no te mienten.

– Te importa un carajo si alguien se da cuenta o no de tu nuevo corte de pelo

– Puedes ver TV con un amigo en total silencio y durante horas, sin pensar “parece que está enojado conmigo”.

– Puedes tener un estado de ánimo al día.

– Sabes por lo menos 20 maneras de abrir una cerveza.

– Los zapatos nuevos no le hacen nada a tus pies.

– Las películas porno como que “están hechas para ti”.

– No tienes que recordar fechas de cumpleaños y/o aniversarios.